kBox o entrenamiento isoinercial: la física está de nuestra parte

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Parece una palabra muy extraña, pero hoy vas a ver rápidamente cómo eso del entrenamiento isoinercial no es tan complicado y cómo la kBox puede llegar a ser tu mejor aliada a la hora de mantenerte en forma.

Aumentar tu rendimiento, prevenir de lesiones o rehabilitarlas son solamente algunos de los pros de este entrenamiento.

¿Qué es y cómo funciona?

kBox es una plataforma de entrenamiento que utiliza la inercia producida por su volante de inercia para aumentar la efectividad de los entrenamientos de fuerza y resistencia. Es decir, la mayoría de los entrenamientos de fuerza (pesas, barras o discos) utilizan la fuerza de la gravedad como resistencia, pero en el caso de la kBox, las aceleraciones producidas por su volante de inercia proporcionan una resistencia ilimitada y variable, ofreciendo a sus usuarios una tensión muscular constante en todo momento.

Para que nos entendamos, la kBox funciona exactamente como un yoyó pero invertido, lo que nos permite alcanzar con facilidad lo que se conoce como “sobrecarga excéntrica”.

Según nos cuenta Alex Bonell, consultor en Exxentric, los fabricantes oficiales de la kBox en todo el mundo, existen básicamente tres tipos de contracciones musculares a la hora de hacer ejercicio: contracción concéntrica, isométrica (ausencia de movimiento) y excéntrica. Pues bien, con la kBox puedes trabajar todos estos tipos de contracciones musculares, pero lo más importante es que puedes “sobrecargar” la fase excéntrica del movimiento. Para llevar a cabo esta sobrecarga, se utiliza ya sea la ayuda de una tercera persona que te ayude o bien con la ayuda de músculos auxiliares. Un ejemplo muy claro sería el curl de biceps brachial. Podemos visionar cómo es este movimiento cuando llevamos un vaso desde la boca hasta apoyarlo en la mesa: en este caso el bíceps braquial se contrae excéntricamente. Para sobrecargar dicho músculo durante el entrenamiento, el usuario utilizará la fuerza de las piernas para tirar de la barra, produciendo una fuerza mucho mayor a la que pudiera producir utilizando sólo los brazos, pero luego absorberá toda esta energía con los brazos sin la ayuda de las piernas.

¿Por qué usar la kBox?

El sistema isoinercial está pensado para reducir el impacto de los ejercicios de fuerza y la preparación física en general. Está dirigido a todo tipo de público, ya que las intensidades son regulables, pero su uso es recomendable también para prevenir lesiones y en terapias de rehabilitación.

Esta plataforma nos permite realizar numerosos ejercicios y fortalecer y tonificar de manera funcional, previniendo las lesiones, ya el entrenamiento isoinercial amplía el umbral de rotura de los músculos. Es muy usado por futbolistas para prevenir la lesión de isquiotibiales, pero también lo practican jugadores de basket, surfistas y todo tipo de deportistas por las numerosas posibilidades que ofrece.

No es casualidad que cada vez se vean estas máquinas en los gimnasios, ya que ofrece una forma divertida y sorprendente de entrenamiento. Por lo que añadimos los beneficios que nos proporciona el ejercicio físico regular a una manera novedosa y respetuosa con nuestro cuerpo para nuestra rutina y ya tenemos suficientes razones para apuntarnos al entrenamiento isoinercial.

Un método con historia

El uso del entrenamiento isoinercial se remonta a los años veinte, concretamente en 1924, cuando la NASA empezó a estudiar los efectos de dicho entrenamiento para ayudar a minimizar la sarcopenia o pérdida de masa muscular inducida por la ausencia de gravedad en el espacio. Más tarde se empezó a estudiar los efectos de este entrenamiento en la Tierra, y fue en 1991 cuando científicos suecos desarrollaron el primer dispositivo comercial en el Instituto Karolinska. Más tarde en 2000, Fredrik Correa se une al grupo de investigación de tecnología isoinercial (también en el Instituto Karolinska) junto a Märten Fredriksson. Y fue en 2011 cuando se fundó Exxentric. Hoy ya van por la cuarta generación de dispositivos isoinerciales comercializados bajo el nombre de kBox.

Si estás buscando una manera de optimizar tus entrenamientos para mejorar tanto tu rendimiento como tu fuerza y tu postura, la kBox puede ser tu nueva gran aliada. Esta plataforma es perfecta para ponerse en forma o como complemento a tu deporte favorito. Como ves, la física siempre está de nuestra parte.

¡Pruébalo y nos cuentas!

compartir en redes