Libérate del peso de tu cuerpo con el AeroYoga

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Un columpio es el objeto central de esta modalidad de yoga relativamente reciente que ayuda no solamente a corregir la postura y a fortalecer los músculos. Trabajar en el aire ayuda también a olvidarnos del peso de nuestro cuerpo y a trabajar la autoconciencia.

Flexibilidad, tonificación, fuerza, relajación y conciencia del momento presente son las claves. El AeroYoga es una práctica que no solo fortalece el cuerpo, sino que deja fluir tu creatividad y tus bloqueos.

Hoy os queremos hablar del AeroYoga®, una técnica que te ayudará no solamente a ponerte en forma sino que también es una manera de trabajar tu creatividad y, en definitiva, de conseguir el bienestar en cuerpo y mente. Con el AeroYoga® se desarrollan capacidades físicas como la fuerza, la tonificación muscular, la elasticidad y el equilibrio, sino también capacidades mentales y emocionales, pudiendo aumentar la agilidad, la memoria y la autoestima.

Se trata de un método diseñado en 2009 por Rafael Martínez, un español licenciado en Bellas Artes y profesor de Natha Yoga, que tras 8 años de estancia en Francia y una investigación en las prácticas de yoga, dio con esta manera de practicar, que según él, proporciona “tres veces más de disfrute”.  

El elemento fundamental en este método es un columpio que suspende nuestro cuerpo en el aire. Es esta ingravidez la que facilita la concentración y la flexibilidad y lo más importante, nos hace ser más conscientes de nuestro cuerpo y del momento presente. El columpio está especialmente diseñado para esta práctica, y es una superficie ergonómica sobre la que se practica, reduciendo el esfuerzo y facilitando las posturas, lo que proporciona un impacto menor en las articulaciones, y especialmente en la espalda.

Las respiración consciente es otro de los protagonistas del AeroYoga®, ya que todas las posturas se practican en coordinación con nuestra respiración, que nos hace ser más conscientes de nuestro cuerpo, conectar con la mente y encontrar la relajación y el bienestar. Se usa además como elemento creativo.

Una de las influencias principales de este método es el Natha Yoga, un tipo de yoga primigenio y ancestral, llamado Yoga de la energía, cuyas cuatro herramientas de trabajo principales como fuente de creatividad son cuerpo-energía-aliento-respiración, y que al usar el cuerpo como herramienta de trabajo fomentan también de forma efectiva beneficios sobre la salud. Ya en el siglo XX el maestro Iyengar desarrolló un tipo de yoga con arneses, cuerdas etc y practicando así el yoga en suspensión.

Existen tres niveles de dificultad en AeroYoga®, por lo que es una disciplina que podemos practicar todos, ya que parte de fases de iniciación, en las que existe algo de contacto con el suelo, del que nos vamos distanciando según vamos avanzando en la práctica.

¿Por qué en el aire?

La suspensión, como hemos dicho antes, es el elemento que facilita la concentración y una práctica en la que nos olvidamos del peso de nuestro cuerpo. El balanceo del columpio nos hace recordar la estancia en el útero materno, nos mecemos como un bebé, y esto es una de las cosas más relajantes que existen.

La ingravidez e incluso la levitación son elementos que se han trabajado e investigado desde hace miles de años en la cultura hindú. El uso de estos columpios se inspira en imágenes procedentes del siglo XII, en las que se ve como yoguis y faquires usando cuerdas y telas para realizar sus asanas (posturas de yoga) suspendidos en el aire.

El cuerpo en ingravidez deja de ser un peso y se convierte en un habitáculo de placer, bienestar y experimentación para poder redescubrir nuestras capacidades.

Por otro lado, suspendidos en el aire nos resulta más fácil conseguir ciertas posturas que el cuerpo de los occidentales no está acostumbrado a adoptar, como la postura del loto (padmasana), que en Oriente es una postura más natural, ya que hay quien la practica desde niño y por este motivo su cuerpo está mejor amoldado.

AeroYoga® es un método que empezó en España y ya se está exportando a otros países del mundo por todos sus beneficios y porque es una forma diferente de practicar Yoga. Apúntate a practicar Yoga en el aire, olvídate del peso de tu cuerpo, y disfruta de este original método que está enganchando a gente en muchos países de Europa y Latinoamérica.

compartir en redes