Trucos para manejar el estrés diario

  • Mente
cat-icon-on-post

Muchas veces con la ajetreada vida que llevamos y las prisas de todos los días, nuestro cuerpo va acumulando tensiones que nos producen dolores de espalda o cervicales, y lo que es peor, nos impiden descansar correctamente por la noche.

Te damos algunos trucos para minimizar estas tensiones que se manifiestan de manera negativa en tu cuerpo.

nicolai-berntsen-8741

El estrés es uno de los principales enemigos del bienestar, tanto en el plano físico como en el mental. El estrés impide que actuemos con normalidad y que realicemos nuestras prácticas diarias correctamente ya que este mal afecta entre otras cosas al sistema cognitivo.

Todos podemos y es más, en algunas ocasiones, debemos estar sometidos a situaciones puntuales de estrés, ya que es una respuesta animal ante una situación de peligro. Nos referimos al estrés positivo o eustrés, y se trata de un proceso puntual,  natural y de adaptación de nuestro cuerpo y de otros animales para resolver situaciones concretas.

La palabra estrés es un término procedente de la física que se refiere a la fatiga del material, y así se define el distrés o estrés negativo, que es aquel en el que superamos el equilibrio normal del organismo causando fatiga, ansiedad, irritabilidad e incluso ira. Si esta situación se prolonga aparecen las consecuencias físicas y psicológicas debido a la ausencia de descanso del cuerpo.

Cuando nuestro cuerpo se prepara para una situación de peligro se activa el sistema simpático del cerebro, que nos prepara para la acción y empieza a segregar hormonas como la adrenalina, la noradrenalina y el cortisol. También la composición de la sangre se altera, aumentando los niveles de glucosa y otros componentes dirigidos a que nuestro cuerpo gestione una respuesta eficaz ante el peligro. De manera permanente, esto podría resultar en problemas como inmunodepresión, diabetes u obesidad.

ashim-d-silva-106276

Las reacciones psicológicas se manifiestan a tres niveles: el emocional, el cognitivo y el de comportamiento. Si nuestro cuerpo se mantiene en este estado de manera prolongada aparece la fatiga, abatimiento, irritabilidad, apatía y una serie de emociones negativas que no nos ayudan en absoluto en nuestra vida cotidiana y nos alejan del bienestar.

Es cierto que con las rutinas y los niveles de exigencia que existen hoy en día, tanto en el plano profesional como en el personal el estrés es una mal muy extendido, pero hoy queremos aconsejarte para que aprendas a manejar el estrés diario.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

La frustración y el no cumplir los objetivos planeados son dos causas importante del estrés negativo, así que empecemos por eliminar estos factores de nuestra rutina.

La primera medida, lo más básico: organizarse y gestionar bien el tiempo. Con una buena gestión del tiempo evitaremos terminar el día con asuntos pendientes y que se nos acumulen las tareas en momentos de mucho flujo de trabajo. Esto rebajará los niveles de estrés diarios sabiendo que al terminar el día no tienes nada pendiente por el momento, lo que evita que te vayas a la cama con ese informe en la cabeza o con la sensación de que deberías estar trabajando.

Saber lo que tenemos que hacer en cada momento nos ayuda a parcelar y compartimentar el (poco) tiempo del que disponemos cada día.

En resumen: contra el estrés, lo mejor es la prevención.

chris-thompson-137484

Sé como tú quieras

La excesiva carga de trabajo no es el único factor externo causante del estrés. Otro de los factores principales que se han identificado como fuente de estrés negativo en las personas es la presión grupal, la frustración y las relaciones sociales complicadas. Por eso lo mejor es ser uno mismo, aceptarse y quererse, de esa manera es más probable que las presiones grupales no nos afecten. Sé como tú quieras y todo lo demás llegará. No te estreses.

ryan-winterbotham-227426 (1)

Haz deporte

Está demostrado que el ejercicio regular ayuda enormemente a mitigar el estrés y sus efectos tanto en el plano físico como en el plano psicológico. Este efecto es visible no solamente durante la práctica, sino que son efectos duraderos, ya que la actividad física hace que liberemos sustancias como las endorfinas que producen una ligera sensación de euforia, bienestar y relajación, y que ayudan a reducir significativamente la ansiedad y a conciliar el sueño.

En el plano mental, el ejercicio supone una actividad placentera que sirve como distracción de las preocupaciones que nos mantienen en alerta durante el día, lo que también produce un descanso. Por otro lado, cuidarnos y tener un papel protagonista en nuestro bienestar aumenta la autoestima y nos hace sentir bien con nosotros mismos, y aquí volvemos al punto anterior: se como tú quieras.

Introducir el deporte en tu rutina diaria o semanal es una buena idea por muchos motivos, y he aquí uno de ellos: el liberar las tensiones diarias que nos llevan a un estado de estrés continuo. Hay diferentes tipos de deporte que nos pueden ayudar a controlar los niveles de estrés, y a veces no es mala idea combinarlos. En cualquier caso, si aún no has empezado con el ejercicio regular, con que te decantes por un deporte es suficiente. Es importante no obsesionarnos porque si no encontraremos el efecto contrario. Lo mejor es empezar poco a poco, practicar  y todo llegará.

adrian-flores-170647

Los ejercicios aeróbicos como correr, el ciclismo o la natación están especialmente indicados para combatir el estrés, ya que ponen a funcionar nuestro cuerpo de manera que se liberan endorfinas y otras sustancias que reducen la tensión y la ansiedad. Además los ejercicios aeróbicos favorecen la relajación y el sueño.

El yoga y la meditación son otro de los métodos para conectar con nuestras verdaderas preocupaciones y necesidades, lo que verdaderamente nos impide ser felices. Es por esto que practicar yoga ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad de nuestra vida.

Desconecta: relájate y duerme bien

Recuerda que caminar también es un ejercicio aeróbico, por lo que además de practicar deporte camina siempre que puedas, para ir al trabajo, para desconectar durante un rato con un agradable paseo al final del día, puede ser el colofón perfecto para tu rutina antiestrés.

No debemos olvidar que un descanso de calidad es también importante para  vencer al estrés, ya que cuando estamos descansados rendimos mejor y estamos de mejor humor.

Ya sabes cuales son los mejores trucos para combatir el estrés, ahora solamente has de ponerlos en práctica y disfrutar del bienestar de una vida libre de estrés.

 

compartir en redes

te recomendamos