matthew-henry-135657

Los viajes más apasionantes ya no son en avión

Olvídate de presumir de con tus amigos de esos billetes de avión tan baratos que conseguiste: la emoción no se encuentra dentro de la cabina de un aeroplano.

Vuelve a utilizar los medios de transporte tradicionales para una experiencia inolvidable.

Al fin y al cabo el viaje es el camino.

morre-christophe-121634

Un avión es capaz de llevarte a cualquier destino en tiempo récord. De hecho es el medio de transporte más rápido y según dicen más seguro. Si todo va bien, puedes alcanzar destinos al otro lado del charco en unas cuantas horas. Si todo va bien significa que no haya huelgas de pilotos o controladores, que no haya una nube de lava volcánica que impida la visión, que tu maleta no haya terminado en Kuala Lumpur, o que aterrices en una misteriosa isla desierta en la que pasan cosas muy extrañas.

Busca la oferta estrella, acepta unos cuantos recargos por viajar con maleta, por elegir tu asiento, por no tener que hacer cola al embarcar o por cualquier otra prestación absolutamente normal que puedas desear y ya tienes tu pasaje para tu viaje. De camino, puede que hayas reservado en un hotel y alquilado un coche por un falso precio de oferta que te ofrece un banner fruto de un algoritmo que responde a lo que internet piensa que son tus preferencias.

dikaseva-35077

Parece que con el tiempo hemos perdido la esencia de viajar: la emoción, la sorpresa y el cambio de hábitat. Hoy en día buscamos demasiadas comodidades como viajeros que hacen que nuestro viaje se convierta en una desplazamiento lleno de lujos que poco diferencia nuestra vida cotidiana del viaje. Viajamos para sumergirnos en culturas desconocidas, para conocer costumbres diferentes, para sorprendernos y para cambiar de hábitat. Internet y la globalización han hecho que viajemos a donde viajemos ya sepamos dónde nos vamos a alojar, las opiniones de otros cientos de viajeros que ya han pasado por allí, los sitios que hay que ver, y las fotos que hay que hacerse. Atrás quedó la sorpresa, el camino inexplorado, la investigación, el superar las adversidades, la propia esencia de la aventura. Las penurias también son parte del viaje. Demasiadas comodidades hacen los viajes rutinarios y en cierto modo tediosos.

El aeropuerto, ese no-lugar

El avión es el medio de transporte que simboliza la globalización. Cierto es que en el avión nos puede tocar un interesante compañero de asiento, con una apasionante historia que contar, pero también te puede tocar un niño que no para de llorar en las 18 horas de vuelo a Vietnam, aunque lo más normal es que te subas al avión después varios controles de seguridad, correr buscando tu puerta de embarque, quitarte y ponerte zapatos, abrigo, jersey, esperar una absurda cola de gente que ya tiene un asiento asignado, pelear por subir tu ridícula (de tamaño) maleta al portaequipajes y todo tipo de situaciones cargantes y carentes de todo tipo de emoción.

luis-llerena-14781

Si todo va bien llegarás a tu aeropuerto de destino, un no-lugar por excelencia, en el que todo el mundo está de paso, no tiene identidad alguna y a no ser que lo conozcas bien, no es fácil distinguirlo de cualquier otro aeropuerto de cualquier otro país.

A continuación te subirás en tu servicio de transporte a tu hotel, visitarás los monumentos y sitios secretos que recomiendan en Internet y volverás a tu hogar con unos cuantos cientos de fotos en tu tarjeta de memoria. Puede que te depare alguna sorpresa el restaurante que has elegido si tu experiencia no coincide con aquella que leíste por internet.

El viaje es el camino

Un viaje es una manera de conocer cosas nuevas y de vivir experiencias sorprendentes, improvisar, explorar y tener alguna que otra aventura. En definitiva, salir de nuestra zona de confort.

Podemos empezar por elegir otros medios de transporte diferentes al avión. Esto condicionará tu destino, ya que has de invertir mucho tiempo en desplazamientos, pero a cambio conocerás lugares diferentes, y tu viaje será más emocionante.

adrian-197800

De acuerdo, te puedes desplazar en avión a un destino y luego hacer tu propia aventura en coche o en el transporte público de tu lugar de destino. La idea es que utilices el tren, los autobuses y las formas de transporte local como parte de la aventura, ya que es ahí donde conocer a los locales, a las personas que configuran la verdadera identidad de un lugar, aquellos cuyo trabajo no es acoger a extranjeros y mostrarles o ratificarles la idea preconcebida que traían desde casa.

Utiliza carreteras secundarias, autobuses de línea y trenes. Además de los lugares que hay que ver (¡no te los pierdas!) conocerás a la gente y si tienes suerte, historias locales y los sitios menos masificados y turistificados. Planifica tus próximas vacaciones para hacer una ruta en bicicleta o a pie, así además estarás realizando un viaje sostenible.

brooke-cagle-39570

Ese es el auténtico viaje: explorar y visitar lugares nuevos de los que sabes poco o nada. Ya sea en París o en Karakalpakstan siempre hay enclaves que descubrir y aventuras que correr. No limites tu viaje a que tu mayor aventura es que el taxista te ha timado o que las sábanas del youth hostel que has visitado estaban sucias.

Esto no significa que dejes de usar el sentido común y que comprometas tu seguridad. En absoluto. Ten en cuenta las costumbres del lugar, los códigos culturales y sociales, respeta la identidad y las costumbres de tu lugar de destino. La seguridad es lo primero, y de la misma manera que estás viajando para descubrir, debes ser prudente con los asuntos polémicos o que puedan herir sensibilidades. El respeto a la gente y a su modo de vida es fundamental para conocer y descubrir, y esta es la primera regla del viaje.

Investiga, descubre, comparte, pregunta y habla con los lugareños. Mézclate, viaja por placer, por el placer de explorar, de sorprenderte y de volver a casa con una nueva y apasionante historia que contar, una de esas que no olvidarás jamás. A veces un desplazamiento más largo o incómodo puede ser la clave para vivir una experiencia única.

¿Cual es tu próximo destino?

,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo