Cuidarte y estar en forma no es tan complicado

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

De hecho es fácil, lo que no significa que nos vaya a costar un pequeño esfuerzo. Hay quien piensa que estar en forma está solo al alcance de unos pocos, pero no solamente es más fácil de lo que pensamos, sino que es muy positivo para nuestra salud y nuestro estado de ánimo.

Hacer ejercicio de manera regular tiene numerosísimos efectos positivos para nuestra salud y para nuestro estado anímico.

Estar en forma para llegar a Bienestar. Sigue leyendo y te contamos cómo introducir las mejores rutinas en tu día a día para poner a punto tu cuerpo.

No es cuestión de belleza ni de cánones estéticos, es cuestión de salud. Es cierto que un cuerpo saludable suele ser bonito, cuando nos encontramos bien tenemos mejor cara, y nos sentimos mejor, y eso siempre nos gusta. Pero, ¿qué es estar en forma y cómo conseguirlo?

Lo importante es sentirse bien

La expresión estar en forma no suena muy científica, y de hecho no lo es, pero sí que existen una serie de estándares que nos dicen si gozamos de un buen estado de salud físico y mental, que es lo que nos hace sentirnos bien. Estar en forma y gozar de buena salud, no son necesariamente sinónimos, pero sí están muy relacionados, ya que el deporte y la actividad física nos ayudan a mejorar nuestro estado de salud a todos los niveles, y esto nos hace estar en forma.

¿Te sientes fatal después de hacer un esfuerzo físico? ¿Al día siguiente de una agradable caminata por el campo no te puedes ni mover? Si la respuesta es sí, debes ponerte manos a la obra. Estar en forma significa que puedes hacer estas cosas sin resentirte después. Cuando hacemos deporte con regularidad, nuestros músculos están preparados para el esfuerzo, nuestro sistema respiratorio también. El ejercicio mejora nuestro sistema inmunológico, fortalece nuestros huesos, nuestra flexibilidad y también mejora el estado emocional de las personas. Todo esto es lo que podemos entender como estar en forma: un correcto funcionamiento de los sistemas respiratorio, cardiovascular, digestivo y hormonal, del aparato locomotor, así como el equilibrio psicológico.

El triángulo del bienestar

Alimentación, ejercicio y descanso. Estas son las tres claves para estar en forma. En el triángulo equilátero del bienestar debemos darle la misma importancia a sus tres lados.

Cuidar la alimentación, es decir, comer sano, moderando ingesta de azúcares, grasas y carnes rojas y equilibrando frutas y verduras, proteínas e hidratos de carbono en cada comida. Que te aconsejamos que sean cinco al día, para mantener el sistema digestivo activo y no provocar picos en nuestros niveles de azúcar.

En cuanto al ejercicio, La OMS recomienda dedicar un mínimo de 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien de 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas. Elige el deporte que más te guste, el que más te divierta. Siempre repartida y regular, respetando nuestros límites y capacidades, el ejercicio es uno de los pilares de una buena salud. No nos cansaremos de decirlo.

Después del ejercicio y de un largo día de actividad, el descanso es fundamental, para preparar a nuestro cuerpo y nuestra mente para el día siguiente, para reponer fuerzas y afrontar la nueva jornada con energías renovadas, a pleno rendimiento. El descanso también regula nuestros niveles de hormonas, y esto repercute en el humor y el equilibrio físico, emocional y psicológico. Descanso no es sinónimo de pereza, es un derecho y una necesidad que todos tenemos para gozar de una buena salud.

Cuidar de estos tres aspectos de nuestra vida nos facilitará el estar en forma, o mantenernos en forma en todos los aspectos. Olvídate de superalimentos, smoothies que desintoxican y demás. Cuidarse es esto. Prestar atención a tu cuerpo, alimentarlo de manera correcta, usarlo, mejorar sus capacidades y descansar para reponer fuerzas. ¡Ah! E hidratarlo.

Si aún no has comenzado, hazlo hoy mismo. Tómate tu tiempo para mimarte y darle a tu cuerpo lo que necesita. Como te hemos dicho no es tan complicado. Encuentra un momento a la semana para aprovisionarte de alimentos saludables, aprovéchate de todos los consejos gastronómicos que te damos en Vive 0,0, haz ejercicio, viaja y cuídate, mímate mucho. Verás cómo estar en forma no solamente no es difícil, sino que es placentero y nos conduce a Bienestar.

compartir en redes