Recetas saludables para que sigas el slow food movement en tu casa

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Muchas veces comemos a toda velocidad, ya que apenas disponemos del tiempo para hacerlo con calma. En el peor de los casos, ni siquiera hacemos una comida caliente, sino que comemos cualquier cosa de pie, casi caminando o, para más inri, delante del ordenador mientras seguimos trabajando. Huye de eso, al menos cuando puedas, y hazlo con estas ricas recetas que podrás preparar en tu casa, para que practiques el slow food movement como un verdadero maestro.

Tagliatelle alla bolognese

Aunque muchas veces asociamos la pasta con un tipo de comida rápida, de la que se hace en pocos minutos y sirve para llevar en el tupper al trabajo o para casos de apuro, tenemos que saber y reconocer su valor gastronómico. Y, para ello, nos vamos a remitir a la versión más clásica y slow de una de las recetas de pasta más famosas del mundo: tagliatelle a la boloñesa.

La base de la receta son unos buenos tagliatelle, si pueden ser caseros, mucho mejor. Pero el secreto para disfrutar de una buena comida, digna del slow food movement, es el auténtico ragú tradicional, ése que preparaban las nonnas pasando horas y horas al fuego, despacito. Ya sabéis, buenos ingredientes, lo más cercanos que podáis, y mucha paciencia. El ragú clásico puede llevar muchas horas hasta que tiene su punto ideal, pero garantizamos que unos tagliatelle a la boloñesa preparados así merecen mucho la pena.

Crema de zanahorias

Ésta es otra receta que nos puede acercar perfectamente al slow food movement y toda su filosofía. Como sucede con la anterior, la mayoría de cremas de verduras y sopas que tomamos cotidianamente ya no tienen demasiado que ver con las tradicionales, ni en la proximidad de los productos, ni en la preparación, ni en el sabor resultante.

Los ingredientes, además, son fáciles de encontrar, aunque habrá que currárselo un poco más para conseguirlos de buena calidad si de verdad se quiere conseguir una crema de zanahorias top. Éstos son: zanahorias, patatas, cebollas o puerros (o ambos), aceite, agua y, opcional, un poco de queso en crema o quesitos.

El procedimiento, tan fácil como sofreír un poquito las verduras y las patatas cortadas en trocitos, para que pierdan un poco de la dureza y, a continuación, echar el agua y subir el fuego para que empiece a hervir. Una vez que llegue este punto, se debe bajar el fuego al mínimo y dejar que se vaya haciendo todo suavemente, sin prisa. El último paso sería añadir el queso en crema, que puede estar aromatizado con unas hierbas, o incluso añadirle las que sean de tu gusto a la cocción. Antes de sacarlo todo, conviene retirar parte del agua, para que la crema final no resulte demasiado líquida, y se pasa todo por la batidora hasta que la textura sea la deseada y sin grumos.

Una bebida digna del slow food movement

Para terminar estas recetas tradicionales y de comida lenta, vamos a proponer aquí una bebida clásica en muchos países europeos y que se puede preparar en casa con un poco de paciencia y buen gusto. Hablamos del glögg, un vino aromático y especiado que se suele tomar caliente, sobre todo en los meses de invierno. Las recetas y el nombre varían según el país y la zona, pero de lo que no cabe duda es de que estamos ante una de las recetas más clásicas y caseras en cuanto a bebidas se refiere.

La base del glögg es el vino tinto, al que se le añade un poco de brandy, azúcar, cáscara de naranja o unas rodajas de la misma, cardamomo, canela, clavo y, opcionalmente, almendras o uvas pasas. Esto se tiene que hervir a fuego muy lento sobre una hora, y el resultado pasarlo por el colador y dejarlo reposar. Se puede consumir caliente o a temperatura ambiental, e incluso se puede dejar envejecer durante unos meses, con lo que se mejora el sabor.

También se hacen variantes de glögg sin alcohol, para gente que prefiera bebidas sin graduación o para niños. En este caso, el brandy se sustituye por zumo de naranja y el vino tinto por zumo de uva.

compartir en redes
  • Rafael Flores

    Una receta con alcohol en esta web carece por completo de sentido. Por lo demás excelente. Saludos.