Los pros y los contras del running urbano

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Desde un tiempo a esta parte, correr o hacer running, se ha convertido en una de las maneras más populares de estar en forma, sobre todo para los más urbanitas. Un ejercicio accesible para todos y que requiere un equipamiento muy básico.

Pero, ¿cuáles son los pros y los contras esta forma de entrenamiento tan extendida?

Empecemos por el principio: hacer ejercicio tiene muy pocos puntos en contra si lo hacemos de manera segura y con regularidad. Tiene en cambio muchos pros, así que comenzaremos por ellos, aún a riesgo de repetirnos, ya que una de nuestras misiones es animarte a que hagas ejercicio de manera regular como una de los pilares fundamentales para sentirte bien, para ese camino a Bienestar.

La ciudad es tu gimnasio

El primero de los puntos a favor del running urbano es que tienes toda una ciudad a tus pies para hacer ejercicio. Lo que significa que puedes entrenar al aire libre, equipado con tus mejores zapatillas y, si quieres, tu playlist favorita. Y ya está: sal a la calle y ponte a ello. Es tan fácil como esto, y eso es un pro importante, ya que facilita mucho el entrenamiento, además de que nos ayuda a disfrutar de nuestra ciudad, de nuestro entorno, y a la vez evitamos enclaustrarnos en el gimnasio.

Antes de empezar a correr debemos acordarnos de calentar debidamente, sobre todo ahora que viene el frío. El calentamiento forma parte del ejercicio, ¡no te lo saltes! Para eso la ciudad y el mobiliario urbano son perfectos. Nos ofrecen apoyos y la posibilidad de calentar de manera segura. La ciudad es tu amiga, y en tus entrenamientos también.

El running urbano ofrece la posibilidad de sentir y experimentar tu ciudad de una manera diferente, como un territorio que descubrir, encontrar nuevos y mejores recorridos y relacionarte de otra manera con tu barrio y tu ciudad.

Entrenar al aire libre siempre es una gran opción

Hacer deporte al aire libre tiene la ventaja añadida de que bajo los rayos del sol nuestro cuerpo produce vitamina D de manera natural, un compuesto fundamental para fortalecer los huesos y también nuestro sistema inmunitario. Algunos de los alimentos que consumimos nos aportan esta vitamina, pero la exposición a la luz solar es también una importante fuente de vitamina D.

Empiezan los días en los que comienza a anochecer cada vez antes y puede que si entrenas por las tardes no tengas la oportunidad de beneficiarte de los rayos del sol, pero sí que podrás respirar aire fresco si te acercas a un parque o a una zona en la que no haya mucho tráfico.

Correr en compañía

El running urbano nos aporta también la pertenencia a una comunidad de urban runners cada vez más grandes. Existen grupos de runners, quedadas para recorrer la ciudad corriendo y maratones, en los que siempre compartirás tu experiencia runner con otros aficionados, nuevos compañeros con los que podrás comentar metas, objetivos, necesidades problemas o consejos. Seguro que en tu ciudad hay una comunidad runner dispuesta a acogerte, a practicar contigo y hacer de tus entrenamientos una experiencia enormemente satisfactoria.

¿Contaminación? No, gracias

Ya ha llegado el primer y el gran contra del running urbano, que son los humos de los coches. El entrenamiento en la ciudad pasa por evitar estas emisiones, ya sea buscando parques, zonas peatonales, o salir a correr en horas en las que el tráfico no sea muy abundante. Aprovecha los días después de la lluvia, e incluso los días de lluvia utilizando un buen equipamiento impermeable para salir a correr. El aire estará más limpio y fresco.

Es posible evitar los malos humos conociendo estos trucos.

¿Frío yo?

Los meses de frío han llegado. Esto es un hecho, lo que no significa que tengas que dejar de entrenar al aire libre. Elige un vestuario que aisle del frío y corte el viento, y a la vez permita a tu organismo transpirar correctamente. No dejes que las bajas temperaturas te obliguen a quedarte en casa. El ejercicio te aclimatará posiblemente para todo el día y fortalecerá tu sistema inmunitario.

Correr en la ciudad es un ejercicio accesible y que te descubrirá nuevos mundos sin tener que salir de tu barrio. O sí. Tu eliges. Si te decantas por el running en tu ciudad recuerda que los contras se pueden evitar y controlar para que tu experiencia runner sea lo más positiva posible. No lo dudes más, ponte tus zapatillas y ¡a correr!

compartir en redes