Diez trucos para sentirse bien de verdad

  • Mente
cat-icon-on-post

Cuando hablamos de sentirse bien nos referimos a un estado en el que tus condiciones físicas y mentales te proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad. Esta es la definición de bienestar.

Hoy te vamos a dar diez claves para sentirte bien de verdad.

No juzgues a los demás

La gente infeliz evalúa continuamente a los demás. Las personas felices se evalúan a sí mismas. No tomes conclusiones precipitadas de los demás. Tómate el tiempo necesario para conocer a los que te rodean y sus circunstancias. Juzgarles, especialmente en cosas que no te conciernen, sólo te acabará perjudicando. Los prejuicios generan malestar, odio y envidia, y te distraen de lo que realmente te importa. Siéntete agradecido de lo que tienes y trabaja por lo quieres.

Haz yoga

Además de tener enormes beneficios para tu cuerpo, el yoga también te ayuda a mejorar en el plano mental y espiritual. A través del control de la respiración podrás gestionar el estrés diario de una forma muy eficaz. El yoga permite también regular los niveles de serotonina en nuestro organismo, una sustancia que se relaciona con el control del humor. Se ha demostrado que la práctica regular de esta disciplina es un magnífico antídoto contra la depresión y la ansiedad. ¡Estás a una sesión de yoga de sentirte bien!

Envía una postal a alguien que quieres

¿Cuándo fue la última vez que recibiste una carta o una postal? Nuestros buzones se han convertido en una caja gris donde se mezclan las cartas del banco con la publicidad de restaurantes de comida rápida. Dale una alegría a alguien que quieres regalándole la sorpresa de recibir algo realmente personal. Sal a la calle y elige una postal. No hace falta que estés de viaje, puedes enviarla a alguien que vive en tu misma ciudad. Las postales tienen muy poco espacio para escribir. Basta con decirle a esa persona que te acuerdas de ella. Sentirse bien de verdad también es hacer que otros se sientan bien.

Desconéctate

Apaga tu móvil y desconéctate de las redes sociales o Whatsapp. Descubrirás que no necesitas estar constantemente pendiente de lo que hacen los demás, y que muchos de esos mensajes no son realmente importantes. Dedicamos de media más de dos horas diarias a las redes sociales. Encontrarás de repente mucho tiempo para ti, para pensar, leer, dibujar o cuidar de los demás. Y no, no te vas a perder nada.

Haz una lista de cosas importantes que ya has hecho

Las listas… Valen para algo más que ir al supermercado. Muchas veces las listas nos acaban estresando; las llenamos de cosas que tenemos que hacer, obligaciones pendientes y objetivos a veces poco realistas. Coge papel y lápiz y recuérdate a tí mismo las cosas que ya has hecho. Te darás cuenta de que ya has avanzado mucho más de lo que creías. Eso te ayudará a afrontar las tareas pendientes con mayor optimismo.

Pasea sin rumbo

Caminar es una de las actividades más sanas, para el cuerpo y para la mente. Andar mejora el tono físico y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y cerebrovasculares. Pero además, es un magnífico ejercicio para la mente. A menudo recorremos los mismos itinerarios y caminamos como autómatas. Sal de casa y ponte a caminar sin un destino fijo. Despierta tu mente a los estímulos, los olores de los árboles, el paisaje de las calles, y fomenta tu curiosidad tomando caminos que hasta ahora nunca cogiste. Descubrirás lugares increíbles y tu mente estará ahora mucho más despierta.

Baila

No te preocupes; no hace falta que sepas bailar para poner tu canción favorita y dejarte llevar por la música. Diversos estudios han demostrado que bailar mejora nuestro estado de ánimo y nos hace ver las cosas de manera más positiva. Además, es un ejercicio físico saludable que corrige también problemas posturales y dolores de cuello o espalda.

Canta

En la ducha, en el coche… Cualquier lugar es bueno para demostrar que puedes ser una estrella de la canción. No tengas miedo de desafinar, hasta los mejores lo hacen. Lo importante es que te sientas bien y vivas la música.

Medita al menos 15 minutos al día

Ya lo hemos dicho muchas veces en este blog, la meditación es una necesidad del ser humano, y en todas partes y durante todas las épocas han existido diferentes maneras de conectar cuerpo y mente. Hazlo como quieras, hay muchas técnicas, y aunque no te lo creas, te vamos a contar un secreto: funciona.

Abraza a quien quieras

No hace falta que salgas a la calle con un cartel y te pongas a regalar abrazos a diestro y siniestro. Las personas a las que queremos y que tenemos a nuestro alrededor están deseando recibirlos. Demuéstrales que les quieres. Cuando abrazamos a alguien, los niveles de oxitocina, ‘la hormona del amor’, se dispara.

Estos pequeños gestos cotidianos te ayudarán a estar en paz, a apreciar las pequeñas cosas y a estar en forma ¿A qué estás esperando para comenzar a sentirte bien de verdad?

compartir en redes