4 recetas al vapor para que cocines sano después de Navidad

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Todos sabemos que, entre cenas de empresa, reuniones con amigos y comidas familiares, las fiestas navideñas nos llevan a cometer excesos en nuestra dieta. Por mucho que intentemos controlar lo que comemos, al final, la báscula no miente y en enero tenemos que perder esos kilitos de más. Pero esto no significa ni que haya que pasar hambre ni que haya que comer cosas insípidas. Al contrario, hay un montón de platos que pueden serte útiles para recuperar la línea y, a la vez, satisfacer a los paladares más exigentes. ¿No nos crees? ¡Prueba con estas 4 recetas al vapor y verás!

Salmón al vapor con verduras

El salmón es uno de nuestros pescados favoritos, no solo por su sabor, sino por su versatilidad. Además, es uno de los más saludables, por lo que suele estar presente en multitud de dietas.

Aquí, en lugar de hacerlo a la plancha o consumirlo ahumado, que es como suele ser más común (aparte de los platos que lo presentan crudo), lo vamos a preparar al vapor. Para ello, solo hay que preparar la vaporera y dejar que se haga el salmón durante cinco minutos.

Claro que, así, el salmón quedaría un poco insípido, por lo que lo mejor es salpimentarlo al gusto y rociarlo con un poco de zumo de limón. También se pueden añadir otras especias al gusto, con las que darle un toque personal y, por supuesto, hacer algunas verduras al vapor para acompañarlo.

Receta al vapor de mejillones con limón

Los mejillones están muy ricos, y tienen mucho hierro, por lo que suelen recomendarse en distintas dietas. Al igual que el salmón, son un producto que se puede preparar de muchas maneras distintas, todas ellas apetecibles, y están disponibles todo el año.

La manera más sencilla de cocinar mejillones es haciéndolos al vapor. No quiere decir que sea la menos sabrosa, y también permite distintas variantes. La que aquí proponemos no requiere más que un poco de paciencia para limpiar los mejillones, un poco de agua y la cáscara de un limón.

Se pone el agua en la vaporera, con la cáscara de limón, y se colocan los mejillones encima. Cuando el agua rompa a hervir, se dejan diez minutos y, una vez que estén hechos, se tiran los que no se hayan abierto, se echa un chorrito de limón por encima de los que sí, y a disfrutar. ¡No hay receta al vapor más fácil que ésta!

Verduras al vapor

De entre todos los alimentos con los que preparar recetas al vapor, los primeros que vienen a la mente son las verduras y hortalizas. Además, son tan sanos y saludables que resultan ideales para descansar después de los excesos navideños.

Se pueden cocinar muchas verduras al vapor, según cuales sean las preferencias y gustos de cada uno. Un ejemplo básico y que suele funcionar muy bien es la combinación de coliflor, brócoli, patatas y zanahorias.

La preparación es bastante sencilla: se lavan y se cortan las verduras en trocitos, y se dejan en la vaporera entre veinte y veinticinco minutos. Un buen truco para que salgan más sabrosas es echarles un poco de sal gorda por encima en este momento. Y, cuando ya estén hechas, se le puede echar pimienta, o alguna otra especia al gusto, y un chorrito de aceite de oliva. Sin duda, ésta es una de las recetas al vapor más saludables que se pueden encontrar.

Receta de arroz al vapor

El arroz es uno de los ingredientes indispensables en la cocina. Es difícil encontrar a alguien al que no le guste el arroz y es algo que combina muy bien con todo. De hecho, es perfecto como base para recetas muy ricas y también funciona a las mil maravillas como acompañante de carnes, pescados y verduras.

Es cierto que el arroz es algo fácil de cocinar, y solo hace falta calcular bien las cantidades de agua y de arroz. Pero preparándolo al vapor, podemos conservar perfectamente todas sus propiedades nutritivas, a la vez que disfrutar de un plato saludable.

Si quieres preparar arroz al vapor, lo mejor es que lo laves primero, para quitarle el almidón. Luego, tienes que disponer el arroz en una vaporera adecuada, o en un colador, y dejarlo hacerse durante unos veinte minutos hasta que esté en su punto. Le puedes echar pimienta, perejil, comino, etc. y, después, solo tienes que acompañarlo con lo que más te guste, ya sean pescados, carnes o verduras.

Otras recetas al vapor que puedes preparar

Éstas son solo unas recetas al vapor básicas para que veas todas las posibilidades que te da la cocina al vapor. Además, no es necesario que todo lo que comas lo prepares al vapor. Aunque hiervas o comas a la plancha otras cosas, siempre puedes preparar algún acompañamiento al vapor, que nunca está de más para tonificarse un poco y comenzar el año con la mejor energía.

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.