Hygge o la llave de la felicidad

  • Mente
cat-icon-on-post

¿Sabías que los daneses tienen el secreto de la felicidad? Te contamos todo sobre “hygge”, la palabra que está en boca todos. Hygge es comodidad, es algo acogedor, o como dice la autora de uno de los libros que están haciendo que el concepto hygge de la vuelta al mundo y todo el mundo hable de él, es el arte de disfrutar de las cosas sencillas.

Echa mano de tus calcetines más gordos y calentitos, prepara una buena taza de té y ponte a leer.

636143935577837032-820404966_photo-1464692805480-a69dfaafdb0d (1)

Desde tiempos inmemoriales vivimos en una constante búsqueda de la felicidad y del bienestar. Pensadores, filósofos, escritores y artistas han reflexionado sobre este asunto desde hace siglos. Para unos la felicidad se encuentra en la contemplación, para otros en la autosuficiencia o a la autorrealización, o en el placer intelectual y físico como los hedonistas.

Más allá de todo esto, la felicidad también se ha estudiado desde la genética o desde la psicología para desentrañar cuáles son las necesidades humanas. Así por ejemplo, en la famosa pirámide de Maslow vemos como según se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados de reconocimiento y autorrealización.

manage-your-time
La felicidad y la manera de conseguirla es, por tanto, un asunto que lleva preocupando a la humanidad desde tiempos inmemoriales, y es un asunto que se ha estudiado desde todos los puntos de vista.

Hoy descubrimos cómo hay culturas que usan conceptos que se refieren al bienestar, al disfrute de la intimidad y de la comodidad del hogar, a una sensación más allá de la alegría que muchos identifican con la felicidad. Dinamarca ha sido la primera en exportar este concepto, ya sea porque según el World Happiness Report de 2016 se trata del país más feliz del mundo (España está en el puesto 37 después de Alemania o Irlanda) o porque han salido al mercado diferentes libros explicando lo que es hygge, esa palabra que no tiene una traducción literal, pero que habla de cómo encontrar la felicidad en las pequeñas cosas.

No solo los daneses lo saben

Para los daneses hygge, o mejor dicho hyggelig, es un modo de vida, una manera de hacer y entender las cosas. El significado tiene que ver con lo acogedor (el cozy inglés pero en sentido ampliado) y el bienestar, el buscar situaciones en las que uno se sienta relajado, lejos del estrés y en cierto modo libre, cómodo para ser como es.

Hygge quiere decir buscar un momento cada día para hacer lo que nos gusta, para estar relajados y rodearnos de la gente que nos hace sentir bien, cuidarnos y querernos, en un ambiente de comodidad y calidez. Siempre se asocia a esto el poner velas, buscar una iluminación suave y agradable, poner música de fondo, en definitiva, crear un ambiente propicio para el bienestar y la comodidad, cuidar los detalles y encontrar el disfrute en las pequeñas cosas. Pasar tiempo de calidad y dejar las preocupaciones a un lado.

u_z0x-yrjie-alisa-anton-1-1500x810
De esto los daneses saben. Y no solo los daneses, resulta que en la lista de los países más felices del mundo está encabezada fundamentalmente por países nórdicos (no solo, ya que el segundo es Suiza, pero a continuación están Islandia, Noruega y Finlandia). Será casualidad, o será que estos países tienen en común unas políticas laborales con horarios de trabajo asequibles, que fomentan la conciliación familiar y laboral, tasas de paro más bajas, etc, lo que facilita bastante el encontrar esos momentos hyggelig.

En Holanda, el séptimo país del ranking de felicidad, tiene también un término bastante parecido a hyggelig, un concepto que se asocia con la comodidad, lo agradable o lo familiar. Una casa o un ambiente pueden serlo, pero también una persona, o ir al cine con un buen buen amigo. Esta palabra es gezelligheid y es de muy difícil traducción, aunque su raíz significa compañero o amigo, y tiene mucho que ver con el término danés.
Los alemanes (en el puesto 16 del ranking) hablan de gemutlichkeit para referirse a un ambiente tranquilo, cómodo y cordial, por lo que vemos que en estos países nórdicos existe una conciencia de búsqueda de esos momentos en los que se disfruta de la intimidad, solos o en compañía de personas cercanas y con las que estamos cómodos y relajados. El mal tiempo no es necesario para encontrar estos momentos, pero sí que se buscan más cuando el frío y la lluvia aprietan.

chilling

¿Y los turcos?

Hemos seguido con nuestra investigación* sobre esos momentos de nombre intraducible que tanto nos confortan en una tarde lluviosa y fría, aunque debemos saber que una velada con amigos, a la luz de las velas y un buen vino también puede ser hyggelig, gezellig o gemutlichkeit y hemos dado con una palabra de origen turco que engloba algunos valores, como el de pasar el tiempo de manera agradable, trata de agrupar los placeres de la vida, aquello que nos hace sentir bien, un ejemplo sería una tarde tomando café con una larga charla en buena compañía. Este concepto se extendió con el imperio otomano y aún se utiliza en los países balcánicos para referirse a estos momentos de bienestar de los que estamos hablando.

Ahora que estamos tan a gustito

En España solemos tener el orgullo de lo “a gustito” que se está al sol, tomando un aperitivo con amigos, pero la verdad es que no tenemos una palabra para referirnos a ellos. Parece ser que el clima mediterráneo o las más de doce horas del sol al día no tienen mucho que ver con este estado de ánimo, que no entiende de tristezas en los días grises. Una cosa sí es cierta. Debemos buscar la felicidad dentro de nosotros y no fuera. La llave de la felicidad se encuentra en cuidarnos, en tratarnos bien y en querernos a nosotros mismo y también a los demás. De esta manera es como se encuentran los momentos de bienestar, de relajación y en los que echamos al estrés fuera de nuestras vidas.

s4njg0atwae-joshua-newton

Por lo que sí, anímate. Practica hygge, o como lo quieras llamar para disfrutar de tu vida a tu manera.
*Gracias amigos que vivís por todo el mundo por ayudarnos con este post 🙂

compartir en redes