Consigue tu bienestar practicando pole dance

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

¿Sabes lo que es el pole dance? Se trata de uno de los ejercicios con los que más trabajarás la fuerza, el equilibrio y la resistencia. Pero lo más importante es que es muy divertido.

Deja tus prejuicios a un lado y atrévete con este original entrenamiento.

Danza, acrobacia y técnica

La mayoría de nosotros cuando oímos hablar de pole dance nos vienen a la cabeza imágenes películas de Hollywood o de strip clubs, pero en realidad el pole dance es una disciplina deportiva y una forma de baile que tiene sus orígenes en distintas prácticas de la antigüedad, así como en la tradición circense. Uno de sus antepasados más claros es el palo chino, un poste algo más grueso que el que se emplea en pole dance y con la superficie de goma. Este palo se utilizaba para hacer impresionantes números en los que se desafiaba a la gravedad. Del circo pasó al cabaret y de ahí a identificarlo con bailes eróticos, pero el pole dance es mucho más que eso.

El pole dance o pole fitness empieza a contar con federaciones oficiales y hasta está luchando para convertirse en un deporte olímpico. Existen competiciones internacionales con categorías masculina y femenina. Y no es para menos. El pole dance combina técnicas de calistenia (ejercicio físico realizado con el peso corporal), acrobacia o danza para regalarnos increíbles figuras realizadas con el cuerpo humano.

También empezamos a verlo en espectáculos circenses adaptado a todo tipo de narraciones y acciones, ya que las figuras que se llegan a conseguir son de una impresionante potencia visual.

¿Te atreves?

Muchas veces en la búsqueda de regularidad en tus entrenamientos, es una muy buena idea el probar cosas nuevas, y el pole dance es una de estas disciplinas que no solamente te ayudarán a mantenerte en forma, sino que practicarlo es muy divertido. Tonificación, equilibrio, fuerza y elasticidad son los puntos fuertes del pole dance, ya que su práctica consiste fundamentalmente en levantar nuestro peso con los brazos y sostenerlo con los músculos del core. Pero la técnica también es muy importante, y eso solamente se consigue con entrenamiento y constancia. El pole dance también nos abrirá las puertas de otras disciplinas como las telas aéreas o el aerial hoop o aro aéreo, ambos ejercicios que desafían a la gravedad y en los que se practican movimientos acrobáticos y se consiguen impresionantes figuras.

Parece muy complicado, pero no lo es tanto. Cualquier persona puede comenzar a practicar pole dance y poco a poco conseguirá la fuerza y la resistencia requeridas. El bailarín y profesor de pole dance Ender Bonilla asegura que se trata de un ejercicio muy agradecido y que pronto se empiezan a notar los resultados no solo subidos en la barra, sino en tu cuerpo. No solamente tonificaremos los músculos y tendremos más fuerza, también mejorará el equilibrio y la coordinación, así como la propiocepción, esa facultad que nos hace ser conscientes de nuestro propio cuerpo respecto al espacio. Una práctica que además requiere de mucha atención y concentración, aspectos que ya sabemos que ayudan enormemente a la relajación, a la concentración y a la meditación, a la práctica presente.

¿Qué necesito para practicar pole dance?

Debido a la popularidad que está adquiriendo la danza en barra, cada hay más centros especializados y clases específicas de esta disciplina. Ahí encontrarás a profesores que con su paciencia y su experiencia te ayudarán a conseguir lo mejor de ti mismo sobre la barra. Empezaremos con un breve calentamiento en el que prepararemos a los músculos de brazos, piernas y core para el esfuerzo, y a continuación pasamos a la barra. Zapatos fuera. Es necesario llevar la mínima expresión de ropa, es decir un short y una camiseta de tirantes, ya que el contacto de la piel con la barra es un elemento fundamental en esta práctica. Además la ropa nos haría resbalarnos.

Practicar pole dance es todo un reto, físico y personal, que nos ayudará a plantearnos metas y objetivos y a recompensarnos cuando los conseguimos. Autoconfianza, autoestima y voluntad. Aprenderás a trepar, a volar y a sorprenderte a tí mismo haciendo increíbles acrobacias ¡Ah! Y lo más importante: diversión asegurada.

compartir en redes