Dime qué te duele y te diré qué deporte practicar

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Sabemos que el ejercicio es una de las mejores maneras de mantenernos saludables. El ejercicio regular no solamente nos ayuda a mantener nuestros niveles vitales, sino que también hace que ciertas partes de nuestro cuerpo se fortalezcan, evitando dolores de espalda, tendinitis y otras molestias.

Elige el ejercicio perfecto según la parte del cuerpo que quieras fortalecer.

La actividad física regular es lo mejor que puedes hacer por tu salud. Muchas de las molestias físicas que sentimos se podrían eliminar con el deporte, y viceversa, muchas de las molestias que tenemos pueden ocasionarse por estar realizando una actividad equivocada o por no estar realizándola correctamente. Unas zapatillas equivocadas para correr pueden afectar a nuestras plantas de los pies, o una mala postura nos puede ocasionar una lesión. Por esto es importante encontrar un asesoramiento adecuado al practicar deporte y así podremos escoger la actividad perfecta según nuestra constitución, disposición o necesidades. Ponte en manos de un profesional al empezar a entrenar para encontrar la práctica perfecta.

No obstante, te podemos dar unas indicaciones generales que te pueden ayudar a decidirte por la mejor práctica.

¿Dolores de cabeza o contracturas?

Una de las mejores cosas del deporte es que nos ayuda a liberarnos del estrés. La actividad física regular no solo nos hace liberar serotonina y dopamina, sino que inhibe la producción de cortisol, la hormona asociada al estrés. El resultado es que después de hacer deporte nos sentimos de buen humor y con sensación de satisfacción, nuestros músculos están relajados y sueltos.

Los efectos relajantes del ejercicio ayudarán a prevenir y eliminar contracturas musculares, en muchas ocasiones consecuencia del estrés y la tensión muscular, reflejo de estados de nervios o presión. De la misma manera, los dolores de cabeza son frecuentemente consecuencia del estrés. Practicar ejercicio de manera regular ayudará también a mejorar la circulación, lo que unido a la relajación y a un estado de calma y bienestar, redundará en muchos casos en la desaparición de algunos dolores de cabeza.

En este caso, las prácticas más recomendadas son el yoga, que relaja cuerpo y mente, estira los músculos y mejora posturas, correr o caminar también ayudan a desconectar, a disminuir el estrés y a relajar los músculos. En general los ejercicios aeróbicos como correr, caminar o montar en bicicleta mejorarán el estado de tu sistema locomotor y nervioso, acabando con estas molestias, producto del estrés y las tensiones de la vida diaria.

¿Te duele la espalda?

El dolor de espalda es una molestia muy común, consecuencia de malas posturas, de largas jornadas de trabajo y en ocasiones también del estrés.

Para solucionar las molestias de espaldas más comunes, el ejercicio más recomendado suele ser el pilates. El pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental, que parte de la síntesis de distintas especialidades, entre las que se encuentran la gimnasia, la traumatología y el yoga. Fuerza, respiración y relajación, intervienen en esta práctica, que es perfecta para fortalecer la faja abdominal, los músculos que sujetan la espalda, mejorar la postura, y prevenir dolores y molestias.

En los problemas de espalda el yoga también es un gran aliado. El yoga fortalece y relaja, aporta flexibilidad y nos ayuda también a ser más conscientes de nuestro propio cuerpo.

Sin embargo para los problemas de espalda el rey de los deportes es la natación. Nadar fortalece como ningún otro los músculos de la espalda, a lo que hay que añadir que el cambio al medio acuático hace que perdamos la sensación de peso del cuerpo, por lo que los movimientos se facilitan, sin que además se resientan las articulaciones.

¿Problemas en las articulaciones?

Cuando entrenas regularmente, sobre todo en prácticas como el running, las articulaciones, sobre todo las rodillas se pueden ver resentidas por el impacto del peso de tu propio cuerpo. Si ese es tu problema existe la posibilidad de hacer otro tipo de prácticas, como por ejemplo el indoor walking, series de ejercicios con música y coreografía sobre una bicicleta elíptica.

Si eres de los enemigos del gimnasio, siempre puedes acudir a la piscina, donde el medio acuático ayudará a prevenir estos impactos en las rodillas. Otra posibilidad es la danza, una manera de ponerte en forma, practicar la memoria y el ritmo, con un impacto menor en tus articulaciones.

No temas al día siguiente

El ejercicio a veces también duele. Duele porque estás poniendo tu cuerpo a trabajar. Se producen microrroturas en tus músculos (las famosas agujetas), que hacen que éstos se fortalezcan. La explicación es así de sencilla. La buena noticia es que evitarlo es muy fácil.

Es por esto que mantener la regularidad evita agujetas y otras molestias asociadas al ejercicio. Quienes acaban de empezar con un entrenamiento pueden estar resentidos durante los días posteriores. La clave en este caso en continuar con la práctica, y de esta manera estas molestias desaparecerán. Garantizado.

No olvides visitar a un especialista que te asesore y te oriente antes de comenzar. La seguridad en el deporte es fundamental para obtener resultados positivos y beneficiosos para la salud. Si contamos con los consejos de un especialista, evitaremos lesiones al conocer la mejor manera de practicar, sin riesgos para nuestra salud. De la misma manera, practicar deporte ayuda a fortalecer la estructura ósea y muscular, y así alejaremos las típicas molestias de espalda y articulaciones. Estos consejos se pueden aplicar a todas las edades, una vida sana, pasa necesariamente por hacer ejercicio, y siempre puede adaptar éste a tu edad y circunstancias. No dejes que estas cosas limiten tus prácticas.

Apúntate a la actividad física para conseguir el bienestar físico, pero también anímico. El movimiento merece la pena. Desde Vive 0,0 no nos cansamos de animarte a que lleves al bienestar a través de hábitos saludables.

compartir en redes