Todo lo que tienes que saber para tus viajes interrail y no te han contado aún

  • Viajes
cat-icon-on-post

Los viajes interrail no son algo nuevo, ni mucho menos, pero tampoco pierden su interés con el paso de los años. Son los viajes perfectos para aquellos a los que les gusta lanzarse, mochila en los hombros, en busca de las mejores experiencias y aventuras. Pero muchas veces no sabemos lo que de verdad suponen estos viajes tan atractivos. Pensamos que, simplemente, es salir de casa para acampar en lugares lejanos en el extranjero, y estamos equivocados. Hay mucho más detrás de los viajes interrail, y aquí te lo queremos contar todo. Incluso aquello que nadie te ha contado aún. Cuidado, una vez que lo hayas leído, ¡no podrás resistir la tentación de planificar tus próximas vacaciones exploratorias!

Planifica con calma y con cabeza

No es ningún secreto que aquí somos amigos de la planificación previa, pero, cuando estés mirando las posibilidades de los viajes interrail, lo tienes que hacer de un modo distinto. Y es que, eso de desplegar el mapa y ver cuántos países y rutas podemos recorrer nos puede llegar a bloquear las ideas.

Calcula bien las distancias con respecto a tus días de vacaciones y no intentes planificar con unos horarios demasiado apretados. La gracia de los viajes interrail no es ver el mayor número de países poco y mal, sino disfrutar a tope de cada uno los que se visitan.

Además, si tu tiempo es limitado y no vas a cruzar demasiadas fronteras, tal vez te compense sacarte billetes tipo “One Country Pass” en lugar del clásico “Global Pass“.

Ojo con los horarios de los trenes

Los trenes no siempre son puntuales. De hecho, lo más normal es que siempre haya algo de retraso, sobre todo cuando se cogen en paradas que no son el inicio de la ruta. Así que no pienses que esos horarios van a ser estrictos y no planifiques arriesgándote a perder un enlace.

Como en todo lo que va a rodear este viaje, es mejor que tu espíritu sea relajado y sin ninguna prisa. Es un modo en el que descansarás más tu cuerpo y tu mente, disfrutarás de tus visitas y te sentirás como ese verdadero explorador en busca de tesoros ocultos.

Organiza también tus noches

En los viajes interrail no solo tienes que planificar bien lo que vas a hacer durante el día, sino que también tienes que sacar el máximo partido a las noches. ¿A qué nos referimos con esto? A que, a veces, puedes aprovechar algunos trayectos nocturnos en el tren para pasar la noche allí y despertar en tu próximo destino.

Con esto, no solo vas a ahorrar tiempo, sino que también te ahorrarás el alojamiento de una noche, lo cual te puede venir genial para ajustar tu presupuesto. Eso sí, no te recomendamos que lo hagas siempre, porque en un tren no se descansa igual que en una cama, y también tienes que estar un poco fresco para pasarlo bien el resto del día.

Sé lo más práctico posible con tu equipaje

En los viajes interrail vas a estar mucho tiempo con tu mochila a cuestas. Por ese motivo, lo mejor es que reduzcas el tamaño y el peso de la mochila lo máximo posible. Lleva ropa cómoda y ligera, por supuesto, pero también lleva otros útiles prácticos como unos cascos, chanclas, una pastilla de jabón, papel higiénico y, sobre todo, un cargador de ésos que sirven para varios tipos de enchufe.

Pero no es solo sobre lo que te vas a llevar cuando sales de casa, sino también con lo que vas a volver. Aunque muchas veces te resulte tentador, los viajes interrail no son para ir de tiendas, sobre todo porque todo lo que compres lo vas a tener que añadir al volumen de tu mochila.

Los mapas serán tus mejores amigos

De interrail puedes ir solo o con amigos. Y, sea como sea, seguramente hagas más amigos durante el viaje, de eso no cabe duda. Pero, aunque éstos te puedan servir de compañía, diversión y ayuda, hay otros amigos que te pueden resolver un montón de situaciones: los mapas.

Y no nos referimos solo a los mapas de los países y de las ciudades, que por supuesto, sino también a los que describen los trayectos de los trenes y sus paradas. Piensa que, en muchas ocasiones, las paradas no se anuncian. Pero, incluso cuando sí, puede que no entiendas ni una palabra. Los planos de los trenes serán la guía perfecta para que no te pierdas ni te saltes una parada que necesites.

compartir en redes