¿Por qué Paleotraining?

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

No. No se trata de salir a cazar mamuts. A muchos nos vienen a la mente imágenes bastante cómicas al hablar de Paleotraining, o entrenar como lo hacían nuestros antepasados, el Homo Sapiens.

El Paleotraining es una técnica de entrenar creada en 2007 y que como vamos a ver tiene bastantes beneficios y ventajas para tu bienestar que hoy vamos a ver.

¿Te imaginas a un león o a una gacela yendo al gimnasio? En la sabana africana no existe la obesidad, ni las enfermedades coronarias. Los músculos tienen la tensión correcta, están engrasados tal y como deberían estar. Estos animales no realizan ejercicios extra, no levantan pesas ni dedican horas a interminables a mantenerse en forma. Sus cuerpos están en estado óptimo gracias simplemente a su actividad diaria: sobrevivir.

Este es el objetivo del Paleotraining, devolver nuestro cuerpo a su estado natural antes de que el homo sapiens se convirtiera en homo sendentarius. Nuestros antepasados se mantenían en perfecto estado de forma a través de sus actividades diarias; cazar, recolectar o sortear escollos en caminos agrestes. Estar listos para enfrentarse a sus enemigos, y también huir; trepar a los árboles o correr con gran intensidad en cuestión de segundos.

Con razón esta disciplina no para de ganar adeptos. Sobre todo entre aquellos que creen que un exceso de masa muscular y un ejercicio excesivo no son sinónimo de salud y bienestar, sino una muestra más de nuestro culto al cuerpo y nuestra cultura de consumo. Si queremos ganar tono muscular recurrimos a batidos energéticos, pastillas, y máquinas especialmente diseñadas para conseguir los máximos resultados en el menor tiempo posible.

No te equivoques, en el Paleotraining hay que sufrir, hay que ganarse los resultados con el esfuerzo. Pero te prometemos que los beneficios y las ventajas para tu bienestar, merecen la pena. No se trata sólo de estar en forma, sino de volver a conectar con tu cuerpo, y con el medio natural en el que vivíamos mucho antes de que existieran siquiera los gimnasios.

Aquí no hay máquinas de musculación; los instrumentos son troncos, piedras o los elementos del entorno cuando se sale a la calle o al campo a entrenar. “Partimos desde el punto de vista de que somos homínidos, y una de nuestros objetivos es que recuperemos nuestro movimiento natural”, nos cuenta Xosé Rajadell, director del gimnasio Paleotraining Barcelona.

“Se ve claramente cuando vienen niños; le pides a un adulto que trepe a un tronco, o que repte por el suelo, y no saben cómo hacer. Sin embargo, los niños no tienen dificultad, porque ellos aún no han perdido el patrón motor”.

Agacharse, levantarse, cargar objetos… son movimientos funcionales donde se trabajan diferentes músculos a la vez, en lugar de un grupo muscular concreto. “Se trata de ejercitar todas nuestras cualidades y que tengan un equilibrio: fuerza, resistencia, flexibilidad, velocidad, y también la habilidad”.

El Paleotraining se basa en tres conceptos básicos para conseguir un estado óptimo de forma; intensidad, variabilidad y biomecánica.

Publicaciones científicas recientes han demostrado que la resistencia, la calidad muscular y la salud mejoran sustancialmente con el trabajo de alta intensidad. No por mucho caminar, mejorarás tu marca corriendo. La filosofía de entrenamiento del paleotraining se basa en sesiones de alta intensidad que elevan nuestra capacidad de llegar al máximo.

El Paleotraining se fundamenta en 150 movimientos y 30 tipos de sesiones a fin de evitar que nuestros músculos se habitúen al ejercicio y perdamos rendimiento. Esto se conoce como variabilidad. Es un método es muy dinámico y cuenta con numerosas posibilidades de combinación.

Por último, el Paleotraining utiliza la biomecánica para recuperar la extensión global del cuerpo humano. Se trata de corregir las desviaciones de nuestra columna vertebral, los hombros o la cadera que ha generado nuestro estilo sedentario de vida para recuperar el equilibrio corporal natural.

Y si nos ejercitamos como nuestros antepasados, también deberíamos comer como ellos. El Paleotraining puede ir acompañado también de una dieta especial. Se realiza el ejercicio en ayunas para fomentar el sistema de recompensa (si, cuando comes después de un gran esfuerzo sientes de verdad que te lo has ganado). Además, esta disciplina propugna la ingesta de los alimentos sólo existentes en la era Paleolítica como forma de nutrición adecuada.

¿Y tú, sientes ya la llamada de tus ancestros? Recupera la conexión entre tu cuerpo y tu mente; no necesitas máquinas musculares, ni encerrarte entre rejas como un hámster a correr en una rueda interminable. Un simple banco de un parque puede ser aquella roca que tus antepasados sorteaban para ir a cazar. Al fin y al cabo, tus músculos tienen que estar siempre listos para tu actividad diaria: vivir.

compartir en redes