Las termas de Outariz. Un rincón japonés en plena Galicia

  • Viajes
cat-icon-on-post

Los balnearios son una excelente opción para esos días en los que buscamos una desconexión y una relajación absoluta. Y si hay alguien que sabe mucho de balnearios y de relajación, ésos son los japoneses, quienes llevan trabajando esta cultura desde hace siglos. Pero como no siempre tenemos un hueco un fin de semana para irnos hasta las islas del sol naciente a disfrutar de sus magníficos balnearios, os vamos a proponer que nos acerquemos hasta la provincia de Orense, a conocer las termas de Outariz, un rincón único donde la tradición japonesa y la gallega se funden para ofrecernos una experiencia única y apasionante.

¿Por qué saben tanto los japoneses de relax y bienestar?

La tradición termal en Japón viene de muy lejos. Ya varios siglos antes de nuestra era, los japoneses recurrían a las aguas minero-termales como un tratamiento eficaz para determinados problemas de salud.

Esta tradición se conservó con el paso de los siglos y, con la explosión de este tipo de tratamientos en Europa, se comenzaron a realizar investigaciones más profundas, y desde un punto de vista científico, sobre los verdaderos efectos de las aguas en la salud.

La costumbre de acudir a los balnearios y manantiales se fue expandiendo y, actualmente, los lugares a donde acudir en el país del sol naciente se cuentan por miles, siendo, probablemente, el país que más desarrollado tiene este tipo de turismo y tratamientos de todo el mundo. Son multitud de visitantes, del propio Japón y del resto del mundo, los que acuden allí en cualquier época del año e, incluso, a cualquier hora del día.

Outariz, ese rincón japonés a las afueras de Orense

Ahora que ya sabemos quiénes son los verdaderos expertos en esto del termalismo, seguro que nos apetece probarlo. Para ello, qué mejor que acudir a una de las zonas con mayor tradición de aguas termales de toda España: Outariz, en la provincia de Orense.

Outariz está a las afueras de la capital orensana, a tan solo tres kilómetros. Allí, podemos encontrar distintas opciones para disfrutar de unos momentos de relajación y bienestar o, incluso, de tratamientos más completos y profesionales. Todo depende de nuestra disponibilidad, gusto y presupuesto.

Las opciones gratuitas en Outariz pasan por las llamadas Pozas de Outariz, que se encuentran junto al río Miño. Aquí, hay una poza de agua fría y tres pozas de agua caliente. Muy cerca de estas pozas están las llamadas Burgas de Canedo, que cuentan también con una de agua fría y tres de agua caliente.

Estos recintos son de acceso gratuito y cuentan con unas instalaciones bien acondicionadas, con jardines, zonas de ducha y vestuarios, y también un bar. En cuanto a las propiedades de sus aguas, están indicadas para tratar dolencias como artritis y reuma, ya que son aguas de mineralización débil, silicatadas, bicarbonatadas y fluoradas.

Pero, si queremos ir un poco más allá, y disfrutar de un tratamiento mucho más completo en unas instalaciones más amplias y, sobre todo, mucho más japonesas, también tenemos una buena opción: las termas de Outariz.

Este complejo es privado, por lo que, al igual que en otros balnearios de España o de Europa, los tratamientos y circuitos que se pueden realizar son múltiples y variados, para todos los gustos y para toda la familia.

La esencia de las termas de Outariz es la filosofía zen y la cultura termal japonesa, presente en cada rincón, y sus aguas son perfectas para tratamientos de estrés, reuma, artritis, afecciones de piel y dolores musculares.

Como veis, no hace falta ir a Japón para disfrutar de una experiencia saludable en unas relajantes aguas termales. En Galicia se pueden conseguir todos esos beneficios, tanto en las Pozas de Outariz y en las Burgas de Canedo como en las Termas de Outariz. Pero, si queréis viajar a Japón para ver cómo lo hacen los maestros, tampoco os vamos a decir que no lo hagáis…

compartir en redes