Los mejores consejos para hacer una dieta depurativa

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Seguro que ya has oído hablar de ellas, y probablemente te gustaría hacer una. Una dieta depurativa puede resultar muy provechosa y ayudar al organismo a recuperar los niveles de salud y bienestar que se hayan perdido con algunos excesos. Pero no todas son iguales. Dependiendo un poco de lo que busques, puedes optar por una dieta depurativa u otra. Y aquí te vamos a contar cómo son estas dietas depurativas y cómo las puedes poner en práctica para depurar el organismo del mejor modo posible.

El principal objetivo de una dieta depurativa es, como bien dice su nombre, depurar nuestro organismo de sustancias perjudiciales. Dicho de otro modo, este tipo de dietas tratan de eliminar las toxinas que se acumulan con el paso del tiempo debido a una alimentación poco cuidada, y trata de hacerlo a través de alimentos más saludables que beneficien, principalmente, al sistema digestivo y al hígado.

No hay solo una dieta depurativa

No hay una única dieta depurativa y, aunque últimamente se hayan vuelto a poner muy de moda, no son algo tan reciente. Lo que sí es más reciente es el término detox, pero, en el fondo, su objetivo es el mismo de siempre. Sobre el tipo de dieta depurativa que deberías seguir, depende un poco de tus gustos, objetivos y capacidades.

En algunas ocasiones, las dietas depurativas son breves y concisas, llegando a suponer un solo día o dos de tratamiento. Por otro lado, hay gente que prefiere someterse a una depuración un poco más intensa o prolongada, llegando a alargar la dieta detox hasta dos o tres semanas.

Del mismo modo, también pueden variar en cuanto a la alimentación. Hay dietas depurativas que se centran en frutas y verduras, incluso solo en formato líquido, mientras que otras también incluyen otro tipo de alimentos más variados, como cereales o legumbres. Por su parte, las dietas que son más largas en el tiempo pueden incluir distintos tipos de alimentación según la fase en la que se encuentren; esto quiere decir que pueden pasar progresivamente de una variedad más amplia a otra más restrictiva, reduciendo los alimentos permitidos hasta llegar a una etapa en la que se tiene como meta una depuración más intensa.

Ten precauciones con tu dieta depurativa

Aunque pueda sonar que la dieta depurativa es absolutamente positiva, no tiene por qué ser así en todos los casos, y hay que considerar siempre determinados aspectos, con el fin de no poner en riesgo la salud.

El primero de ellos es que no creamos que nuestro cuerpo es incapaz de depurar las toxinas por sí solo. Sí que lo hace y, además, lo hace constantemente. Entonces, ¿cuál es el sentido de estas dietas? Muy fácil: las dietas detox pretenden facilitar o acelerar ese trabajo depurativo, mediante la ingesta de alimentos a los que se les da especialmente bien esto.

Como ya sabréis, muchos de estos alimentos son frutas y verduras, algunas realmente eficaces. La que más fama suele tener en este aspecto es la alcachofa, junto al apio, la cebolla y los espárragos. En cuanto a las frutas, la piña, la manzana y el limón suelen estar casi siempre presentes, sin olvidar otras como el mango, el plátano o las uvas.

Sea como sea, nunca hay que restringir la dieta a un solo tipo de alimento. Esto puede conllevar una falta de nutrientes muy grave en nuestro organismo y ocasionar más problemas de los que se supone que vayamos a solucionar con la depuración.

Otro consejo muy importante para las dietas depurativas es no alargarlas demasiado en el tiempo. Aunque muchos de sus consejos, sobre todo los más básicos, sí pueden ser útiles para todo el mundo, como la eliminación o reducción de hábitos como el tabaco o el alcohol, este tipo de dietas no está pensado para seguirse durante periodos prolongados. Y, aunque pueda parecerlo por el tipo de alimentos que se introducen en ella, tampoco son dietas específicamente diseñadas para perder peso. Esto no quiere decir que se puedan perder un par de kilos con ellas, pero no es su idea.

Y, para terminar, el consejo más importante de todos. Si estás pensando en seguir una dieta depurativa, lo mejor es que acudas a un profesional y sigas sus instrucciones e indicaciones. La alimentación es algo muy importante y que influye enormemente en tu salud. No quieras ponerla en riesgo innecesariamente.  

compartir en redes