post banner image

Busca tu mejor momento para la meditación

  • Mente
cat-icon-on-post

Insistimos. La meditación es una práctica que nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos, nos ayuda también a estar relajados y conectar cuerpo y mente.

Si la practicas con regularidad descubrirás los efectos positivos de este cambio mental. Pero, ¿cuáles son los mejores momentos para meditar? Hoy te lo contamos todo.

En Vive0,0 hablamos mucho de meditación y no nos cansamos de recomendarte que la pruebes si es que aún no lo has hecho y que la practiques. La meditación es una práctica que se está extendiendo cada vez más por sus numerosos beneficios a nivel mental. Beneficios que también repercuten en nuestro estado de salud, ya que al ayudar a eliminar el estrés de nuestras vidas, notaremos una mejora en nuestra salud.

Dicen que nos hace segregar endorfinas, la hormona de la felicidad, que mejora la presión arterial y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Mejor dicho, meditar hace que nuestras funciones principales no se vean alteradas por los estragos que causan el estrés y la ansiedad en nuestro organismo.

¿En qué consiste la meditación exactamente?

Meditar no se trata de parar tus pensamientos, se trata de que cambies tu relación con tus pensamientos y tus sentimientos y aprender a verlos con perspectiva. Ahí va un buen ejemplo: imagínate a ti mismo ante una carretera con mucho tráfico. Los coches que pasan representan tus pensamientos. El movimiento del tráfico nos hace sentir intranquilos, incluso a veces intentamos intervenir o hacerlo parar. Cuando meditamos lo que estamos haciendo es ver a esos coches pasar con perspectiva y de manera natural nos sentimos más relajados y aliviados. Esta es la esencia de la meditación, escuchar a tu mente y a tu cuerpo, sentir el suelo bajo nuestros pies y retomar el contacto con el momento presente, el ahora.

Encuentra tu rutina

Construir hábitos saludables necesita de tiempo, práctica y regularidad. La meditación es una práctica que requiere entrenamiento para conseguir la habilidad de concentrarnos completamente. Respirar, escuchar nuestra respiración y concentrarnos en ella, en nuestro cuerpo y en nuestra mente.

Es importante dedicarle un tiempo cada día a preguntarte cómo te sientes, a encontrar respuestas. Intenta introducir la meditación en tu rutina para entrenar tu mente a la concentración. Necesitas un mínimos de tres minutos, y partir de ahí todo el tiempo que quieras dedicarte a ti mismo.

Empezar bien el día suele garantizar tener un buen día, por lo que un buen momento para la meditación puede ser por la mañana, antes de comenzar tus actividades. Levantarse, ducharse, meditar, desayunar, lavarse los dientes, … Lo importante es convertir tu práctica en un hábito diario. No necesitas mucho más que un poco de tranquilidad y tres minutos sin hacer ninguna otra cosa.

Si eres de los que les cuesta levantarse y por la mañana no estás demasiado lúcido, puedes encontrar un momento de vuelta a casa para terminar el día con una sesión de meditación. Busca tu lugar, un enclave tranquilo y donde puedas tener una cierta intimidad. Tu casa, un parque e incluso el autobús cuando hayas conseguido más soltura, sirven.

A veces no es fácil: hay a quien esta concentración le cuesta más y a quien le cuesta menos. Si te sientes distraído no te preocupes, meditar es una habilidad que requiere concentración muy especial, por lo que irás aprendiendo poco  a poco y con entrenamiento a llegar a este estado cada vez más fácilmente y más rápido. Meditar, concentrarnos en nosotros mismo, dedicarnos unos minutos a escucharnos puede resultar verdaderamente relajante y a corto plazo comenzarás a notar los resultados.

Si tienes dificultades puedes buscar clases o sesiones de meditación en grupo en tu ciudad. Esto te ayudará no solamente a aprender cómo, dónde y cuándo es tu mejor momento, sino que te ayudará a resolver dudas y a conocer los principales problemas que se encuentra la mayoría de la gente cuando se para a sentir su propia respiración. La tecnología también está de tu parte, aunque parezca una contradicción, internet te puede ayudar con tus sesiones de meditación. Existen numerosas aplicaciones con meditaciones guiadas, con recordatorios para que no pierdas la regularidad en tus sesiones y con todo tipo de herramientas que te facilitarán las prácticas.

Emprender el camino a Bienestar está en tu mano. Con o sin smartphone dedicar unos momentos a escucharte a ti mismo es una buena idea. Pruébalo y nos cuentas.

compartir en redes