Alimentación alternativa. Éstas son algunas opciones que puedes probar para cambiar tu dieta

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

En los últimos años, ha crecido mucho la preocupación de la gente por llevar un estilo de vida más sano y saludable. Una buena manera de empezar a hacerlo es cambiando la dieta, que, en muchas ocasiones, no es todo lo beneficiosa que debería. Si es tu caso, y estás buscando un tipo de alimentación alternativa que pueda ayudarte, has llegado al lugar adecuado. Aquí vamos a presentarte algunas de las opciones que puedes probar para cambiar tu dieta.

Dietas que puedes llevar para una alimentación alternativa

Para llevar una alimentación alternativa, que te ayude a conseguir un estilo de vida más sano y saludable, son varias las opciones que puedes tomar. Algunas de ellas son más conocidas, y otras son opciones que se han dado a conocer de un modo más amplio en los últimos años.

La primera y más conocida es la dieta vegetariana. Este tipo de alimentación no es nuevo, ni mucho menos, ya que es algo que se practica desde hace mucho tiempo. De hecho, la primera asociación vegetariana conocida, la Vegetarian Society, se fundó en 1847, aunque es cierto que las alimentaciones que restringían el consumo de productos de origen animal son mucho anteriores, y se conocían bajo el nombre de dietas vegetales, o dietas pitagóricas.

A grandes rasgos, la dieta vegetariana es aquella que excluye la carne y el pescado. Decimos a grandes rasgos porque, a partir de ahí, hay diferentes variantes según el rasgo de restricción sobre determinados alimentos.

Algunos de los vegetarianos menos estrictos sí que incluyen el consumo de pescado en su dieta, y se suelen denominar pescetarianos. Aunque los casos de variantes a partir del vegetarianismo suelen derivar, precisamente, hacia el lado contrario. Por ejemplo, los que no incluyen ningún tipo de carne ni pescado, pero sí comen huevos y productos lácteos, son ovo-lacto vegetarianos. Los que sí comen huevos, pero no leche, son ovo vegetarianos y, al revés, cuando no comen huevos, pero sí lácteos, son lacto vegetarianos.

También es frecuente que mucha gente evite el consumo de cualquier producto de origen animal, ni carne, leche, huevos o miel. A estos practicantes de un vegetarianismo más estricto se les conoce como veganos, y son un grupo cada vez más numeroso.

Otra variante de la dieta vegetariana es la conocida como dieta flexitariana. En este caso, el tipo de alimentación es vegetariana en su mayor porcentaje, aunque sus practicantes sí que consumen carne o pescado en cantidades reducidas, hasta un 20% de la alimentación total.

Pero no se queda aquí la cosa. Si estás buscando una alimentación alternativa y aún no estás conforme con las que te hemos contado, tienes más opciones.

Otros tipos de alimentación alternativa

Uno de los tipos de alimentación alternativa más populares es la dieta macrobiótica. El impulsor de esta dieta, que realmente va más allá de la alimentación, fue el filósofo japonés George Ohsawa, el cual basó todo su sistema en el concepto del Yin y el Yang, para buscar un equilibrio en los alimentos que se consumen y llegar al bienestar físico y mental completo.

La dieta macrobiótica, en términos básicos, restringe alimentos como las carnes rojas, las carnes de ave, los azúcares, conservantes, colorantes, las especias o los huevos no fecundados, entre otros. En los términos más estrictos de esta dieta, también se limita la ingesta de líquidos, tanto en variedad –solo agua y té natural–, como en cantidad.

Por el contrario, lo que sí promueven y defienden es el consumo de alimentos naturales, ecológicos y, en la medida de lo posible, alimentos de proximidad, cultivados cerca del lugar de consumo y, del mismo modo, de temporada. Se podría decir, en resumen, que la dieta macrobiótica aboga por el consumo de granos de cereales integrales, legumbres y verduras cocidas.

Tampoco queremos terminar este artículo sin nombrar a los frutarianos, cuya alimentación, como bien dice su nombre, se centra en el consumo de frutas. Los hay más flexibles y más estrictos también en esta corriente, ya que algunos de ellos prefieren consumir solo las frutas que ya hayan caído de forma natural, evitando recogerlos para no disturbar a la planta o al árbol.

Si estás buscando una alimentación alternativa que pueda ayudarte a mejorar tu estado físico y mental, éstas son las opciones más populares que puedes encontrar. Pero, como siempre, te recomendamos no solo que te decantes por la que te haga sentir más cómodo, sino que también tomes las precauciones necesarias y acudas a un médico o nutricionista, con el fin de evitar cualquier riesgo para tu salud.

compartir en redes