Explorar no es solamente visitar lugares insospechados

  • Viajes
cat-icon-on-post

Cuando pensamos en explorar nos imaginamos una expedición, territorios recónditos y mucha aventura. Pero para explorar no necesitamos irnos muy lejos: explorar y conocer nuestro entorno y a nosotros mismos es una herramienta muy útil.

Explora lo desconocido y lo conocido también, te esperan muchas sorpresas y muchos beneficios. Sigue leyendo para iniciarte en el camino de tu propia exploración. La aventura está garantizada.

Todos llevamos dentro un explorador nato

Desde que somos niños nos relacionamos con el mundo a través de la exploración. De esta manera conocemos todo lo que nos rodea, nuestro entorno, los objetos cotidianos y los fenómenos que ocurren alrededor. En cada momento algo nos sorprende, nos admira y con la curiosidad y el interés de un científico, comprobamos incansables el medio en el que vivimos, descubrimos el mundo. Explorar es conocer, averiguar, es querer saber más y destapar cosas insospechadas.

Desde el origen de la humanidad explorar ha sido una actividad en la que encontrar nuevos territorios, áreas desconocidas, vías de comunicación o rutas diferentes. El hombre siempre ha querido salir ahí fuera con el ansia de conocer lo desconocido, en búsqueda de cosas apasionantes, nuevas experiencias y también de respuestas.

Pero no solamente encontraremos todas esas cosas en territorios recónditos y desconocidos. A veces solamente hace falta fijarse en las cosas que tenemos cerca para reconectar con ellas de nuevo y que nos expliquen muchas cosas sobre nosotros mismos. Cada persona somos un mundo, y explorar en nuestro interior nos puede aportar todo eso y mucho más: nuevos territorios, espacios desconocidos, vías de comunicación, respuestas y rutas diferentes. Todo un universo por descubrir dentro de tí. Mucho más cerca de lo que habías pensado.

Explorar nos hace la vida más fácil

Puede resultar contradictorio, ya que explorar supone casi siempre una aventura, algo arriesgado y que nos obliga a salir de la zona de confort. Esa es la clave. Muchas veces nos sentimos limitados en nuestra vida diaria y a la hora de tomar decisiones por el miedo a salir de la zona de confort, de afrontar nuestros miedos y debilidades y plantarles cara.

En efecto, hay una parte muy importante al explorar en la que las aventuras que nos esperan nos obligarán a mirarnos de otra manera y a perseguir la transformación que estamos buscando, a descubrir nuestra mejor versión. Al fin y al cabo, somos lo que somos también en relación con lo que nos rodea y cómo interactuamos con ello.

Conócete a ti mismo

Nosce te ipsum. Esta frase estaba grabada en el templo de Apolo en Delfos, donde los peregrinos iban a visitar el oráculo y conocer su futuro. Tal vez esta sea la clave de todo. Conocerse a uno mismo, explorar dentro de nosotros, ha sido una máxima desde la Antigüedad, recomendada por filósofos como Sócrates o Platón para encontrar la sabiduría.

Explora dentro de tí y conócete a tí mismo, te hará la vida más fácil y te ayudará a encontrar camino a Bienestar, un lugar que no es solamente físico, también se encuentra dentro de nosotros, en un lugar que te sorprenderá.

Los caminos de la exploración

Esta nueva tarea de explorar dentro de nosotros se puede emprender de muchas maneras. Para conocernos a nosotros mismos, tenemos que mirarnos, fijarnos en las cosas que hacemos. Pararnos, respirar y tal vez ser nuestro propio espectador.

Podemos encontrar estas claves a través del ejercicio físico, a través de la meditación o a través de la actividad que más nos guste. También viajando, ya que el viaje es un camino por hacer, en el que nos rodearemos de quienes nos ofrezcan la mejor compañía, y estos compañeros también nos definen y nos hacen ser quienes somos. El camino no tiene por qué ser fácil, pero será emocionante.

Hacer cosas y hacerlas de la manera que más nos guste es el mejor camino para llegar a esos territorios extraños y desconocidos, temidos al principio, pero que, una vez superados quedarán atrás y habremos conquistado nuevos territorios, fascinantes y estimulantes. Territorios que nos llevarán a buscar la mejor versión de nosotros mismos.

Encuentra tu yo más auténtico y no tengas miedo a explorar. Es ahí donde está la aventura y donde encontrarás las respuesta a todas tus dudas ¿Preparado para tu viaje interior?

compartir en redes