¿Qué sabes del functional training?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Muchas veces oímos hablar de tipos de entrenamiento que desconocemos y que, sin saberlo, pueden estar hechos para nosotros. Si has oído a tus amigos hablar del functional training y te estás preguntando en qué consiste, has llegado al sitio adecuado.

El functional training es un concepto de fitness que tiene en cuenta la funcionalidad de los movimientos que realizamos al entrenar, con el objetivo de mejorar la capacidad funcional de nuestra actividad. Uno de sus grandes poderes reside en que puede prevenir de posibles lesiones.

Sigue leyendo si quieres aprovechar al máximo tus entrenamientos y tus posibilidades.

Estamos hablando de una clasificación de ejercicios para entrenar nuestro cuerpo pensando en las actividades que realizamos en nuestra vida cotidiana ¿Cuáles son los beneficios de esto? Por un lado estarás en forma ya que harás ejercicio, y por otro podrás hacer tus tareas diarias más facilmente y sin lesiones, cuidando tu postura a la hora de realizar movimientos tan simples como puede ser subir escaleras, levantar peso e incluso caminar. Para todas estas actividades o gestos la postura tiene un importante papel y puede ser decisiva a la hora de evitar una lesión.

Como muchas de las disciplinas de fitness que son tan respetuosas para los músculos y tan cuidadosas en la prevención de lesiones – aquabiking o aquajogging – y que hoy están generalizadas, el postural training tiene su origen en la medicina deportiva, en concreto en la rehabilitación. Nos encontramos en una nueva etapa en la que está más que asumido que hacer ejercicio de manera regular es muy beneficioso para la salud, pero también debemos tener cuidado con no forzar y con prevenir lesiones que nos podrían impedir seguir entrenando durante una temporada larga.

En un principio, los entrenamientos reproducían las tareas que los pacientes hacían en sus vida diaria con la idea de que pudiesen volver a su vida normal lo antes posible después de una intervención o una lesión, con el fin de que consiguiesen lo antes posible la independencia funcional.

Un entrenamiento a tu medida

Y aquí llega otro de los grandes poderes del functional training y es que es un entrenamiento personalizado, pensado para mejorar las funciones cotidianas según la persona: levantar peso, la resistencia (por ejemplo para padres que tienen que estar levantando niños todo durante todo el día). Para diseñar una buena rutina, debemos ponernos en manos de un profesional que considere nuestro estado de salud actual, nuestra condición y nuestras metas (fortalecer la espalda, perder peso, ganar resistencia, etc).

El functional training está pensado de manera progresiva, es decir, el nivel irá incrementando según vayamos entrando en forma, lo que favorece que lo pueda practicar cualquier tipo de persona en cualquier condición. Solamente necesitas mejorar y superarte poco a poco.

Este tipo de entrenamiento salió las clínicas de rehabilitación y se popularizó en las salas de entrenamiento hace unos años. Al llegar el functional training a los gimnasios, podemos contar con máquinas que no tienen necesariamente que reproducir estos movimientos, pero que, trabajando zonas musculares completas como la espalda, el abdomen, los glúteos o los pectorales nos prepararán para realizar gestos habituales con mayor eficiencia y evitar problemas como dolores de espalda o molestias en las cervicales.

Las sesiones de functional training están pensadas como sesiones globales en las que trabajar todo el cuerpo y no solamente en funciones como la fuerza, sino también el equilibrio o la resistencia muscular y cardiovascular. La variedad de movimientos es muy amplia, y puede que te ayude a salir de las rutinas del gimnasio que a veces nos cansan y pueden comprometer nuestra regularidad a la hora de practicar deporte.

El functional training también se puede practicar como un entrenamiento complementario a tu deporte favorito, lo que hará que lo practiques de manera más eficiente, elevando el rendimiento y protegiendo a tu cuerpo de posibles lesiones, ya que aprenderás a moverte correctamente, sin caer en algunos errores posturales.

Los beneficios son muchos, ya que no solamente estarás ejercitándote, sino que estarás preparando a tu cuerpo para resistir el movimiento, aumentar el rendimiento y para disfrutar más de las actividades del día a día, ya sean deportivas o no.

Pregunta en tu gimnasio más cercano y ponte en marcha. Empieza un nuevo curso y descubrir el functional training puede ser una nueva llave para seguir descubriendo tus posibilidades. Salta del sofá y ponte en forma ¡Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!

compartir en redes