¿Quieres unas vacaciones plenas? En estos destinos relajantes lo conseguirás

  • Viajes
cat-icon-on-post

No nos engañemos. Desconectar no es fácil y muchas veces volvemos de las vacaciones más cansados de lo que nos fuimos. No dejes que esto vuelva a suceder. Si necesitas que tus pausas profesionales te recarguen las pilas por completo, tienes que buscar unos destinos relajantes de verdad, nada de medias tintas. Y si no sabes cuáles pueden ser éstos, aquí te dejamos unas propuestas que te seducirán y te renovarán física y mentalmente. Son lugares en los que disfrutarás de unas vacaciones plenas como las que te mereces.

Cahuita, en Costa Rica

Empezamos la propuesta de destinos relajantes en uno de los países que más se está poniendo de moda últimamente: Costa Rica. Y, concretamente, queremos recomendar Cahuita, una pequeña localidad muy cercana a la frontera de Panamá.

Aquí podrás sumergirte en un entorno completamente natural, incluso elegir qué tipo de escenario te gusta más. Porque lo bueno de Cahuita es que, además de ese horizonte dominado por el mar azul, tienes distintas opciones según sea lo que más te apetezca.

Al norte del pueblo tienes dos playas muy famosas. La primera, a tan solo 1 kilómetro, es Playa Negra, famosa por el color de sus arenas y porque aquí se puede practicar surf y otros deportes acuáticos. Un poco más allá de ésta se encuentra Playa Grande que, por estar más alejada del pueblo, está menos concurrida, por lo que podrás disfrutar de más privacidad y tranquilidad.

Al sur del pueblo, lo primero que te encontrarás es Playa Blanca, una preciosa playa de arenas claras que pertenece al Parque Nacional de Cahuita. Es una playa preciosa, pero tiene unos horarios de entrada limitados y hay que pagar. En la otra punta del parque se encuentra Puerto Vargas, otra playa un poco más grande. Y, si quieres, también puedes visitar el mismo Parque Nacional de Cahuita, donde puedes realizar senderismo, bucear, observar la flora y la fauna y, por supuesto, descansar y relajarte bajo el sol del Caribe.

Maldivas

Probablemente todos estemos de acuerdo en que las Maldivas son uno de los destinos relajantes más famosos del mundo. En serio, al pensar en vacaciones paradisíacas, seguramente se nos vengan a la mente imágenes de playas lejanas con el sol reflejado en un mar de aguas transparentes. Y nosotros, ahí, deseando que esa experiencia nunca se acabe.

Formado por cientos de islas, este país es el menos poblado de Asia, y también es el país más plano del mundo, ya que su pico más alto mide poco más de 2 metros… Si nuestro amigo Pau Gasol va allí y levanta la mano, ya lo supera.

Muchas de sus islas están deshabitadas y destinadas exclusivamente a resorts, por lo que te puedes imaginar que la calma que se respira en este paraíso es extraordinaria. Eso sí, hay que echarle unas cuantas horas en avión para disfrutar del premio, por lo que seguramente lo tengas que dejar para una ocasión especial.

La Bretaña francesa

Los destinos relajantes no tienen por qué ser todos en playas de ensueño a miles de kilómetros. Más cerca de nosotros tenemos muchas muestras, de estilos variopintos, y una de ellas es la Bretaña francesa.

Es un destino mucho más accesible y que se puede disfrutar incluso en una escapada de tres o cuatro días. Claro que, si son más, mucho mejor, porque las cosas para ver aquí son muchas.

Entre las visitas obligadas, se pueden considerar algunos lugares naturales espectaculares como la Pointe du Raz, los castillos de Fougères y Josselin o algunas de esas localidades llenas de encanto como Locronan, Rochefort-en-terre o Vannes. Sin duda, un viaje en el que la belleza de la región y los pueblos que parecen de cuentos de hadas harán que desconectes la mente y quieras repetir lo antes posible.

Hangzhou

Para terminar nuestra lista de destinos relajantes, volvemos al continente asiático, pero esta vez en busca de algo más exótico. De hecho, queremos llevarte a China, pero no a una de esas bulliciosas ciudades gigantes, sino a Hangzhou, una de las ciudades con mayor reconocimiento de todo el país, por su estilo slow.

Ojo, sigue siendo una ciudad muy poblada, con casi diez millones de habitantes, pero esto no quita para que puedas dejarte perder por sus jardines, visitando sus palacios y enamorándote del Lago del Oeste, el punto más popular de la ciudad.

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *