duri-from-mocup-219269

Compartir es vivir

Ya lo sabemos: compartir es vivir.

Comparte nos solo las cosas materiales, comparte también tus sueños y tus experiencias para relacionarte de forma plena y sana. Hay miles de razones por las que compartir es un acto positivo no solo para tí sino para los que te rodean.

Este concepto parece tan amplio como lo es, compartir en todos los ámbitos de nuestra vida es vivir, es bienestar.

duri-from-mocup-219269

Desde el principio de los tiempos el ser humano ha sentido la necesidad básica de poseer, pero también de compartir. Sobre en tiempos de crisis o de dificultad la generosidad nos sale por los poros y la solidaridad y la necesidad de ayudar y compartir con otros lo que tenemos están a flor de piel.

La acción de compartir hace referencia al hecho de dar algo a otro persona, a disfrutar simultáneamente de una cosa, desde una experiencia hasta un lugar o un objeto o comida. Todo esto y mucho más significa compartir.

La generosidad nos hace sentir bien y además puede que exista algo parecido al karma que nos haga que el mundo nos devuelva lo que le hemos dado en forma de otra cosa. Hacer partícipes a los demás de lo que hacemos y de lo que aprendemos supone un acto de generosidad que no solamente reporta un beneficio a quien recibe, sino también al que da.

Compartir es una manera muy eficiente de comunicación, es algo que habla de nosotros, de cómo somos y de cómo nos sentimos, y eso hace que los demás nos conozcan mejor, lo que alimenta relaciones interpersonales sanas y sinceras. Y ¿qué hay mejor que eso para estar en paz con nosotros mismos y con los demás?

Explorar y compartir es como vivirlo dos veces.

¿Alguna vez has pensado por qué cada vez que haces algo emocionante tienes ganas de contárselo a todo el mundo? Esto es porque cuando lo cuentas, estás compartiendo tu experiencia con los demás, y es como si lo estuvieras volviendo a vivir, como si tu experiencia se volviese a repetir. Cuéntalo mil veces y compártelo con quien creas que le va a interesar, también es enormemente inspirador que los demás nos cuenten sus aventuras.

joseph-barrientos-20262

En la actualidad al pensar en compartir pensamos en las redes sociales y en cómo ese potencial que éstas tienen pueden hacer que tus pensamientos, viajes o aventuras den la vuelta al mundo, que los demás los conozcan y que les inspiren.

En la esfera de Internet hay muchas maneras de compartir, muchas razones y muchos tipos de compartidores, pero todos ellos tienen en común el acto de generosidad y de inspiración que supone hacer accesibles al resto del mundo tu trabajo o tus conocimientos.

La psicología del compartir

Compartir contenidos en Internet es una práctica más que extendida, es algo cotidiano y se trata de todo un fenómeno social. Este acto es el responsable de que los memes se hayan hecho tan populares. Los memes son los responsables de la transmisión cultural en el ser humano, y hoy han llegado a su máxima expresión con las redes sociales y su increíble potencial de difusión.

caleb-frith-129988

Pero, ¿qué es lo que nos lleva a compartir diferentes materiales en Internet? En general porque estos actos llevan una gratificación implícita o explícita. Pero hay muchas otras razones determinadas por el afán de compartir conocimiento ya sea de una causa en con la que nos identificamos y tenemos interés en que se difunda, porque de alguna manera hemos encontrado la expresión de una idea que no sabíamos cómo exteriorizar, porque queremos hacer a los demás partícipes de algo que hemos descubierto, porque deseamos el éxito del creador de una determinada idea o experiencia o simplemente porque es algo que nos gusta y queremos que los demás lo vean, etc. En relación a los memes, que en el mundo de internet suelen ser de carácter humorístico, una de las principales razones por las que los compartimos es porque son divertidos y es mejor reír acompañado que reírse solo.

Economías colaborativas: compartir y conocer

Internet también ha cambiado en muchos aspectos nuestra economía cotidiana gracias al enorme potencial de lo que es compartir. Hoy la tendencia general avanza hacia lo compartido, transporte, libros, camas e incluso el tiempo. Desde el surgimiento del Internet 2.0 y la crisis económica de 2008 la economía del bien común, del código abierto y de la colaboración se han convertido en una filosofía vital que está demostrando cómo la generosidad es algo que suma, que inspira y nos hace ganar. Fomenta la sostenibilidad, difunde el conocimiento y hace que este crezca de manera vertiginosa.

joseph-barrientos-20262

El software libre es el mejor ejemplo de cómo compartir el conocimiento facilita que la investigación continúe y se pueda avanzar teóricamente. También demuestra como la creación de comunidades que comparten de manera altruista funciona. El software libre permite, por elección manifiesta de su autor, ser copiado, estudiado, modificado, utilizado libremente con cualquier fin y redistribuido con o sin cambios o mejoras.

La economía colaborativa cree en la solidaridad, en los beneficios que tiene el intentar que nuestros congéneres tengan lo mismo que tenemos nosotros. Lo importante no es solamente poseer un bien, sino disfrutar de su uso. La propiedad ya no es la única forma de felicidad. Y esto no está sucediendo solamente en el ámbito cotidiano, sino que en el ámbito profesional también está pasando y funciona. Entendamos a nuestra competencia como socios estratégicos o como compañeros, como ejemplos a seguir y no como rivales a los que hay que perjudicar. Cada vez está más claro que esta es la mejor forma de construir y de crecer juntos.

Lo hemos oído siempre: compartir es vivir y cada vez más compartimos y vivimos juntos. La generosidad y la solidaridad nos hace crecer como personas y como comunidad, por lo que todo son cosas positivas. La unión hace la fuerza.

, , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo