Deportes de montaña: es tiempo de disfrutar al aire libre

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Se acerca la primavera y, aunque la climatología sea algo inestable, ya apetece salir al campo a disfrutar de la naturaleza en compañía de nuestros amigos. Aprovecha las temperaturas suaves para explorar nuevos senderos y conocer nuevos retos en la montaña.

Las temperaturas están empezando a subir y los días comienzan a alargarse. Con el inicio de la primavera a la vuelta de la esquina a quién no le apetece salir a dar una vuelta a la montaña, respirar aire fresco y aprovechar para hacer un poco de deporte. Al fin y al cabo la montaña y el aire libre son un lugar sin igual para hacer ejercicio: magníficas vistas, un aire limpio y libre de contaminación y un lugar apartado de los ruidos de la ciudad. Las condiciones perfectas para desconectar y pasar un rato memorable.

william-hook-58602

El hombre y la montaña

El hombre y la montaña han estado ligados desde hace miles de años, cuando las montañas eran grandes desconocidas y el hombre se echaba a andar y a explorar para descubrir qué se encontraba al otro lado de ese enorme montículo de tierra, en busca de nuevos pastos y nuevos recursos. Los montes nos han dado frutos, agua, madera para construir nuestras casas, tierras donde sembrar las cosechas y muchas horas de entretenimiento. Los montes han sido escenarios de leyendas y novelas, de grandes exploraciones y batallas.

Desde el Imperio Romano que comenzó a construir las primeras calzadas como caminos para vertebrar sus dominios el hombre marcó las bases no solo de las carreteras que utilizamos hoy, sino también de lo que hoy son los principales caminos y senderos, ya que en gran parte estas transcurren a lo largo de montañas.

michal-parzuchowski-144147

No fue hasta el comienzo de las grandes exploraciones del siglo XIX cuando se empezaron a practicar deportes de montaña como tal, como una manera de satisfacer las necesidades de los individuos, como un entretenimiento más que una obligación. La primera vez que unos deportistas coronaron la cima del Mont Blanc, la más alta de los Alpes fue en 1786, y la primera expedición (sin éxito) para alcanzar la cima del Everest se emprendió en 1921. Entre estas dos fechas y mucho más hasta el día de hoy, las equipaciones para hacer montañismo han evolucionado enormemente, mejorando la comodidad y la seguridad de los alpinistas, protegiendo mejor del frío y optimizando sus equipajes y tiendas de campaña.

Montañismo y senderismo

No es nuestra intención recomendarte que corones el Everest, ni mucho menos. Nuestro país está lleno de bellos y accesibles montes en los que practicar el montañismo que es la más antigua y completa de las modalidades deportivas de montaña. El alpinismo o montañismo consiste en subir montañas con la curiosidad y el afán de superación por motivación, el placer de alcanzar una cima y observar el paisaje que nos ofrece la altura que hemos conquistado. No hace falta subir a más de 8000 metros, de hecho para esas cumbres se usa la palabra himalayismo, y para las de los Andes, andinismo.

diogo-tavares-189268

El alpinismo exige el dominio de diversas disciplinas como son el esquí de montaña y de fondo o la escalada en piedra y hielo. Para hacer una ruta de cierta dificultad es necesario un apoyo de profesionales, un buen conocimiento de la zona y una preparación física previa. No obstante existen rutas sencillas y accesibles para todos que pueden hacer las delicias de un fin de semana. Ahora que no encontrarás tanta nieve y unas temperaturas demasiado bajas es el momento ideal en muchos sitios, en otros puede ser demasiado pronto.

Si el montañismo puede resultar un poco extremo, su hermano pequeño el senderismo es perfecto para un plan de fin de semana entre amigos, en el que conocer nuevas rutas que llevan a parajes sorprendentes y disfrutar de una agradable caminata. Casi todos los senderos están marcados y clasificados según su dificultad.

Para quienes andar no es suficiente

Además de caminar por el campo existen otros deportes auspiciados por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada que se pueden practicar en altura, como las carreras de montaña, o lo que es lo mismo, el running montañero. Se trata de una disciplina que no solo requiere rapidez, sino también resistencia. En los últimos años esta modalidad deportiva ha experimentado un sorprendente crecimiento, y se empiezan a formar nuevos equipos y a organizar nuevas carreras.

Los descensos en bicicleta, el ciclismo de montaña, también está conociendo un enorme crecimiento. Las bicicletas de montaña permiten recorrer largas distancias por terrenos montañosos sin problemas.

wynand-van-poortvliet-64523

Escalada y barranquismo merecerían un capítulo aparte, ya que son deportes tan apasionantes como especializados para los que se necesitan conocimientos específicos. Se pueden incluir dentro del montañismo ya que para alcanzar una cima suele ser necesaria la escalada o el remontar un barranco y ofrecen vistas y panorámicas de gran belleza, pero exigen una preparación física, un conocimiento del medio y una formación previas importantes. Aún así existen clubs y federaciones que ofrecen esta formación para garantizar la seguridad de estas prácticas, que también podrás compartir en comunidad.

Algunos consejos prácticos

Recorrer la montaña es una manera inmejorable de hacer deporte al aire libre y de entrar en conexión con la naturaleza. Caminar es un ejercicio aeróbico que favorecerá nuestra circulación y nuestra respiración, además de nuestro humor y nuestra disposición mental en general. Es importante siempre tener en cuenta algunas medidas de seguridad como llevar la ropa adecuada, que sea cómoda y proteja del frío. Un calzado adecuado para evitar posibles lesiones o incluso algún resbalón aparatoso es muy importante.

Es también fundamental llevar comida para los recorridos largos, así como barras energéticas o frutos secos, agua para hidratarnos y alguna bebida isotónica. Las marchas por la montaña a veces se alargan y no suele haber bares para reponer líquidos y minerales por el camino.

jordan-mcqueen-99276

En nuestra toma de conciencia con esta conexión con la naturaleza tendremos en cuenta la importancia de respetar el campo y el entorno que estamos visitando. Evitaremos causar cualquier impacto evitando dejar ningún tipo de residuo que pueda alterar el ecosistema, ni emitiendo ruidos demasiado fuertes que puedan romper la tranquilidad de la fauna que vive en esos lugares.

Asómate a la montaña, enamórate de ella, visítala, ámala y cuídala. Es el entorno perfecto para explorar y encontrar el bienestar en compañía.

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.