Cinco planteamientos que te ayudarán a aumentar tu rendimiento

  • Mente
cat-icon-on-post

Muchas veces el enfoque que tenemos ante diferentes situaciones nos impide aprovechar nuestra capacidades al máximo. Hoy te vamos a ayudar a que cambies cinco enfoques habituales para aprovechar al máximo tu rendimiento y tus posibilidades.

A veces la clave consiste simplemente en cambiar el punto de vista. El único límite es la imaginación, para bien y para mal.

rendimiento

El éxito suele ser el resultado de un buen rendimiento, el fruto del trabajo duro y bien hecho. Hay proyectos que fracasan por el camino, y eso es algo que pocas veces contarán las personas de éxito, porque para ellos un fracaso no es algo negativo, es una manera de aprender a mejorar y de detectar sus debilidades y puntos a mejorar. El enfoque que le damos a nuestra realidad suele ser clave para llevar a buen puerto nuestros proyectos.

Hoy vamos a contarte dónde están los puntos en los que cambiar la perspectiva para aumentar tu rendimiento, y con él las posibilidades de éxito. Es más fácil de lo que parece una vez que has identificado estos puntos y el resultado será de lo más satisfactorio para todos.

1. No dejes que las críticas te frenen

Muchas veces que alguien desapruebe tu proyecto o tu trabajo suele ser desmoralizador. La clave para evitar que los demás absorban tu energía reside en no trabajar intentando complacer a los demás y guiarnos por nuestros propios estándares. Esto pasa por tener claros nuestros objetivos.

rendimiento

Escuchar las críticas de los demás es constructivo, es útil y es una información muy valiosa para mejorar nuestro proyecto, pero no debemos hacer que esto nos desmoralice, sino todo lo contrario. Será mejor verlo como un impulso para seguir trabajando y continuar con el proceso creativo.

2. Deja que el miedo forme parte del proceso

El miedo, la inseguridad o los nervios cuando estás haciendo algo importante es una sensación normal. Simplemente forma parte del proceso. La gente verdaderamente productiva lo entiende de esta manera. Y no es que sean más valientes que tú, simplemente encuentran la manera de convivir con ello.

Entre lo que somos y lo que queremos hacer normalmente se pasa mucho miedo, pero está en nuestra mano superarlo para poder avanzar. A veces estos miedos son mucho más pequeños de lo que nos parecen en un primer momento, solamente hay que plantarles cara, y seguramente después de eso no te vuelvan a molestar.

rendimiento

3. La creatividad es el resultado del esfuerzo y no de la inspiración

La gente con alto rendimiento entiende que la inspiración les tiene que pillar trabajando. Mejor dicho, la inspiración y la creatividad son fruto del esfuerzo y del trabajo, y es importante trabajar duro para tener ideas frescas y originales.

Si que es verdad que muchas veces sentimos un bloqueo que nos impide avanzar. El truco es salir a dar un paseo o airearse un poco. En esos momento sí que es posible que nos llegue la inspiración repentina, pero no llegará si no la has estado llamando antes.

Es raro que las buenas ideas lleguen de repente, lo más normal es que sean el resultado de un buen número de horas de reflexión. Si no entiendes el trabajo como una actividad que tenga lugar durante muchas horas detrás de una mesa, no lo hagas así. Trabaja, piensa y reflexiona donde estés más cómodo.

4. Pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino una de las claves del éxito

No todo sabemos hacer de todo. Muchas veces necesitamos de otras personas para completar nuestro trabajo. Pedir ayuda, o si lo prefieres, aprender a delegar, es otra de las claves para conseguir aumentar tu rendimiento y no es un signo de debilidad, es un síntoma de personas resolutivas y con recursos.

5. No dejes que un mal día estropee tu esfuerzos anteriores

El humor y el estado de ánimo son dos componentes fundamentales para el trabajo intelectual. Un mal día no debe ser excusa para abandonar el trabajo o para detenerlo. Encuentra una manera para utilizar tus emociones negativas para seguir con el trabajo. Tómate un tiempo, airéate y lucha contra tu mal humor. No debes dejar que sea una excusa para bajar el rendimiento.

rendimiento

Como ves, solamente es cuestión de cambiar algunas percepciones subjetivas para aumentar tu rendimiento. Aplica estos consejos no solamente en tu vida laboral, también en tus proyectos personales y verás cómo eres capaz de conseguir todo lo que te propongas.

compartir en redes