Mindfulness: ejercicios para saborear la vida

  • Mente
cat-icon-on-post

Mindfulness es atención plena, es aprender a saborear y a reconocer el momento presente. Esta forma de meditación cada vez es más popular ya que está demostrando ser la cura de muchos de los males del siglo XXI.

Te contamos por qué y cómo practicar mindfulness.

Cada vez oímos más la palabra mindfulness, y eso es porque esta práctica se está extendiendo cada vez más. Pero ¿qué es mindfulness exactamente? Mindfulness es una técnica de meditación, en la que aprendemos a encontrar un estado de atención centralizada en una misma cosa, ya sea un pensamiento, un sentimiento o algún elemento de la percepción, como puede ser la respiración.

Mindfulness se trata de recrearnos en el momento presente, de concentrarnos en lo que está pasando aquí y ahora, de observar sin juzgar lo que sucede momento a momento. Se trata de una forma diferente de relacionarnos con lo que nos sucede y con nuestros sentimientos y emociones, observarlos desde un ángulo nuevo.

Este estado de atención plena, de conciencia pura es una capacidad humana básica y universal, es decir todos somos capaces de practicar mindfulness, ya que se trata simplemente de concentrarnos en el momento presente para así deshacernos de pensamientos nocivos y de toda la narrativa personal que generamos a partir de los hechos que presenciamos, de concentrarnos únicamente en lo que sucede. No se trata de alterar el contenido de nuestro pensamiento, sino de cambiar el cómo pensamos, de la función metacognitiva.

Se trata de aprender a concentrarnos en lo que estamos haciendo, a saborear los momentos agradables, disfrutar de lo que nos ofrece el mundo sin juzgarlo, sin pensar más allá que en el momento presente. Ni antes ni después. El ahora.

La ciencia de la meditación

Mindfulness le debe mucho a la meditación budista y a otras prácticas meditativas, que se han estudiado a través de la neurobiología para comprobar que funcionan a nivel fisiológico, y que a través de procesos neurológicos y mentales esta práctica mejora nuestra salud, física y mental.

A partir del estudio de diferentes técnicas de meditación se extrajo esta práctica operativa independiente de cualquier credo o religión, a la que se han añadido conocimientos de la ciencia occidental, por lo que mindfulness es meditación, pero no toda la meditación es mindfulness.

Nuestra ciencia de la meditación se comenzó a utilizar en Estados Unidos alrededor de 1975 para reducir el estrés y el sufrimiento en pacientes con cáncer, consiguiendo efectos muy positivos en el tratamiento, de tal manera que se ha seguido empleando hasta nuestros días.

La atención a nuestra experiencia momento a momento tiene efectos positivos sobre el sistema inmunitario, nos ayuda a generar anticuerpos. A nivel mental favorece un estado de calma y concentración, ayuda a conservar el equilibrio emocional y los estados de ánimo positivos, facilita la empatía y el respeto a las demás personas. Todos estos son efectos que ayudan a mejorar la calidad de vida y a reducir el sufrimiento que nos provocan las situaciones externas.

¿Cómo y por qué mindfulness?

Ya hemos expuesto suficientes razones para practicar mindfulness. Simplemente es una herramienta para mejorar la calidad de vida, para aprender a gestionar emociones, a concentrarnos y a disfrutar del momento presente, algo que muchas veces olvidamos ¿Por qué practicar mindfulness? Por que nos ayudará en todos los aspectos de nuestra vida.

Se recomienda un entrenamiento de ocho semanas que nos ayudará a practicar esta técnica de manera independiente y a llevarla a diferentes aspectos de nuestra vida. Se puede practicar mindfulness en cualquier lugar. Si sabes respirar, sabes meditar.

El mindfulness se ha extendido tanto y está creciendo de tal manera que las nuevas tecnologías no se quedan atrás y también existen numerosas aplicaciones móviles para poder organizar nuestras propias sesiones de meditación guiadas por expertos. Podemos elegir música, voz duración e incluso temática.

Dicen los expertos que no se pueden conocer las infinitas bondades del mindfulness hasta que no se prueba. Siempre es bueno dedicarnos un rato a nosotros mismos y a nada más, y solamente esto ya tiene efectos enormemente positivos en nuestro estado de ánimo, por lo que desde Vive00 te animamos a que pruebes esta práctica y te acerques un poco más a bienestar. Estaremos esperando a que nos lo cuentes.

compartir en redes