chocolate_3

Los beneficios de comer chocolate

El chocolate es uno de esos alimentos que suenan a tentación. Lo asociamos a momentos de capricho, a meriendas dulces y a culpabilidad posterior. Porque, no lo vamos a negar, muchas veces es un ingrediente en postres demasiado golosos que no resultan muy recomendables para la salud ni para la dieta. Pero, para ser justos, también hay que decir que el chocolate, en sí, no tiene la culpa. Nos referimos al chocolate más negro, al que tiene un alto porcentaje de cacao, al que no es para nada malo, sino que aporta muchas cosas buenas. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios de comer chocolate y cómo lo puedes comer del modo más saludable? Aquí te lo contamos.

chocolate_1

Los primeros chocolates

Para empezar, tenemos que explicar lo que es el chocolate, y por qué nos referimos al chocolate negro con alto porcentaje de cacao. El origen de éste lo encontramos en Mesoamérica. Allí es donde los olmecas comenzaron a cultivarlo y procesarlo para tomarlo como bebida y donde, posteriormente, comenzó a utilizarse como moneda y a consumirse junto con otros alimentos.

A la bebida que producían a partir del cacao lo llamaron tchocolatl, que es lo que derivó en nuestra palabra actual. Y ésta fue la bebida que se encontraron los españoles ya en el siglo XVI, y que motivó que comenzaran a importar el fruto del cacao a Europa. Pero este chocolate original tenía un sabor fuerte y amargo, por lo que la receta de la bebida se adaptó al gusto español y se endulzó con caña de azúcar y canela.

chocolate_2

No fue hasta siglos más tarde cuando el chocolate pudo manipularse de un modo distinto, gracias al uso de la prensa hidráulica durante el proceso de extracción de la manteca de cacao. Y por esta razón es por la que comenzaron a comercializarse productos derivados en estado sólido, tanto las tabletas que tan familiares nos son como los bombones, pralinés, etc.

Estos chocolates sólidos seguían endulzados y suavizados para hacer más atractivo su sabor –y lo siguen haciendo en muchas ocasiones–, pero esto también hacía que los beneficios nutritivos se vieran atenuados.

Ésta es la razón por la que muchas veces se identifica al chocolate como un alimento poco saludable y nada recomendable para los que quieran cuidar su línea. Pero, claro, nos estamos olvidando del chocolate en su pura esencia, ése en el que el porcentaje de cacao es más alto y en el que se reducen las partes de leche y de azúcares. Este chocolate sí que es bueno.

Los beneficios del chocolate amargo

chocolate_3

El chocolate amargo, o chocolate negro, te puede aportar grandes cosas. Eso sí, tampoco conviene abusar de las cantidades. Estamos hablando de una o dos onzas al día, no más. Pero aunque parezca poco, con eso de chocolate en tu dieta, puedes beneficiarte en muchos aspectos.

  • Es muy rico en antioxidantes: El chocolate negro es una gran fuente de polifenoles, flavonoides y catequinas, entre otros, y éstos ayudan al organismo a liberar radicales libres, que son los causantes del daño oxidativo de las células. Esto, a largo plazo, puede ayudar a prevenir multitud de enfermedades y también se considera que atenúan el envejecimiento.
  • Protege el corazón: Esta propiedad del chocolate negro es una de las que más se ha investigado en los últimos años. De hecho, se estima que las personas que consumen chocolate negro habitualmente pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas en altos porcentajes. Esto se debe a que el ácido oleico que contiene la manteca de cacao reduce los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los del colesterol bueno (HDL).
  • Previene accidentes cerebrovasculares: Otro de los efectos del chocolate negro es la mejora en la circulación de la sangre, lo que favorece el flujo tanto hacia el cerebro como hacia el corazón. Son varios los estudios que han demostrado que el consumo regular del chocolate negro ayuda a prevenir los accidentes cerebrovasculares, y también favorece la función cognitiva.
  • Aumenta la sensación de saciedad: Esto se debe a que el chocolate negro tiene mucha fibra y, aunque pueda parecer adictivo, en realidad produce un efecto saciante que puede resultar muy útil a la hora de evitar ingerir otros alimentos que sí puedan producir un aumento de peso.
  • Es bueno para la piel: Al favorecer la circulación de la sangre, también facilita que los nutrientes esenciales lleguen a las capas superiores de la piel, y la protege de los efectos de los rayos del sol y de la deshidratación.
  • Mejora la salud dental: Aunque pueda extrañar, el chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, que favorece la salud del esmalte dental y, por lo tanto, ayuda a prevenir las caries. Eso sí, acompañado de una buena higiene bucal, por supuesto.
  • Refuerza el estado de ánimo: El chocolate tiene pequeñas dosis de cafeína, que puede actuar como estimulante, y también contiene feniletilamina, que es conocida como la droga del amor, y que es una sustancia encargada de liberar endorfinas en el cerebro, lo que proporciona un aumento en la sensación de bienestar.
  • Aporta minerales y vitaminas: El chocolate negro también es rico en potasio, magnesio, zinc, manganeso y vitaminas del grupo B.

chocolate_4

Y parece que los beneficios del chocolate negro, y más concretamente del cacao puro, no se van a quedar aquí. Hay muchos estudios en marcha que están destinados a probar los beneficios del cacao a la hora de prevenir la diabetes, e incluso para atenuar el riesgo de padecer otras muchas enfermedades.

Eso sí, conviene recordar que el verdadero culpable de todos estos beneficios es el cacao y, por ello, lo conveniente es consumir chocolate negro que contenga, al menos un 70% de cacao. Sabemos que los chocolates más dulces pueden resultar más sabrosos y atractivos, pero también resultan menos saludables que los chocolates amargos. Y tú, ¿eres fan del chocolate? ¿Conocías todos estos beneficios de incluir un poco de chocolate negro en tu dieta?

 

,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo