Todo sobre tu core: beneficios de trabajarlo.

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Muchos de los entrenamientos que practicamos ponen su acento en el trabajo del core.

Pero ¿qué es el core y por qué es importante trabajarlo?

Hoy te vamos a contar todos los secretos sobre el core y cómo trabajarlo para obtener los mejores resultados en tus entrenamientos.

Core significa núcleo en inglés, y es a esto a lo que se refiere anatómicamente hablando: el núcleo de nuestro cuerpo o el torso, todo lo que no son las extremidades. Sus músculos más importantes se encuentran en el área del vientre y las partes media y baja de la espalda, excluyendo los hombros. De manera periférica, también incluye a las caderas y el cuello. Los principales músculos que conforman el core serían: el suelo pélvico, los transversos del abdomen, el multífido, a ambos lados de la columna, los oblicuos interno y externo del abdomen, los rectos, el erector de la columna, el longísimo de la espalda y el diafragma. Los músculos secundarios incluirían el músculo dorsal ancho, el glúteo mayor y el trapecio.

Como puedes ver, el core es una parte muy importante de nuestro cuerpo, de la dependen los movimientos funcionales, por lo que si está desentrenado estaremos más predispuestos a sufrir alguna lesión. El core también tiene un importante papel en nuestra estabilidad y el control de la postura. Estos músculos además favorecen la transmisión de movimientos desde los miembros inferiores a los miembros superiores.  Se trata de músculos que además cumplen una importantísima función que es proteger la columna vertebral, que soporta múltiples cargas a lo largo de todo el día.

Hay que trabajarlo, pero también es muy importante cuidarlo

El trabajo del core es necesario para estar en forma, y para prevenir posibles lesiones o dolores de espalda. Es fundamental en los movimientos cotidianos, ya que es el responsable de nuestro equilibrio, la estabilidad y el control de la postura. Si tenemos problemas de espalda deberemos hacer especial hincapié en el trabajo del core para evitar dolores.

Hay muchas maneras de hacer hincapié en esta parte del cuerpo tan importante, ya que al hacer ejercicio inevitablemente estamos trabajándolo. Siempre es recomendable ponerse en manos de un profesional para que nos indique cuáles son los ejercicios que debemos realizar para trabajarlo de forma eficiente y segura.

Elige tu actividad favorita

Se dice que para gustos hay colores, y también deportes. Podemos disfrutar de muchas actividades y a la vez trabajar el core. No olvides consultar a un especialista para saber cuál es el mejor entrenamiento según tus necesidades, pero el abanico es muy amplio.

La natación es el rey de los deportes para cuidar de los músculos abdominales, los trapecios, glúteos y en general todos los músculos que intervienen en la regulación del equilibrio y la postura. El medio acuático es un plus en lo que a equilibrio y propiocepción se refiere.

El functional training o entrenamiento funcional es uno de los mejores aliados para entrenar el core, si lo que queremos es evitar dolores o lesiones en la espalda. Se trata de una clasificación de ejercicios para entrenar nuestro cuerpo orientado a realizar de manera más eficiente los movimientos cotidianos y algunas actividades o deportes concretos. Optimizar nuestros movimientos para evitar fatigas, dolores y sobreesfuerzos es la clave de estos entrenamientos funcionales.

El postural training, o lo que es lo mismo, entrenar nuestra postura mediante ejercicios personalizados también puede ser una buena solución para cuidar la zona central de nuestro querido cuerpo, el núcleo, el core. Se trata de fortalecer los músculos que se encargan de mantenernos erguidos y en equilibrio, algo muy sencillo, pero enormemente importante en el día a día. De la misma manera, podemos decir que hacer postural training es cuidar de nuestro core.

El Vinyasa yoga y otros tipos como el Iyengar o el Ashtanga yoga, también son ejercicios perfectos para trabajar el core, ya que muchas de las asanas que se practican ponen un especial acento en el trabajo de esta zona clave para nuestro movimiento, y por qué no decirlo, para lucir una figura atlética.

Ahora que ya conoces la importancia de cuidar los músculos del core y los beneficios que eso conlleva, cuídalo conscientemente y ¡cuéntanos cómo lo haces!

compartir en redes