Elige el tipo de yoga perfecto para ti

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

El yoga es una actividad perfecta para trabajar cuerpo, mente y espíritu. Tonifica, flexibiliza tu cuerpo y tus articulaciones y es una experiencia absolutamente revolucionaria para tu estado físico, anímico y espiritual.

Si aún no lo has probado o no te lo crees, hoy te vamos a recomendar el tipo de yoga más indicado para tus necesidades.

Pruébalo y lo comprobarás.

Absolutamente todo el mundo puede practicar yoga. No importa edad ni condición. La mayoría de la gente que lo prueba ya no lo deja nunca.

El yoga es una disciplina no solamente física, esta parte es solamente una de las ocho ramas del yoga, que se deben cultivar de la misma manera que la actividad física. Quienes comienzan a practicar yoga lo hacen por las asanas o posturas, que es la tercera rama y están dirigidas a conseguir una postura correcta para la meditación. También centramos nuestra atención en los pranayamas o respiraciones, que constituyen la cuarta rama, y cada vez más, nos animamos a practicar yoga por la séptima rama, que es la meditación y cada vez está ganando más adeptos.

Practica y todo llegará

Con la práctica regular del yoga, empezaremos a sentir sus beneficiosos efectos en poco tiempo. Primero a nivel físico veremos cómo cada vez nuestro cuerpo responde mejor a cada postura, cómo cada vez llegamos un poco más lejos. También empezamos a observar nuestra respiración, y eso nos acerca a llegar a un estado de meditación, a cómo centrarnos en el momento presente, en un solo pensamiento (dharana, la sexta rama). Poco a poco podemos llegar a cultivar otras ramas, como son los niyamas o preceptos. Lo cierto es que la gran expansión a nivel mundial del yoga, ha hecho que toda la carga mística de esta práctica se diluya, y en general solamente se centre la atención en la ramas del yoga que ya hemos citado.

Hay un tipo de yoga para ti

Aún sin fijarnos en las ocho ramas del yoga, es cierto que esta práctica tiene efectos sobre nuestra forma física y nuestro estado anímico a niveles muy profundos. En todos los tipos de yoga las posturas son las mismas, lo que cambia es la dinámica de la práctica. Una de las finalidades concretas de la práctica de yoga es el desautomatizar los movimientos, y es esta práctica consciente la que nos acerca a la meditación, a mirar la vida de otra manera, a sentirnos más relajados y en general a experimentar una nueva conexión entre cuerpo y mente.

Lo que aquí conocemos como yoga se trata fundamentalmente del hatha-yoga, o yoga psicofísico, que aplica las técnicas de las asanas, pranayamas y los mudras y bandhas para aprovechar la energía de nuestro propio cuerpo. El resultado será una mayor vitalidad, una ordenación de los campos de energía. Combaten la mecanicidad y ensanchan la conciencia.

Si lo que quieres es ponerte en forma pero eres algo escéptico, te recomendamos que pruebes el vinyasa yoga o yoga flow, una variante del yoga muy dinámica en la que las asanas se van encadenando a través de las respiraciones. Se trata de un tipo de yoga en el que además de trabajar la flexibilidad y la fuerza, también harás trabajo de cardio, ya que su dinamismo y las respiraciones producen este trabajo. También se recomienda para personas que sean nerviosas y no consigan concentrarse al practicar otras variantes del yoga más pausadas.

El Ashtanga yoga se trata de una variante dinámica y a la vez muy exigente, ya que exige mucha fortaleza y resistencia. Se fundamenta en una secuencia específica de posturas vinculadas con respiraciones al igual que el vinyasa, organizadas en cuatro series. Cuando consigues hacer una serie completa es cuando puedes comenzar con la siguiente.

Con el kundalini yoga trabajaremos en mayor medida la parte espiritual. Se trata de una práctica más pausada, en la que las respiraciones y los mantras tienen un papel muy importante. El kundalini yoga relaja, equilibra nuestra energía, nos ayuda en la meditación y además nos pondremos en forma.

El yoga Iyengar se centra en los estadios más relacionados con la práctica, es decir, las asanas y los pranayamas. Para llevarlos a la perfección se emplean correas o ladrillos especiales, que también se usan para intensificar los resultados de cada asana. Para aquellos que tengan alguna lesión es el tipo de yoga más seguro.

Estos son solo algunos de los muchos tipos de yoga que se practican en Occidente, pero existen muchos más tipos y variantes que le darán una nueva perspectiva a tu práctica, acroyoga con posturas acrobáticas, el aeroyoga, que se practica suspendido en el aire o aqua yoga. Puedes probar todos los tipos hasta que des con el que mejor encaja contigo. Recuerda que no hace falta ser flexible, ni ágil, ni joven. Solamente basta con querer practicar para empezar con ello.

Pruébalo y esperamos que nos cuentes tus experiencias.

Comentarios

compartir en redes

One thought on “Elige el tipo de yoga perfecto para ti”

  1. ¡Qué post más chulo! El yoga es una disciplina que no solo nos ayuda a mantener una buena forma física, sino que es beneficiosa para nuestra mente. Por ejemplo, es muy útil para librarnos del estrés al que estamos sometidos, ya que hacemos un proceso de relajación que nos ayuda a controlar nuestras emociones y a despejar nuestra mente. Nosotros –Enciasgum- también hemos hablado de esta disciplina, y hemos mencionado algunos de los beneficios que aporta practicarla. Nos gustaría que le echarais un vistazo a nuestro post y nos dierais vuestra opinión. Os dejamos el link por si os animáis a pasaros: http://www.enciasgum.es/los-beneficios-del-yoga-para-controlar-el-estres-y-el-bienestar-general/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.