Beneficios de correr en grupo

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Salir a correr es una de las actividades físicas más populares en los últimos tiempos. Seguro que, en tu ciudad, ves todos los días a muchos runners recorriendo parques, calles y cualquier superficie que se le presenta por delante. Es una actividad que se puede practicar a cualquier hora, sin necesidad de instalaciones o equipamientos exigentes, y muchas personas salen a correr en solitario, sin tener que depender de terceros para ello. Pero, probablemente, cada vez veas a más gente que sale a correr con otros runners, y les va bastante bien. ¿Por qué hacen eso? Porque correr en grupo también tiene sus beneficios concretos. Si quieres saber cuáles son, aquí te los vamos a contar.

¿Por qué correr en grupo puede ser mejor que correr solo?

Como hemos dicho, hay mucha gente que sale a correr en solitario, ya que se puede hacer de un modo improvisado, y da mucha libertad. De hecho, muchos runners lo hacen así para aislarse un poco, pensar en sus cosas o, de otro modo, descansar la mente.

Pero una de las cosas típicas de los runners son los objetivos. Es normal ir marcándose metas cada vez más ambiciosas –dentro de un límite, claro–, y cuando se hace en compañía te pueden ayudar y puedes ayudar a los demás a conseguirlas.

Así que, para empezar por los beneficios de correr con más gente, ya tenemos uno importante: podemos progresar más que si lo hiciéramos en solitario.

Correr en compañía es más divertido

Si tienes un compañero o varios que corran a tu mismo ritmo, las carreras resultarán más amenas. Es verdad que, si corres solo, puedes ir escuchando música o la radio. Pero una buena compañía te mantiene más entretenido y alerta, lo cual es importante.

Además, tiene ese componente social de quedar con otra gente, ponerte al día y, después de terminar el ejercicio, irte a desayunar o a tomar algo. Esos momentos son tan divertidos o más que la propia actividad, y te ayudan a conseguir un estado mental más relajado.

Corriendo en compañía te mantendrás más alerta que en solitario

Aunque pueda parecer lo contrario, si corres con más gente estás más concentrado en la carrera y en el entorno que te rodea. Esto es algo esencial en temas de seguridad, sobre todo si corres por lugares que están transitados por peatones o por vehículos.

Lo normal cuando corres solo es que lleves algo de música para no aburrirte demasiado o para ayudarte a mantener el ritmo. Pero, incluso si no llevas nada para escuchar, tu grado de concentración y aislamiento te puede hacer perder la noción de lo que sucede a tu alrededor. Cuando vas corriendo con amigos o compañeros de entrenamiento, inconscientemente prestas más atención a lo que te rodea y a los riesgos que te puedes encontrar. Y es que, al igual que cuando caminas o comes con otras personas, te estás obligando a estar más despierto y alerta a lo que te dicen, a lo que hacen, a lo que miran, etc.

Puedes correr acompañado por amigos o por otros aficionados

Si tienes la suerte de que tu pareja o tus amigos son aficionados al running, puedes juntarte con ellos para salir a correr. Es un modo agradable de correr en compañía, ya que la confianza y la compenetración serán mayores que si sales a correr en grupo con desconocidos.

Pero esta otra opción también tiene sus pros. Y es que, si te apuntas a un grupo de runners a través de tu gimnasio, o de redes sociales, es probable que cuentes con un experto que lidere y dirija las actividades del grupo.

Esto te puede ayudar sobre todo cuando estás comenzando, ya que te indicarán cuáles son las pautas a hacerlo de un modo correcto y progresivo, con el fin de que no cometas errores que puedan llevarte a lesiones. Correr es divertido y saludable, pero ¡tienes que hacerlo bien!

Si quieres correr en grupo, ten en cuenta todos los aspectos

Aunque correr en grupo tenga enormes beneficios, como la motivación, el hecho de conocer gente con las mismas aficiones, correr de un modo más seguro o estar controlado por un entrenador que tenga experiencia, también hay otros aspectos que tal vez no tengas en cuenta y tienes que valorar.

  • Perderás gran parte de esa libertad tan atractiva de salir a correr:

Éste es un sacrificio que puede merecer la pena por todos los beneficios que te hemos nombrado anteriormente. Pero hay gente a la que no le gusta tanto.

Si corres en grupo, no siempre podrás decidir los días y las horas a las que sales a correr o, peor aún, no podrás decidir los recorridos que quieres hacer.

  • Correr en grupo te puede ayudar a desconectar, o no:

Socializar es algo muy beneficioso para la salud mental y, por eso, correr en compañía es algo que se recomienda para reforzar el estado psicológico, sobre todo cuando se tiene estrés en el trabajo o en otros aspectos personales.

Pero en tu caso puede que ya tengas una vida social plena, y que necesites esos momentos de running como vía de escape para pensar en tus propias cosas, para reflexionar o para, directamente, no pensar en nada y no hablar con nadie.

  • Tendrás que adaptarte a los ritmos y exigencias de los demás:

Si sales a correr con un amigo o con alguien de confianza, esto no es tan importante. Pero, en el caso de salir a correr en grupos más amplios, es probable que no todos tengáis el mismo ritmo y capacidad. Tanto si empiezas como si ya eres un runner experto, tendrás que ir acoplándote al ritmo del grupo, y esto puede perjudicarte en tus resultados o, contrariamente, suponerte demasiado esfuerzo y desmotivarte.

En conclusión, correr en grupo tiene un montón de cosas buenas que hace que mucha gente opte por esta alternativa a la hora de practicar running. Pero lo mejor es que lo valores todo antes de comprometerte con un grupo para salir a correr, no vaya a ser que los supuestos beneficios se conviertan en desventajas para ti y, en último caso, te desanimes para seguir corriendo y lo termines dejando.

 

Comentarios

compartir en redes