¿Cuál es el pan más saludable?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

El pan forma parte de nuestra dieta hasta tal punto que se puede decir que también es algo descriptivo de nuestra cultura desde hace siglos. Nunca suele faltar en las mesas, al menos en alguna de sus múltiples variantes y presentaciones, y es tan versátil que combina con todo.

De hecho, es prácticamente imposible encontrar a alguien al que no le guste el pan. Pero, con la reciente proliferación de otros tipos de cereales menos habituales que el trigo, también han aparecido nuevos tipos de pan, lo cual amplía nuestra capacidad de elección. Y, como es muy complicado decidir cuál es el pan más rico, porque para gustos hay colores, no nos queda otra que preguntarnos ¿qué tipo de pan es el más saludable?

La tradición del pan de trigo

Nadie puede dudar que, al menos en gran parte de España, el pan más tradicional es el elaborado a base de harina de trigo. Es cierto que, en algunas zonas, sobre todo en las que este cereal no se puede cultivar, se ha optado tradicionalmente por otros tipos de panes que, de un modo más o menos exitoso, han sobrevivido o han resucitado en los últimos tiempos, con el empuje de una gastronomía más tradicional o más saludable.

Pero, ¿se puede decir que el pan de trigo sea el pan más saludable? Tal y como lo conocemos, de modo industrial o comercial, no. El pan procesado, sin ser necesariamente malo, sí que contiene muchas más cantidades de azúcares y grasas que, a la larga, pueden resultar menos beneficiosas para la salud.

Realmente, esto puede pasar con panes fabricados con cualquier tipo de cereal, no sólo de trigo. Y, por esta razón, a la hora de pensar en el pan más saludable hay que buscar otras características más allá del tipo de grano o de harina que se utilice.

pan más saludable

Entonces, ¿qué es lo que define a los panes más saludables? Principalmente, que se utilice harina integral, cuanta más, mejor. O sea, que, si se consigue un pan que tenga 100% de harina integral, será mucho mejor que el que contenga solo la mitad y, por supuesto, que el que lleve un porcentaje minúsculo, como sucede con muchos panes integrales comerciales que, realmente, no son integrales, ya que esta harina no se su ingrediente principal.

Otra característica que define a un pan saludable es que contenga gran cantidad de grano, ya que éstos enteros aportan gran cantidad de minerales, fibra y vitaminas.

Buscando el pan más saludable

Yendo al grano (y perdón por el juego de palabras), podemos recomendar distintos tipos de panes como los más saludables.

Para empezar, el pan de trigo integral. Seguramente éste sea el tipo de pan integral más conocido y más consumido, aunque tenemos que insistir en que no todos los panes que se anuncian como integrales son los más recomendables. Para que así sea, fíjate bien en que tenga grano entero y que la harina sea toda integral y toda de trigo. Hay ocasiones en las que, por abaratar los costes de producción, se mezcla la harina integral de trigo con harinas de otros cereales que resultan menos saludables. Entre las ventajas más conocidas y apreciadas de este tipo de pan es la gran cantidad de fibra que contiene, y sus beneficios en la prevención del cáncer de colon.

Otro tipo de pan que también es muy saludable es el pan de avena. Es menos común y accesible que el pan de trigo, pero cada vez es más fácil encontrarlo y, del mismo modo, de buena calidad.

pan más saludable

El pan de avena hay muchas ocasiones que se elabora mezclado con harina de trigo, y el resultado es un pan muy agradable al paladar, menos seco que el pan elaborado solo con harina de trigo y que destaca también por la gran cantidad de fibra que contiene y por sus propiedades a la hora de combatir el colesterol.

Pero si estás buscando el pan más saludable, tal vez no sea ninguno de estos dos. Entre los cereales más tradicionales en nuestros hornos centenarios hay uno que no es tan popular, tal vez porque su sabor sea un poco más fuerte, y que es el pan de centeno.

pan más saludable

Con solo un poco de adaptación a su gusto, verás que es un pan que combina a la perfección tanto con alimentos dulces como con salados, y que puede ser una opción ideal para introducir en el desayuno con un poco de fruta.

Pero, lo mejor de todo es que es el pan que más nutrientes y más fibra tiene, además de grandes cantidades de hierro y vitamina B. Y, por todo esto, también es un pan que sacia en mayor medida que otros panes, por lo que es de lo primero que te van a recomendar cuando quieras bajar de peso y no puedas prescindir de una rebanada de pan en el desayuno o en las comidas.

Hay otros tipos de panes, menos populares y no tan fáciles de encontrar, pero que también pueden ser aptos según tus necesidades o gustos. Por ejemplo, el pan de maíz, que es perfecto para las personas celíacas, ya que no contiene gluten, y además es aconsejable también para prevenir el cáncer gracias a los carotenos de este cereal. O el pan de espelta, muy de moda ahora, que en realidad es una variedad de trigo que presenta menos problemas para los alérgicos, que ayuda a combatir el colesterol y, además, es muy rico en fósforo, magnesio y calcio.

pan más saludable

Y, por supuesto, también puedes optar por alguna otra alternativa, como los panes que llevan otro tipo de cereales, como las nueces (que tienen grandes propiedades también) o, para los hipertensos, los panes sin sal, que tampoco son difíciles de encontrar en las mejores panaderías de tu barrio.

Como ves, comer pan no tiene que ser malo, sino que puedes hacer que este tipo de alimento tan tradicional también te sirva para conseguir un aporte nutricional bueno. ¿Cuál es tu pan más saludable favorito?

compartir en redes