Sabores saludables. ¡La comida sana no tiene por qué ser aburrida!

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Muchas veces pensamos en la comida saludable como algo aburrido, plano, sin sabor ni color. Es cierto que muchos de los platos más clásicos de dieta pueden caer en estos defectos, pero queremos combatir esta maldición. La comida sana no es incompatible con la comida sabrosa. Por esto, te vamos a proponer aquí unas recetas saludables y muy ricas, con las que podrás dar una alegría a tus papilas gustativas a la vez que cuidas tu salud.

Brochetas de pollo y verduras con salsa teriyaki

Esta receta se puede decir que lo tiene casi todo: sabor, color y salud. Además, es una forma menos habitual, a la vez que sencilla, de preparar esas pechugas de pollo tan socorridas cuando queremos un poco de proteína animal, exótica y con un toque oriental gracias a la salsa teriyaki.

La preparación es fácil: se lavan las verduras, en este caso cebolla o cebolleta, pimientos rojos y pimientos verdes, y se cortan en trozos. También podéis usar otras cosas, como tomates cherry o champiñones. Eso ya a vuestro gusto y deseo.

A continuación, se trocea la pechuga, de un tamaño similar al que hemos hecho con las verduras, y se van insertando todos los trozos alternativamente en la brocheta.

El resto tampoco tiene complicación. La salsa teriyaki la venden ya preparada en multitud de sitios y, si preferís hacerla en casa, también hay un montón de recetas distintas, aunque una sencilla se puede preparar con salsa de soja, azúcar y mirin (vino de arroz).

Ya solo queda untar los ingredientes con la salsa teriyaki y cocinar las brochetas en la plancha hasta que estén doraditas. El resultado, ¡unas brochetas riquísimas llenas de sabores saludables que harán las delicias de todos los comensales!

Cuscús de verduras

Haciendo honor a la cocina mediterránea de la que tanto podemos presumir, qué mejor que aprovechar uno de los platos más tradicionales de esta zona y acompañarlo de ricas hortalizas y verduras.

Lo que vamos a utilizar en esta ocasión son calabacines, zanahorias, cebolletas, berenjenas y tomate (o tomate cherry). Cortamos todo en dados y lo salteamos ligeramente hasta que estén tiernas, pero no demasiado hechas. Los tomates los podéis saltear un poco también, aunque si preferís tomar el cuscús frío, los podéis echar en crudo y quedarán geniales.

Luego, solo queda preparar el cuscús, para lo que se puede usar agua o un caldo de verduras. Se pone el líquido al fuego y, cuando empieza a hervir, se retira y se le echa el cuscús, dejándolo reposar y con una cucharadita de aceite de oliva. Una vez que está todo listo, solo falta mezclarlo y disfrutar de una explosión de sabores saludables. Como hemos dicho, se puede comer tanto caliente como frío, algo que, en verano, se agradece muchísimo.

Patatas rellenas

Las patatas son uno de esos alimentos súper versátiles, que sirven como acompañante, como ingrediente principal, para platos de carne, pescado, ensaladas, etc. Y, con un poco de maña, podemos lograr que se conviertan en toda una delicia al paladar.

Aquí lo que vamos a hacer es una receta de patatas rellenas, pero nada de esos clásicos rellenos pesados de carne, sino que le vamos a dar unos sabores mucho más saludables y apropiados para el verano por su frescura y ligereza.

Además de unas patatas grandes, también vamos a necesitar cebolla, ajo y pimiento rojo. Y, por supuesto, sal, aceite de oliva y especias a vuestro gusto, como pimienta, romero o laurel.

Solo tenéis que hacer unos cortes en las patatas, sin llegar a partirlas del todo, para que se abran como un acordeón y, en los huecos, introducir los pimientos, la cebolla y el ajo que hayáis cortado finamente. Por encima, un chorrito de aceite de oliva, sal, pimienta y las hierbas aromáticas que más os gusten, antes de pasar a meterlo al horno y dejar que el calor haga su trabajo.

Como veis, las recetas sanas no tienen por qué ser aburridas, y pueden estar llenas de color y de sabores saludables. Esperamos que estas propuestas que hemos presentado aquí hayan sido de vuestro gusto y, por supuesto, si tenéis alguna otra sugerencia o idea, que la compartáis con nosotros. ¡Buen provecho!

compartir en redes