Bienvenido al Vinyasa yoga, el yoga más enérgico

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

¿Eres de los que piensan que practicar yoga es aburrido? Puede ser que entonces no conozcas el Vinyasa yoga, el estilo de yoga más enérgico y fluido, que no solo te ayudará a trabajar la elasticidad y la fuerza, también conseguirás trabajo aeróbico.

Hay tantos tipos de yoga como puedas imaginar y el Vinyasa puede llegar a ser tu preferido.

La práctica del yoga se está haciendo cada vez más popular debido a sus numerosos beneficios a nivel físico y mental. Practicar yoga tonifica, fortalece y aporta flexibilidad a nuestro cuerpo. A nivel mental, la práctica resulta relajante y desestresante, genera un aumento de la autoestima y, si la hacemos de manera consciente y respetuosa, puede llegar a cambiar nuestra manera de ver la vida.

El gran éxito del yoga en Occidente radica en todos estos beneficios, y es por eso que cada vez surgen más estilos de yoga basados en las teorías Orientales, pero con una aplicación afín a la sensibilidad Occidental.

Vinyasa: Respiración y movimiento están conectados

Seguro que has oído hablar alguna vez del Saludo al Sol, o Surya Namaskara. El Saludo al Sol se trata de una serie de posturas de yoga o asanas que se suelen practicar al inicio de una sesión de yoga. Se trata de una serie fija de la que existen dos versiones.

Pues bien, el Saludo al Sol es uno de los mejores ejemplos de una serie de Vinyasa yoga. Vinyasa es un término que en sánscrito hace referencia a un movimiento secuencial coordinado con la respiración. Cada postura en Vinyasa yoga está conectada con la siguiente mediante la respiración: la inhalación impulsa la energía y abre el cuerpo, la exhalación estabiliza el movimiento y nos vacía los pulmones y los prepara para una nueva inhalación. Se crea así un flujo que facilita las posturas, un flujo de movimiento y energía. Por este motivo, también conocemos este estilo como Flow Vinyasa o Yoga Flow.

Otra de las secuencias más populares, que de hecho se conoce como Vinyasa, consiste en una serie específica de posturas conectadas que comienza en la postura del perro boca abajo (Adho mukha svanasana), con la inspiración llegamos a la plancha (Kumbhakasana), desde ella doblamos los brazos 90 grados (Chaturanga) , de ahí pasamos al perro boca arriba (Urdhva mukha svanasana) y vuelta al perro boca abajo. Esta secuencia activa nuestra respiración consciente y supone un trabajo de abdominales, brazos y espalda excelente para estirar y descontracturar.

¿Qué nos aporta el Vinyasa yoga?

Cuando atendemos a la respiración estamos escuchando a nuestro cuerpo, estamos practicando ejercicio de una manera consciente. Esto no solamente resulta muy relajante, sino que también oxigena la sangre y estimula el metabolismo, además de aumentar los beneficios de cada postura.

Este es un ejercicio aeróbico y estamos trabajando con el peso de nuestro cuerpo. Así ganaremos fuerza, agilidad y resistencia. Es un estilo de yoga perfecto para ponerse en forma, y a la vez trabajar el cuerpo de manera consciente. Los beneficios son enormes.

Hoy el Vinyasa se puede practicar en numerosos estudios de yoga, e incluso en tu casa, pero recomendamos empezar a practicarlo con un profesor de yoga que nos ayude a realizar las asanas y las respiraciones de manera correcta y a practicarlo con la mayor regularidad posible. Con el tiempo, serás capaz de practicar yoga en cualquier sitio. Solamente necesitarás tu esterilla. El Vinyasa yoga nos ayudará a conocer nuestro cuerpo, a corregir posturas, y esto puede terminar con algunos de nuestros dolores crónicos, sobre todo en la espalda y en las piernas.

Cuando el yoga entra en tu vida es muy posible que todo cambie a mejor, tu forma física y tu estado mental. El yoga ayuda a la concentración y su efecto relajante nos ayuda a centrar la perspectiva de las cosas, a aprender a vivir el ahora y a superar nuevos retos cada día. Hay muchos que piensan que el yoga no es para ellos, ya que buscan un deporte que les proporcione acción y movimiento. Pues bien, el Vinyasa es su estilo. Además, se suele practicar con animadas sesiones musicales.

Si aún no lo has probado, te animamos a que lo hagas y descubras un nuevo mundo de bienestar.

Namasté.

compartir en redes