Despierta toda tu energía con el Kundalini yoga

  • Mente
cat-icon-on-post

Kundalini es una energía intangible que vive en nosotros, y se representa como una serpiente que duerme en la base de nuestra columna. El Kundalini yoga ayuda a despertar a esta serpiente y la lleva hacia nuestro chakra superior para conseguir la unión de cuerpo y espíritu.

Si todo esto te suena muy raro, hoy vamos a repasar estos conceptos para que descubras el yoga de la energía y la conciencia.

Mens sana in corpore sano

En Vive0,0 queremos mostrarte las numerosas maneras de llegar a Bienestar, que siempre pasan por cuidarnos y cuidar nuestro cuerpo, explorar dentro y fuera de nosotros para conocernos mejor. El yoga es una disciplina que aúna muchos de los caminos para llegar a Bienestar, ya que además de ponernos en forma, practicamos un ejercicio consciente, nos relaja y nos ayuda a sentirnos bien. Esta antiquísima práctica procedente de la India se ha extendido en Occidente por todos sus beneficios, y al igual que la meditación, en gran parte ha sido porque poco a poco se ha ido desprendiendo de la religiosidad o espiritualidad originaria, para adaptarse a la sensibilidad Occidental.

Mens sana in corpore sano. Una mente sana comienza por un cuerpo sano, y viceversa. El Kundalini yoga, también conocido como el yoga de la conciencia, es un tipo de yoga que a través de diferentes herramientas nos ayuda a trabajar nuestro cuerpo y nuestra mente para conseguir este bienestar integral, una unión de cuerpo, mente y espíritu.

Despertar a la serpiente

Kundalini es la energía primordial que vive en nosotros, es una serpiente que está dormida en la base de nuestra columna, enroscada en el muladhara, el primero de nuestros siete chakras. Al practicar el Kundalini yoga, esta serpiente despierta, se desenrosca y recorre los siete chakras hasta el superior, sahasrara, activando así nuestra energía cósmica, alinea y equilibra los chakras y limpia los nadis, los canales del cuerpo sutil a través de los que fluye la energía y el prana, el aire inspirado.

Lo que hoy conocemos en Occidente como Kundalini yoga es una síntesis de diferentes tradiciones y técnicas que incluyen los fundamentos del hatha yoga, con la respiración y las asanas, del kriya yoga, autodisciplina y meditación, así como las técnicas de visualización y los mantras. En este tipo de yoga se utilizan las diferentes asanas, respiraciones (pranayamamas), bandhas o bloqueos energéticos que se consiguen contrayendo ciertos músculos, mantras y gestos manuales (mudras) para canalizar la meditación.

Asanas, pranayamas, bandhas, mudras y mantras

Todos los tipos de yoga físico que practicamos en Occidente utilizan las mismas asanas, con una importante presencia de la respiración como impulsora del movimiento y la energía. En Kundalini yoga cuando llegamos al capítulo de los mantras, uno puede mostrarse más escéptico, pero a nivel físico la vibración que emitimos al realizar estos cánticos (por ejemplo el famoso ooohmm) resulta relajante y positiva para nuestro cuerpo, además de ayudarnos a fijar la atención y la concentración en nuestro propio cuerpo, en la práctica consciente.

La respiración, los pranayamas, son un elemento muy importante en este tipo de yoga, ya que son los encargados de limpiar los nadis para ayudar a despertar la energía Kundalini. En cuanto a los bandhas o bloqueos energéticos se trata de la contracción de tres puntos concretos del cuerpo para regular el paso de la energía. Uno de ellos, el mulbandh, sirve para fortalecer el suelo pélvico, ese gran olvidado y que debemos cuidar.

Estas técnicas están concebidas para preparar a nuestro cuerpo, a nuestro sistema nervioso y a nuestra mente para el despertar de la energía  para una práctica totalmente consciente. Es por esto que en Kundalini yoga se practican diferentes kriyas, que son series concretas que han de practicarse durante periodos concretos de tiempo. Estos kriyas tienen objetivos concretos, como la estimulación del sistema inmunológico o para equilibrar los chakras.

Si bien la carga espiritual del Kundalini yoga es muy fuerte, existen evidencias de que este yoga es beneficioso para nuestro cuerpo y nuestra mente. El Kundalini estabiliza las emociones a través de la química del cuerpo, ya que mejora los sistemas glandulares e inmunológico, aporta paz y claridad mental.

Ya ves que hay numerosos tipos de yoga, y seguro que hay uno perfecto para tí. Tal vez el Kundalini sea el tuyo.

compartir en redes