Recetas sanas para que te lleves al trabajo

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Seguro que muchas veces te ha entrado la duda sobre lo sano que es comer de tupper. Sobre todo, si te toca comer fuera de casa a menudo y tienes poco tiempo para comprar y cocinar tu comida. No te preocupes; no hace falta ser un gran chef para apañar unos ricos platos que se puedan llevar al trabajo, y muchos de ellos pueden ser muy saludables y nutritivos a la vez. Para ayudarte, te dejamos aquí unas recetas sanas de tupper para que te lleves a la ofi y seas la envidia de tus compañeros.

Cuscús con garbanzos e hinojo

El cuscús es una alternativa saludable y sabrosa a los frecuentes platos de pasta y arroz que asoman por nuestros tuppers. Tiene muchas vitaminas del grupo B y también es buena fuente de proteínas y antioxidantes.

Lo podemos utilizar como base para muchas recetas sanas de tupper para llevar al trabajo, y es muy fácil de preparar. Además, según con las cosas que lo acompañemos, no hará ni falta tirar de microondas, por lo que facilita aún más su consumo fuera de casa.

Hoy vamos a proponer una receta más fresca y ligera, ahora que vienen los meses más calurosos. Un plato completo, sabroso y ligero, que no te dejará con hambre ni te hará sentir pesado para terminar tu jornada laboral: cuscús con garbanzos e hinojo.

Para ello, ponemos a calentar aceite en una sartén y hacemos durante unos minutos el tronco del hinojo cortado en trocitos. Cuando ya esté suave y un poco caramelizado, le añadimos los garbanzos escurridos, unas aceitunas y un poco de zumo de limón.

El toque especial al cuscús se lo damos añadiendo un poco de zumo de naranja al agua en el que lo vamos a hidratar. Esos aromas cítricos de la naranja en el cuscús y el limón en los garbanzos realzarán el conjunto del plato, le aportarán frescura y te harán triunfar en el comedor del trabajo frente a tus compañeros.

Ensalada de pollo con soja

Las ensaladas son otra de las grandes respuestas a las comidas en el trabajo. Es cierto que una ensalada verde, en la que solo haya hojas y alguna hortaliza puede resultar poco saciante, aunque es muy fácil y rápida de preparar. Y, para cubrir las carencias de nutrientes que éstas tienen, mucha gente recurre a esas ensaladas ya preparadas que venden en el súper y que añaden pollo, pavo, queso, salsas, etc.

No es ésta una mala idea, pero siempre resultará más sana y más rica si la preparas tú en casa. Además, a la larga, también te puedes ahorrar un dinero y la podrás personalizar a tu gusto, añadiendo o quitando ingredientes y condimentos según sean tus apetencias.

La que aquí proponemos es una ensalada de pollo en la que el protagonismo verde se lo lleven las espinacas. Preparar éstas no tiene mayor secreto que lavarlas y escurrirlas. y, para el pollo, lo cortamos en tiras y lo sazonamos con sal y pimienta (u otras especias al gusto). Una vez que ya esté más o menos hecho en la sartén, le añadimos un chorrito de salsa de soja y, si tenemos a mano y apetecen, unos cacahuetes.

Para el aderezo, simplemente le puedes echar un poco más de salsa de soja o alguna otra salsa según sea tu gusto y tu dieta. Si no, el clásico y siempre eficaz aceite de oliva virgen hará su labor de manera solvente.

Si te ha gustado esta idea, piensa que también puedes hacerla con otras hojas verdes y, en lugar de pollo, con pavo también queda muy rica.

Frittata de espinacas, champiñones y tomates cherry

Las tortillas son uno de los platos más clásicos y socorridos de nuestra gastronomía. No hace falta que sea una tortilla española, sino que, para llevar al trabajo, pueden ser otras versiones más ligeras, con verduras y hortalizas.

Tal vez ya hayas recurrido a alguna variante de tortilla para meter en el tupper, pero qué tal si, en lugar de pelearte con la sartén y manchar media cocina, te pasas a la versión de horno, también llamada frittata.

Al igual que con las tortillas clásicas, aquí le puedes echar casi de todo, con los únicos límites de tu imaginación. Nosotros, para que te hagas una receta sana de tupper, te proponemos que recurras a las espinacas, champiñones y los tomates cherry. Rico y completo, ¿verdad?

Pon el horno a precalentar y, mientras tanto, corta los champiñones y los tomates en trocitos y saltéalos un poco con ajo. A continuación, añade las espinacas y los tomates, y dales un par de vueltas. Por otro lado, bate los huevos en un bol y añádele un poco de leche y sal. Mezcla todos los ingredientes en un molde y hornéalo todo durante media hora aproximadamente.

Este plato, aunque parezca que solo se puede comer caliente, está muy rica también en frío y es una receta sana de tupper ideal para llevar al trabajo. Pero, si la quieres a buena temperatura, siempre puedes meterla un ratito en el microondas y darle el toque de calor necesario.

Esperamos que estas tres recetas sanas de tupper os puedan resultar de agrado y que las disfrutéis. Como siempre, intentamos escoger recetas que puedan gustar a todo el mundo, que sean saludables y sabrosas y, lo más importante, que sean fáciles de personalizar. No siempre tenemos a mano todos los ingredientes, pero con un poquito de imaginación y sabiendo qué es lo que mejor le puede quedar, podemos conseguir variantes de estas recetas tan sanas y ricas como las originales.

Seguiremos proponiéndoos más platos sanos y fáciles como éstos, y si queréis aportar vuestras propias sugerencias, ¡ya sabéis que son más que bienvenidas!

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes