Todos los beneficios de las aguas sulfurosas para tu organismo

  • Viajes
cat-icon-on-post

Los beneficios de las aguas termales son conocidos y aprovechados desde hace siglos. Los egipcios y los romanos sabían de las propiedades positivas de muchos balnearios naturales y la costumbre de acudir a ellos se ha mantenido desde entonces, con una afluencia cada vez mayor. Pero, dentro de las aguas termales, hay muchos tipos, y hoy os queremos hablar de las aguas sulfurosas, para que sepáis qué efectos tienen en la salud y dónde podéis disfrutar de ellas.

¿Qué son las aguas sulfurosas?

Las aguas sulfurosas son el tipo de aguas medicinales que tienen una concentración de sulfuro de hidrógeno superior a 1 mg/l. Este compuesto de azufre le da un olor característico al agua, no muy agradable, pero eso no impide que pueda aportar muchos beneficios a la salud.

Estas aguas son muy características de zonas ricas en tierras fangosas, y presentan también una mayor cantidad de calcio en las partes superiores, y de sodio en las inferiores.

Sobre su estado en los depósitos naturales, hay que decir que las aguas sulfurosas se pueden presentar como aguas hipotermales y como aguas hipertermales; esto es, la temperatura a la que brotan puede ir desde los 21° hasta los 75°, aunque es cierto que lo más habitual es encontrarlas a temperaturas más altas que frías.

¿Cuáles son las propiedades y beneficios de las aguas sulfurosas?

Como hemos dicho, este tipo de aguas presenta un montón de características que resultan beneficiosas para el organismo. De hecho, las propiedades del azufre, un mineral con gran presencia en nuestra corteza terrestre, son conocidas desde hace siglos, e incluso se utilizaba en tiempos de los egipcios como purificador. Aun así, hay que decir que también ha sido un elemento denostado históricamente, que ha llegado a ser relacionado con el demonio o el infierno por su mal olor.

Ahora bien, su presencia en las aguas termales, siempre que no sea en cantidades excesivas, sí que resulta positiva para mucha gente. Y es que las aguas sulfurosas se han demostrado eficaces en distintos tratamientos para afecciones dermatológicas, como la dermatitis, la psoriasis o el acné.

Los tratamientos a base de aguas sulfurosas también aportan beneficios a la piel, el cabello y las uñas, ya que favorecen la formación de queratina y colágeno, y también se les relaciona con resultados positivos para los pulmones y las vías respiratorias, sobre todo en caso de alergias, sinusitis y asma, ya que facilita la expectoración.

Muchas personas también han acudido a balnearios con aguas sulfurosas para tratarse otro tipo de problemas, más relacionados con el aparato locomotor, como reumatismos, artritis, artrosis o contracturas musculares, ya que estos baños producen un efecto antiinflamatorio y abrevia los tiempos de recuperación de daños óseos y musculares. De un modo similar, también pueden ser recomendables para afecciones circulatorias o, incluso, del sistema nervioso, debido a que tiene propiedades hipotónicas que relajan el cuerpo.

¿Están recomendadas para todo el mundo las aguas sulfurosas?

En términos generales, se puede decir que los baños y tratamientos en aguas sulfurosas son beneficiosos para todo el mundo. Del mismo modo, y aunque el tópico sobre el azufre siempre sea negativo, hay que decir que, si las aguas sulfurosas tienen un índice bajo de azufre, se pueden consumir como agua mineral. Esto, al menos al principio, hay que hacerlo de un modo controlado y mesurado, ya que hay personas que han presentado diversas reacciones cutáneas y respiratorias, por lo que lo mejor es consultar a un médico al respecto.

¿Dónde hay aguas sulfurosas en España?

En nuestro país tenemos la suerte de que hay muchos balnearios con aguas termales repartidos por toda la geografía, para todos los gustos y colores. Y, en lo que se refiere a aguas sulfurosas, son varias las opciones disponibles. Algunas de las más populares se pueden encontrar en localidades tan atractivas y pintorescas como Panticosa, Chiclana, o Caldes de Boí, entre otras.

Así que, ya sabes, si te apetece disfrutar de unos baños relajantes y saludables, a la vez que descubres todas las propiedades de las aguas sulfurosas, no tienes excusa. Con un trayecto de a lo sumo unas horas, podrás disfrutar de una nueva experiencia de bienestar que seguro que te va a encantar.

compartir en redes