post banner image

¿Qué es el trigo sarraceno y por qué deberías incluirlo en tu dieta?

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Seguramente ya hayas oído hablar del trigo sarraceno y lo relaciones con un alimento sano y saludable que, hasta hace poco, nadie conocía. Y es que cada vez se habla más de este alimento, que no es realmente trigo y tampoco es un cereal, pero que sí se puede usar de un modo equivalente en la cocina a la hora de preparar distintos platos. Si quieres aprender un poco más sobre el trigo sarraceno y sobre todas las cosas buenas que te puede ofrecer, sigue leyendo, y descubrirás cuántas ventajas obtendrás si lo incluyes en tu dieta.

trigo_sarraceno_3

Hablando en términos científicos, el trigo sarraceno, también conocido como alforfón, es una planta herbácea de la familia de las poligonáceas. Y lo que comemos, en realidad es la semilla de la planta, aunque es cierto que, por sus características, casi lo tratamos y lo usamos como un cereal.

Aunque pueda parecer que el trigo sarraceno es algo que se está poniendo de moda últimamente, a diferencia de otros productos más “nuevos”, no es algo que acabe de llegar a nuestra cocina, ni a nuestra dieta. Es cierto que tampoco es originario de nuestras tierras, sino de Asia, pero desde allí ya llegó a Europa –y a la península ibérica también– hace cientos de años.

De hecho, aunque en España no estuviera tan extendido, sí que fue un alimento muy importante en la Europa más norteña, ya que tenía la virtud de crecer incluso en las tierras menos fértiles. Los bretones lo consumían en forma de galette, algo que sigue vigente en la gastronomía francesa, y su relevancia fue tal que hasta el propio Hans Christian Andersen le dedicó un breve cuento, llamado “El Alforfón”.

Lo que pasa es que su recolección no es tan fácil como la de sus competidores cereales, y puede que por eso su consumo haya decaído en los últimos tiempos. Y decimos en los últimos tiempos porque ahora son muchos los médicos y nutricionistas que lo recomiendan, dado que sus propiedades son realmente beneficiosas.

trigo_sarraceno_2

¿Cuáles son esas propiedades tan beneficiosas del trigo sarraceno?

Para que os hagáis una idea general, a esta planta se le conoce como la reina de la proteína vegetal, ya que tiene más de un 10% de proteínas y éstas, además, son muy asimilables por nuestro organismo. Pero no es el contenido de proteínas lo que la hace tan interesante. Son muchas más cosas.

Para empezar, tiene mucha fibra. Y esto es bueno porque produce un efecto saciante y ayuda al tránsito intestinal, así que es ideal para los que quieran controlar un poco su peso.

High quality wholemeal bread wheat from barley oats and buckwhea

El trigo sarraceno también es una gran fuente de Omega-3 y Omega-6, algo muy bueno para el corazón y para el colesterol. Y, a diferencia de los cereales, contiene rutina (también conocida como vitamina P), que es perfecta para la circulación y como antiinflamatorio.

Sus aportes nutricionales no se quedan ahí, ya que su consumo también aporta cantidades interesantes de otras vitaminas del grupo B y de minerales como magnesio, fósforo o zinc.

Y, por supuesto, el trigo sarraceno no contiene gluten. Esto quiere decir que es apto para el consumo de todas las personas, tanto celiacos como no celiacos, pero son estos primeros los más beneficiados de su consumo, ya que reciben una cantidad importante de nutrientes y una gran versatilidad en su dieta sin arriesgarse a trastornos o intolerancias.

¿Cómo se puede preparar el trigo sarraceno?

El trigo sarraceno se puede comer crudo, aunque es conveniente ponerlo a remojo primero, para ablandarlo, y lavarlo bien. Pero lo más común, y lo que más posibilidades nos puede ofrecer es comerlo cocinado. Y, ¿cómo se puede cocinar el trigo sarraceno?

Muy fácil, piensa en algo similar al arroz. Así de simple. Una vez lavado, los granos de trigo sarraceno se pueden tostar ligeramente con un poquito de ajo o, directamente, poner a hervir con agua o con caldo. La proporción idónea es de dos partes de agua por una de trigo y, una vez que esté en ebullición, dejarlo cocer a fuego medio por entre 15 y 20 minutos.

Con esto, tendremos un rico plato o acompañante que, al igual que el arroz, se puede conservar durante un par de días en la nevera sin problemas.

Si no se te ocurre con qué comer el trigo sarraceno, o en qué platos puede quedar bien, no te preocupes. Combina a la perfección con muchísimas cosas. Por ejemplo, con vegetales crudos en ensalada, o en otros platos más calientes, como potajes o purés.

bote_de_trigo_sarraceno

También es un elemento perfecto de guarnición para muchos guisos, ya que queda de un modo genial con carnes y verduras, y su sabor es muy suave, por lo que no tendrás problemas en ese sentido. De hecho, es un alimento que suele gustar a todos en casa, desde los más pequeños a los mayores. Puedes añadirlo a un guiso de carne con patatas o pimientos, o incluso utilizarlo como elemento principal en un plato, acompañado de zanahorias y otras verduras u hortalizas que tengas a mano.

Y, si eres más cocinitas, puedes probar a hacer barritas de cereales con trigo sarraceno, o incluso hamburguesas con estas semillas, que resultan muy sabrosas y aptas para las dietas veganas y vegetarianas. Y, claro está, con la harina de trigo sarraceno también puedes hacer pan, tortas, etc. Seguro que no te van a faltar ideas y opciones para utilizar el trigo sarraceno la próxima vez que quieras preparar una receta sana y rica.

El trigo sarraceno no es muy fácil de encontrar –todavía– en supermercados, pero sí que es habitual su presencia en las estanterías de herbolarios y de tiendas de productos ecológicos. Esperamos que con este artículo te haya entrado un poco más de curiosidad y apetito por él y que, si lo ves, te decidas a comprarlo y probarlo.

Y si ya lo has probado y lo sueles incluir en tus platos, no lo dudes, comenta con todos nosotros qué es lo que más te gusta de este alimento y cómo lo sueles preparar.

compartir en redes

te recomendamos