Alimentación TIC. Las tecnologías que revolucionarán el futuro

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Los avances científicos y tecnológicos son los que propician los mayores cambios en nuestro estilo de vida. Y, como no podía ser de otra manera, han influido enormemente en la producción de alimentos, en su conservación y distribución y, por supuesto, en nuestra alimentación. Pero el desarrollo científico no es el único que tiene su papel. Las tecnologías de la información y la comunicación también están adquiriendo su rol en nuestro modo de comer, y eso es lo que te queremos contar aquí: alimentación tic, la alimentación del futuro.

La aplicación de la tecnología y la ciencia en la industria de la alimentación busca, conjuntamente, una mayor eficiencia en el uso de los recursos, una mayor calidad y una mayor satisfacción por parte de los consumidores y clientes. Aquí te vamos a dar algunos ejemplos de cómo están influyendo en todos los procesos relativos a la producción y consumos alimentarios. ¡Algunos de ellos tal vez ya los tengas tan asumidos que ni te hayas dado cuenta!

Alimentación TIC, para reducir la manipulación humana de los alimentos

Cuando se habla del uso de los avances tecnológicos para reducir la intervención del hombre en la manipulación de los alimentos, siempre viene a la cabeza la presencia de robots y máquinas industriales que se encargan de esos procesos. Ésta no es una imagen alejada de la realidad, pero también hay más cosas que ayudan a evitar esa intervención, a través de aplicaciones TIC.

Muchas de ellas ya se están utilizando en establecimientos del sector de la hostelería, tanto en hoteles en los que la gestión digital y electrónica es la que permite interactuar a los clientes con los servicios ofrecidos, como en restaurantes y establecimientos de alimentación en los que existen máquinas para realizar los pedidos o los pagos.

La compra online también se está viendo influida por las TIC

Hacer la compra ya no es un proceso que se haga exclusivamente en persona. La evolución de las aplicaciones y de los dispositivos móviles ha influido mucho, así como los hábitos de los consumidores. Pero también lo está haciendo el internet de las cosas.

Ahora mismo, hacer la compra online es algo muy sencillo, y no solo desde el ordenador, sino desde cualquier dispositivo móvil. Pero la presencia de nuevos electrodomésticos que aporten información sobre los alimentos consumidos también será cada vez más frecuente, y esto no solo condicionará el modo de comprar, sino el modo de consumir de una manera más nutritiva y responsable.

Por el lado de la distribución también se irán aplicando cada vez más avances. Hay grandes marcas de comercio electrónico que van más allá en el uso de las aplicaciones para realizar envíos de alimentos de un modo mucho más eficiente. Reduciendo los procesos temporales de los envíos, no solo se permite una mayor rapidez en la entrega, sino también una accesibilidad a productos que antes se mostraban menos cercanos. Visto de otra manera, también se podrán comprar productos frescos locales más fácilmente, lo cual es genial para todos aquellos que deseen consumir de un modo más saludable y más responsable.

Alimentación TIC, una alimentación más controlada

Por último, cuando hablamos de alimentación TIC, tenemos que entender que su objetivo es conseguir una alimentación mucho más saludable. Por eso, muchas de las aplicaciones tecnológicas enfocadas al consumo de alimentos se centran en los aspectos nutritivos y medioambientales.

Esto, como no podía ser de otro modo, es una respuesta a las tendencias e inquietudes de los usuarios, que cada vez están más concienciados con su alimentación y, en general, con su estilo de vida.

De este modo, muchas aplicaciones ya se dedican al control de lo que se come, aportando información sobre los valores nutritivos de los alimentos, recomendaciones sobre la dieta y los hábitos e, incluso, sobre el origen de los productos.

En conclusión, que la presencia de las TIC en el sector de la alimentación no solo va a facilitar la vida del consumidor, sino que también va a perfeccionar los procesos, permitir una gestión más eficiente, mejorar los aspectos sanitarios y, por supuesto, ayudar a conseguir una alimentación y unos hábitos de vida más saludables.

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *