Yoga Iyengar: domina tu cuerpo para controlar tu mente

  • Mente
cat-icon-on-post

Cuerpo y mente siempre están unidos y el bienestar del cuerpo proporciona también el bienestar a nivel psicológico. El Yoga Iyengar es un tipo de yoga cuya finalidad es alcanzar el Kundalini o energía espiritual, que se libera cuando conseguimos calmar y dominar nuestro cuerpo y poder así controlar nuestra mente.

Hoy te vamos a contar las características de esta práctica.

El yoga es una práctica milenaria, se trata de una disciplina que se conoce desde hace más de tres mil años según evidencias arqueológicas. Según los hinduistas, el yoga siempre ha existido, es eterno. En Occidente no lo hemos descubierto hasta los años 60, y en gran parte ha sido gracias a B.K.S. Iyengar, un yogui que en sus viajes por Europa ayudó a extender esta práctica por diferentes países europeos, y caló tan hondo que hoy es una de las variantes más populares del yoga.

Quienes descubren esta práctica tan completa pronto se aficionan, ya que además existen diferentes tipos de yoga según nuestras preferencias y nuestra condición.

Los ocho caminos del yoga

La palabra yoga significa unión en sánscrito. Unión de cuerpo y mente, conexión, concentración. Y este es uno de los principales efectos del yoga. Su práctica nos ayuda a la concentración, a la meditación mediante la atención consciente y a la unión de cuerpo y mente. Además, practicar yoga es una manera de tonificar nuestros músculos y de ejercitar huesos, articulaciones y glándulas, y preparar a nuestro cuerpo para el bienestar.

El yoga Iyengar es uno de los numerosos estilos derivados del Hatha Yoga, el más difundido en el mundo, que se fundamenta en un sistema de posturas para conseguir que el cuerpo sea apto para la meditación, ya que estas posturas producen serenidad, a la vez que permiten permanecer en la postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud.

El Yoga Iyengar se fundamenta en los principios de Patanjali, considerado uno de los primeros teóricos del yoga y que describió los ocho estadios del ashtanga yoga, que se refieren a los preceptos a seguir, que serían: prohibiciones (no mentir, no robar, desapego), preceptos, posturas o asanas, pranaiama o control de la respiración, control de los sentidos, sostenimiento, meditación y samadhi, el estado superior de la conciencia. Estos ocho preceptos deben entenderse desde la perspectiva del hinduismo y la sensibilidad oriental, y su objetivo es el control de las actividades de la mente.

Iyengar y el valor terapéutico de los asanas

El yoga Iyengar se caracteriza por la importancia de los estadios más relacionados con la práctica, es decir los asanas y los pranaiamas, para así llevarlos a la perfección y conseguir la transformación mental necesaria que permite la práctica de la meditación y la transformación de la consciencia necesarios para alcanzar los cinco estadios restantes. Esta especial atención a la ejecución de las posturas permite que se utilicen elementos que faciliten la correcta realización de las posturas, como correas o ladrillos especiales, que también se usan para intensificar los resultados de cada asana o postura.

En el Yoga Iyengar es muy importante la secuenciación de los movimientos, así como el papel del profesor, que nos guiará en la ejecución de los asanas y las respiraciones.

La utilización de accesorios como los ladrillos o las correas hace que esta práctica sea perfecta para iniciarse en el yoga, pero siempre debemos tener presente que el objetivo del yoga iyengar es conseguir la perfección en la ejecución de las posturas y las respiraciones. Es por esto que la práctica del yoga debe ser continuada en el tiempo para mejorar nuestra técnica y así experimentar siguientes estadios del ashtanga yoga que nos llevarán al bienestar a través de cambios físicos y mentales.

Si aún no has tenido contacto con el yoga, esta variante es perfecta para que puedas descubrir sus beneficios, físicos y mentales. A nivel físico puede ser un complemento perfecto para tu entrenamiento, ya que ayuda a estirar después del ejercicio y a relajar los pensamientos y el ánimo tras una práctica más dinámica.

Conoce tu cuerpo, corrige y mejora tu postura, tonifica tus músculos y libera el estrés gracias a esta práctica tan completa que acercará un poco más a Bienestar.

compartir en redes