Las ventajas de seguir una alimentación depurativa

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones sobre los consejos para conseguir una alimentación depurativa sana y eficaz. Pero, por si aún tienes dudas de por qué deberías practicar este tipo de dieta de vez en cuando, aquí te vamos a explicar cuáles son las ventajas y cuáles son las precauciones que debes tomar si no estás seguro de cómo llevarla a cabo.

¿Qué es la alimentación depurativa?

La alimentación depurativa es un tipo de alimentación en el que prima el consumo de alimentos depurativos y antioxidantes, con el fin de eliminar toxinas y depurar el organismo.

¿Cuáles son las ventajas de seguir una alimentación depurativa?

Las ventajas de la alimentación depurativa son muchas. Algunas de ellas son las más obvias que casi se entienden solo con el nombre de este tipo de alimentación, pero hay muchas otras que no son tan evidentes.

Por supuesto, el hecho de eliminar la cantidad máxima de toxinas del cuerpo es uno de los mayores beneficios de la alimentación depurativa. El objetivo de esto es limpiar de un modo profundo las impurezas en hígado, riñones e intestinos, presentes allí por las dietas cotidianas.

Pero, además de facilitar la expulsión de estas toxinas, este tipo de alimentación también permite una mayor absorción de vitaminas y minerales, esenciales para la salud.

Otro gran beneficio es para el sistema inmunológico. Al asimilar de mejor manera los nutrientes beneficiosos para el organismo, éste se vuelve más resistente ante posibles enfermedades.

El tránsito intestinal también mejora, y las digestiones se hacen menos pesadas. Esto se debe al cambio en los hábitos alimenticios, que durante la dieta depurativa habrán de ser mucho más sanos y naturales, lo cual repercute directamente en este aspecto.

Los efectos de cambiar la alimentación durante unos días también se dejan notar en la piel, cuya apariencia será mucho más limpia y suave al cabo de unos días.

Aunque este tipo de alimentación, sobre todo en sus variantes más estrictas, no se suelen llevar a cabo durante periodos prolongados, ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos, que muchas veces están más altos de lo deseable como consecuencia de una alimentación descuidada. De un modo similar, también pueden influir en los niveles de glucemia e insulina, previniendo la aparición de diabetes.

La alimentación depurativa también ayuda a disminuir de peso, pero sobre todo de volumen. La sensación de pesadez e hinchazón disminuyen progresivamente, y éste es uno de los beneficios que más directamente se perciben.

Y, aunque sea de un modo secundario, este tipo de dieta también nos ayuda a cambiar los hábitos menos saludables y cuidarnos de un modo más regular. Al disfrutar de tantas ventajas y de una sensación de bienestar tan buena, no caeremos en la tentación de acometer excesos como lo hacíamos antaño.

¿Existen contraindicaciones a la alimentación depurativa?

Aunque los beneficios sean tantos y tan positivos, también hay que tener en cuenta otros aspectos a la hora de seguir este tipo de dieta.

Lo primero, es que no es una alimentación recomendable para seguir de un modo prolongado, al menos en sus variantes más restrictivas. Si se quiere seguir una alimentación depurativa por varios días o semanas, hay que hacerlo de un modo controlado, y siempre de la mano de un nutricionista que sepa adaptarla y adecuarla a las características de cada uno.

También hay que ser consciente de que, al principio, sobre todo si es la primera vez que se realiza una dieta de éstas, pueden aparecer algunos síntomas como dolores de cabeza, cansancio o diarrea. A priori, esto no es más que consecuencia de la adaptación del organismo a la nueva alimentación, y desaparecerán rápidamente. En el caso de estos síntomas persistan, lo mejor es acudir a un médico o especialista y, en caso de que lo considere necesario, prescindir o suavizar el cambio alimenticio.

compartir en redes