Elige el ejercicio perfecto para tus necesidades

Todos sabemos que hacer ejercicio de manera regular es uno de los pilares básicos para una vida saludable. Cuida de nuestra salud, nos mantiene de buen humor e incluso fortalece el sistema inmunitario.

Hay muchos tipos de ejercicio diferentes y te ayudamos a elegir el que más te conviene según tus necesidades, tus capacidades y tus gustos. Así, seguro que una vez que empieces no lo puedes dejar.

Para gustos hay colores y también tipos de deporte. La actividad física es algo tan ligado al ser humano que tenemos constancia de la existencia de actividades deportivas desde el año 4000 a.C. en China. Como animales que somos necesitamos movernos y desplazarnos, estar activos, y la inquietud nos ha llevado a reglar este tipo de actividades, es algo que se puede ver en todas las culturas en todas las partes del mundo. El ejemplo más evidente serían las Olimpiadas de la Antigua Grecia, que se celebraron durante más de seis siglos, pero no solo los griegos eran adictos al deporte, también en el Antiguo Egipto y en Persia tenía una gran importancia.io2zgb3_kdk-jenny-hill

En la actualidad hemos heredado todas estas disciplinas y hemos llevado a la programación olímpica deportes que al principio eran solamente maneras de desplazarse como la vela u otras importadas desde Oriente como el judo, hasta llegar a los 35 deportes olímpicos que hoy se contemplan.

Hay por lo tanto mucho donde elegir a la hora de ponernos a practicar algún deporte. Hoy en día el sedentarismo se ha convertido en el enemigo número uno de nuestra rutina, y el responsable de la mayoría de enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Está también demostrado y más que asumido por la mayor parte de la profesión médica, que la actividad física regular ayuda a mantener una buena salud, mejora el sistema inmunológico, la circulación, y en general es nuestro mejor aliado a la hora de encontrar el bienestar no solamente físico sino también mental.

Y no se trata solo de que al hacer ejercicio nuestro cerebro libere sustancias que nos hacen sentirnos eufóricos, además de mejorar nuestra autoestima, sino que muchas veces el deporte es un instrumento para socializar y compartir experiencias con conocidos y amigos, incluso con comunidades locales especializadas.

Sea como sea, si aún no has elegido tu deporte favorito para practicar regularmente, te vamos a dar unas cuantas ideas para que puedas insertar el ejercicio en tu rutina sin que esto signifique un cambio drástico en tus hábitos cotidianos. Eso sí, notarás una importante diferencia que redundará en tu calidad de vida.

chuttersnap-210449

Si trabajas en una oficina con apretados horarios. Tu deporte es el running. Correr no requiere mucha inversión, ni en equipación ni en tiempo, con correr unos veinte minutos (calentamiento y estiramientos incluidos) tres o cuatro días por semana es suficiente. Solamente necesitas una buenas zapatillas, ropa adecuada y un parque o zona en la que no haya demasiado tráfico. El running es un deporte perfecto para ponerse en forma y desconectar de las rutinas del día a día.

Para trabajar el autocontrol y la disciplina. Practica un arte marcial. Karate, jiu jitsu o capoeira, hay un amplio abanico y todas tienen en común el trabajo del autocontrol y la disciplina, además de tener un fuerte componente social, en el que la relación con los compañeros alcanza dimensiones muy importantes.

Para quienes buscan equilibrio entre cuerpo y mente. El yoga es el deporte perfecto. Adaptado a todas la edades, para practicar yoga no necesitamos más que una esterilla y ropa cómoda. Cada vez es más frecuente encontrar grupos de gente que se reúnen para practicar yoga en diferentes puntos al aire libre, ya que no hay mejor manera de buscar el equilibrio que bajo el sol. El yoga también es perfecto para practicar a primera hora de la mañana, despeja y favorece una actitud muy positiva para el resto del día.

trekking

También está indicado para mejorar la postura, aumentar la flexibilidad y ayuda mucho a quienes tienen dolores de espalda.

Para quienes sufren de la espalda. Si el yoga está indicado para quienes sufren de la espalda, el pilates, una disciplina diseñada con elementos procedentes del yoga, está pensada para rehabilitar a personas con problemas de espalda. El método pilates une dinamismo y fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

Otro de los deportes por excelencia para quienes sufren de la espalda es la natación. Nadando tonificamos los músculos, sobre todo de la espalda y del abdomen, lo que proporciona una correcta sujeción del tren superior y así mejoraremos nuestra postura y acabaremos con el dolor de espalda.

Quienes tienen por costumbre nadar, sí saben lo que es desconectar a tope. Pasar un rato dentro del agua significa regalarnos un agradable momento de ejercicio solamente para nosotros, para cuidarnos y no tener que acordarnos del teléfono móvil para nada, ya que se tiene que quedar necesariamente en la taquilla de los vestuarios.

Para quienes quieren pasar un rato divertido. El aeróbic y todas sus variantes pueden ser una interesante opción, ya que son actividades que se practican al ritmo de la música, lo que además ayuda a la concentración y a la coordinación.

chuttersnap-210450

Para quienes no encuentran suficiente con sus entrenamientos durante la semana.  Aquí os recomendamos que aprovechéis el fin de semana para echaros al monte. Allí podréis disfrutar de cientos de actividades al aire libre, desde senderismo o montañismo hasta ciclismo de montaña, pasando por el trail running, la montaña es un escenario sin igual para practicar cualquier deporte. Garantizado que respirarás aire puro y disfrutarás de preciosos paisajes, con la ventaja añadida de que podrás compartir ratos inolvidables con tus amigos.

Como hemos dicho al principio, existen deportes de todo tipo, para todo tipo de condiciones y de gente. Las actividades se pueden adaptar a la edad o a las particularidades de cada uno, pero es muy recomendable movernos al menos 30 minutos al día. Hay un deporte para cada tipo de persona.

Te invitamos a explorar con nosotros en busca de nuevas actividades que practicar.

Guardar

Guardar

Pensamiento lateral: usa la creatividad para resolver problemas

A veces la solución a un problema cotidiano no es tan evidente como pensamos. El pensamiento lateral consiste en usar un enfoque creativo para la resolución de los problemas.

Te damos las claves para encontrar soluciones creativas a los problemas a los que nos podemos enfrentar en el día a día o para plantear nuevos proyectos a partir de un punto de partida original. Al fin y al cabo el pensar de manera diferente, no es útil solo para la solución de problemas, sino para plantear proyectos o diseñar estrategias, ya que nos puede llevar a enfoques muy interesantes.gcsnospexfs-william-iven (1)

Tienes que desarrollar un proyecto y no sabes por dónde empezar. Le das vueltas y más vueltas, pero siempre llegas al mismo punto de partida, que no vale. Empezaste desde ahí, porque tu lógica te condujo a ese lugar, pero no es exactamente lo que te han pedido. Le sigues dando vueltas, y vuelves al mismo planteamiento erróneo. La solución está cerca, pero no alcanzas a verla.

¿Alguna vez te has visto en esta situación? Tal vez el uso de la lógica es lo que te está impidiendo avanzar. Usa la creatividad, atrévete a pisar nuevos senderos desconocidos, ya que es muy probable que en ellos se encuentre la solución. Descubre el pensamiento creativo y descubrirás una nueva forma de plantear tareas y soluciones originales y muy válidas.

“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose” A. Einstein

Einstein definió la creatividad de esta manera tan gráfica y expresiva, y el diccionario de la lengua española dice que se trata de la capacidad de crear, de generar algo de la nada.

angelo-pantazis-180828
Hay quien piensa que las personas creativas nacen y no se hacen, pero lo cierto es que muchos de nosotros tenemos una gran creatividad en campos que no tienen por qué estar relacionados con la expresión plástica. Hay creatividades para todos los campos y cuanto más se practica, mayor potencial creativo tendremos.

De la misma manera que Picasso afirmaba que la inspiración existe, que no es un invento, pero nos tiene que pillar trabajando, la creatividad también ha de ejercitarse, y se trata de una habilidad que todos podemos potenciar. Picasso era un genio, de eso no hay duda, pero era un genio que se pasaba el día trabajando e investigando.

gareth-harper-128701

El psicoanalista Ernst Kris definió la creatividad a mediados del siglo pasado como la habilidad de encontrar nuevas conexiones entre ideas, algo que resulta de una suma del pensamiento consciente e inconsciente. La herramienta para desarrollar la creatividad es la imaginación, un músculo que también se trabaja a fuerza de usarlo.

La psicología moderna define la creatividad como un proceso de elaboración de productos originales mediante vías poco ortodoxas, partiendo de la información disponible y con la finalidad de solucionar problemas o de la autorrealización del propio individuo, ya que hace que desarrollemos nuestras capacidades.

Según Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2011, una persona no es creativa en general, sino que es creativa en una cosa en particular, ya sea al escribir, enseñar o dirigir una organización. La creatividad no se limita solamente a los campos artístico o plástico, sino que es una herramienta que nos puede ser muy útil en todos los aspectos de nuestra vida, incluso si nuestro trabajo es mecánico en exceso, siempre viene bien echar mano de un poco de creatividad en las situaciones que se nos presentan en el día a día.

federica-campanaro-27450

Primer principio básico del pensamiento lateral: cualquier modo de valorar una situación es sólo uno de los muchos modos posibles de valorarla.

Desde los años sesenta del siglo pasado muchos psicólogos se han dedicado a investigar sobre la creatividad. En 1967 Edward de Bono desarrolló el concepto de pensamiento lateral, en oposición al pensamiento lineal, que se define como una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias o algoritmos no ortodoxos, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.

Muchas veces tendemos a pensar que el camino de la lógica es el que debemos seguir por ser el más sencillo y el que nos llevará a soluciones más válidas y lógicas, valga la redundancia. Lo cierto es que según de Bono y todos los teóricos de pensamiento creativo muchas veces es más útil elegir otros caminos para llegar a la mejor solución.

No es que de Bono desprecie la lógica, sino que nos invita a emplear el razonamiento positivo, valorativo e interesante, a contemplar otros puntos de vista, sin olvidar nunca las prioridades básicas de dónde partimos. Este tipo de razonamiento nos invita a rechazar las alternativas más obvias y a buscar alternativas que sean más eficaces.kyler-nixon-208875

Piensa “fuera de la caja”

Todos hemos oído este anglicismo que procede de una metáfora, think outside the box, y se refiere a utilizar una pensamiento que vaya más allá de lo obvio, mirar más lejos, rechazar el paradigma aceptado, generando nuevas ideas. De nuevo aparece la clave de la creatividad, el sacar algo de la nada.

Esta metáfora se comenzó a utilizar entre 1970 y 1980 en el ámbito de la consultoría estratégica de empresas, donde se invitaba a los clientes a resolver el juego de los nueve puntos, un problema que requiere el empleo del pensamiento lateral para su resolución, y, no os queremos desvelar la solución, pero ésta pasa por fuera de la caja.

tim-gouw-68319

Hoy en día en el ámbito laboral y sobre todo en las profesiones creativas son muy habituales las sesiones de brainstorming y dinámicas similares para llegar a nuevos conceptos, proponer nuevos proyectos o hallar una respuesta a la pregunta de un cliente. Estas dinámicas son herederas de esta forma de pensar o de construir, ya que se suelen basar en la idea de liberar el inconsciente y así liberarnos y desenterrar los conceptos que tenemos guardados en nuestro subconsciente.

No es mala idea que usemos este tipo de técnicas para la creatividad en nuestra vida diaria para tomar decisiones o plantear nuevas situaciones y en definitiva, para trazar nuestro camino. Saca a pasear a tus neuronas, deja que se diviertan un rato y abre la puerta a la creatividad en tu vida. El éxito está asegurado.

¡A por los pomelos! Esto es lo que te aportan y así te los puedes comer

Los pomelos son una rica fruta que muchas veces parece que dejamos de lado. No goza de la fama de las naranjas, las mandarinas o los limones, pero eso no quiere decir que no pueda ofrecer tantos o más beneficios que sus hermanas cítricas. Por esta razón, queremos hacer aquí una defensa del pomelo y tratar de explicar cuáles son las ventajas de su consumo y cómo los puedes introducir en tu dieta. ¡Seguro que te sorprendes!

pomelo_6

¡Al rico pomelo!

El pomelo también recibe el nombre de toronja y, en realidad, es un híbrido de otros dos cítricos: la pampelmusa y la naranja dulce. Para buscar sus orígenes hay que remontarse un tiempo atrás, hasta el siglo XVII, y trasladarse al caribe, donde comenzaron a producirse por primera vez. A partir de ahí, su éxito y progresión han sido totales. El pomelo se cultiva en muchos países, como Estados Unidos, Méjico, China o Sudáfrica, y su producción en algunos de éstos es realmente relevante para el sector de la agricultura.

Esto se debe a que es una fruta con un montón de propiedades y que se puede consumir de muchas maneras distintas. ¿Te estás preguntando cómo puedes comer esos pomelos tan ricos que ves en la frutería y cuáles son esas cosas tan buenas que tienen? Vamos a tratar de responder a ambas cuestiones; sigue, sigue…

¿Cuáles son las propiedades del pomelo?

pomelo

Del pomelo se dicen muchas cosas buenas. Algunas son más demostrables que otras, las habrá que te atraigan o te interesen más y también habrá otras que te resultarán curiosas o desconocidas.

Para empezar, el pomelo tiene un alto contenido en vitamina C, en ácido fólico, en magnesio, en potasio y en calcio. Estos nutrientes son importantes y el consumo de esta fruta aporta cantidades muy interesantes tanto para las personas sanas como para las que quieran cuidar un poco más de su salud.

El pomelo también tiene naringenina, que ayuda al hígado a asimilar las grasas, reduce el colesterol malo y resulta anticoagulante, por lo que facilita la circulación de la sangre, con el consiguiente beneficio para los vasos sanguíneos y el corazón.

Esto de la naringenina suena a naranja, cierto, y es una sustancia que también está presente en esa fruta así como en las mandarinas y los limones. Pero es el pomelo el que la tiene en mayor volumen, sobre todo cuando su pulpa es roja. Por lo tanto, si queréis buenas cantidades de naringenina, un buen pomelo es la mejor opción.

También se habla mucho de las propiedades adelgazantes del pomelo. Últimamente, es normal verlo en dietas o métodos adelgazantes, y esto puede tener algún sentido. Pero conviene matizar ante algo que está muy extendido: el pomelo no quema grasas. Lo que pasa con el pomelo son otras cosas que sí son interesantes y resultan útiles si se quiere bajar peso.

pomelo_2

Lo primero es que tiene mucha agua. Estamos hablando de, aproximadamente, un 90% de agua en los pomelos, lo que ofrece una gran sensación de saciedad cuando se come, y previene de esos ataques de hambre entre horas. También tiene menos calorías que otras frutas similares, con lo que resulta una buena opción si se buscan sus vitaminas y aportes y se quieren medir todas y cada una de las calorías diarias.

Además, los pomelos también son diuréticos, por lo que ayudan a eliminar líquidos, y también ponen en marcha el metabolismo, lo cual también puede ser útil cuando se quiere perder peso. Eso sí, en este sentido hay que resaltar que los pomelos nunca han de ser la base principal de las dietas, y tampoco son una solución mágica para bajar de peso.

Sobre los otros beneficios de los pomelos, cada vez hay más indicios de que es un buen alimento para combatir la diabetes, gracias a sus propiedades hipoglucemiantes, e incluso se están realizando estudios e investigaciones sobre lo que sus nutrientes pueden ayudar en tratamientos contra el cáncer.

Como ves, no es por denominar a los pomelos como superalimentos, algo tan de moda últimamente, pero sí que se puede decir que son muy completos y sanos, por lo que no es de extrañar que cada vez más gente opte por incluirlos en su dieta. Pero es que, además, también están muy ricos. Así que, ya sabes cuál es la siguiente pregunta…

¿Cómo se pueden comer los pomelos?

 

Mucha gente los come cortándolos y separando los gajos, en crudo. Es una buena forma de hacerlo y también muy versátil, ya que se pueden comer solos o acompañados de muchas otras cosas.

Por ejemplo, se pueden echar en un yogur, ya que combinan a la perfección, o se pueden endulzar con un poco de miel. También es muy sabroso comerlos con frutos secos, como nueces o almendras, o como parte de una macedonia, ya que su sabor se complementa de manera estupenda con otras frutas.foto_portada_pomelo

Otro de los modos más comunes y ricos es tomar el pomelo como zumo. De hecho, un buen zumo de pomelo por las mañanas es algo que puede ayudar mucho, sobre todo si se toma con pulpa y es un zumo natural. Es decir, los zumos de pomelo envasados no son tan buenos, sobre todo porque contienen un montón de azucares y conservantes que le restan beneficios.

Y si quieres algo distinto, también puedes añadir pomelo a alguna ensalada o a algún plato, como guarnición. Incluso preparar alguna salsa de cítricos a partir de pomelo para acompañar carnes o pescados.

En definitiva, que el pomelo es algo rico y nutritivo y no tienes excusa para no incluirlo en tu dieta. Así que, si crees que es una fruta que merece un poco más de reconocimiento y de protagonismo, no dudes en compartir todo esto que te hemos contado aquí. Y si ya le estás dando la importancia que se merece en tu día a día, ¡cuéntanos cómo lo sueles comer, qué consejos nos das y todo lo que consideres útil acerca de los pomelos!

Países que no sabías ni que existían y que merece la pena descubrir

Actualmente hay 194 países en todo el mundo. Esta cifra, tal vez variable según a quién se le pregunté, o de un año para otro, es la reconocida oficialmente por la ONU, y es de países que tienen gobierno propio y plena independencia. Son muchos y, aunque es muy complicado sabérselos todos de memoria, seguro que piensas que alguna vez has oído hablar de cada uno de ellos. Pero si sigues leyendo tal vez te lleves alguna sorpresa. Te voy a hablar de algunos países que (probablemente) no sabías ni que existían y que (más probablemente aún) te apetecerá descubrir.

Dominicadominica

Este tiene un poco de truco. Y es que, a pesar de estar también en el Caribe, no hay que confundirlo con la República Dominicana. Sí, es cierto que los nombres se parecen y la zona es la misma, pero Dominica es una república distinta que pertenece a la Mancomunidad Británica de Naciones.

El hecho de que sea desconocido seguramente se deba a su pequeño tamaño y a que hay otros países e islas más turísticas en el Caribe. Pero también tiene mucho que ver que en Dominica no haya un aeropuerto comercial, por lo que, a pesar de sus encantos tropicales, es uno de los países menos visitados del mundo. Esto no quiere decir que no merezca la pena hacer el esfuerzo de llegar hasta allí, ni mucho menos, ya que hay un montón de rincones vírgenes y playas de ensueño en donde dejarse embelesar.

Vanuatu

vanuatu 2

El océano Pacífico es enorme y tiene muchas cosas que merece la pena descubrir. Una de ellas es la República de Vanuatu, un país formado por un conjunto de islas de origen volcánico, que fue descubierto por los españoles a principios del siglo XVII y que, hasta 1980, fue colonia del Reino Unido y Francia. De hecho, Vanuatu es el único país de toda Oceanía en el que el idioma oficial es el francés.

Pero más allá de su historia y curiosidades, Vanuatu es un destino ideal para los amantes de la exploración y los deportes de aventura. También hay cabida para los aficionados a la historia, gracias a su pasado colonial y por haber sido una importante base durante la segunda Guerra Mundial. Además, como no podía ser menos en una isla del Pacífico, es un lugar ideal para disfrutar de aguas cristalinas, tanto desde la comodidad de la playa como buceando.

Tayikistán

tayikista¦ün 5

Dentro de ese conjunto de repúblicas antiguamente soviéticas, nos encontramos con este pequeño país interior, cuyo nombre se asemeja mucho a los que le rodean, todos ellos más conocidos: Afganistán, Uzbekistán y Kirguizistán, además de China.

Aunque en sus primeros años de independencia, allá por los noventa, sufrió una guerra civil y le costó salir adelante, hoy en día es un país en constante crecimiento. De ser uno de los sitios con menos turistas de todo el mundo, ha pasado a recibir a cientos de miles al año. ¿La razón? Su espectacular entorno montañoso, perfecto para el senderismo y la escalada, y su atractivo histórico, ideal para los amantes de la exploración y lo exótico, ya que estas tierras formaban parte de la histórica ruta de la seda.

Tuvalu

tuvalu 2

Al igual que Vanuatu, Tuvalu está en el Pacífico, a mitad de camino entre Australia y Hawai, y también fue colonia inglesa, en este caso hasta 1978. Entre sus peculiaridades, cabe destacar que es el segundo país menos poblado del mundo, tan solo por detrás de la Ciudad del Vaticano, y que su altura máxima sobre el nivel del mar es de tan solo cinco metros.

Es uno de los países menos visitados del mundo, ya que la media suele rondar los tres turistas al día. Y esto no es porque no den visados, ni porque no merezca la pena ir, sino simplemente porque no es muy fácil llegar. Pero para los que deseen algo diferente, con un montón de cosas nuevas por descubrir, serán unas vacaciones irrepetibles. De esos sitios que ocupan un lugar imborrable en la memoria y muchas charlas con los amigos.

Abjasia

abjasia 3

La mayoría de los países no la reconocen como nación, aunque alguno otro sí. Y es que este territorio, teóricamente parte de la república de Georgia, lleva peleando por su independencia desde la disolución de la Unión Soviética.

Aunque muchas veces se hable de esta región como un lugar inhóspito y poco adecuado para el turismo, no es realmente así. De hecho, Abjasia ha sido históricamente un destino turístico excepcional, gracias sobre todo a su buen clima y a sus encantos naturales, sobre todo en la costa del Mar Negro. Hoy en día, aunque aún no haya recuperado su esplendor de antaño, sigue siendo una opción interesante para los viajeros más intrépidos que busquen un destino diferente y que no se conformen con los viajes de catálogo de agencias. Eso sí, hay que currárselo un poco, ya que los accesos tampoco son los más fáciles ni cómodos.

Además de Abjasia, hay muchos otros países que no gozan del reconocimiento internacional o que, directamente, no se pueden considerar como tales. Y también hay otras muchas naciones que seguramente no hayas escuchado nunca pero que, por una razón u otra, no son las más aptas todavía para el turismo. Confiemos en que pronto sí se puedan visitar con mayor seguridad, porque no hay rincón del mundo en el que no haya algo que merezca la pena descubrir.

De todas maneras, si conocéis o queréis compartir vuestras experiencias viajeras más originales, no dejéis de comentar aquí o en nuestras redes sociales. ¡Os esperamos!

¿Qué es el trigo sarraceno y por qué deberías incluirlo en tu dieta?

Seguramente ya hayas oído hablar del trigo sarraceno y lo relaciones con un alimento sano y saludable que, hasta hace poco, nadie conocía. Y es que cada vez se habla más de este alimento, que no es realmente trigo y tampoco es un cereal, pero que sí se puede usar de un modo equivalente en la cocina a la hora de preparar distintos platos. Si quieres aprender un poco más sobre el trigo sarraceno y sobre todas las cosas buenas que te puede ofrecer, sigue leyendo, y descubrirás cuántas ventajas obtendrás si lo incluyes en tu dieta.

trigo_sarraceno_3

Hablando en términos científicos, el trigo sarraceno, también conocido como alforfón, es una planta herbácea de la familia de las poligonáceas. Y lo que comemos, en realidad es la semilla de la planta, aunque es cierto que, por sus características, casi lo tratamos y lo usamos como un cereal.

Aunque pueda parecer que el trigo sarraceno es algo que se está poniendo de moda últimamente, a diferencia de otros productos más “nuevos”, no es algo que acabe de llegar a nuestra cocina, ni a nuestra dieta. Es cierto que tampoco es originario de nuestras tierras, sino de Asia, pero desde allí ya llegó a Europa –y a la península ibérica también– hace cientos de años.

De hecho, aunque en España no estuviera tan extendido, sí que fue un alimento muy importante en la Europa más norteña, ya que tenía la virtud de crecer incluso en las tierras menos fértiles. Los bretones lo consumían en forma de galette, algo que sigue vigente en la gastronomía francesa, y su relevancia fue tal que hasta el propio Hans Christian Andersen le dedicó un breve cuento, llamado “El Alforfón”.

Lo que pasa es que su recolección no es tan fácil como la de sus competidores cereales, y puede que por eso su consumo haya decaído en los últimos tiempos. Y decimos en los últimos tiempos porque ahora son muchos los médicos y nutricionistas que lo recomiendan, dado que sus propiedades son realmente beneficiosas.

trigo_sarraceno_2

¿Cuáles son esas propiedades tan beneficiosas del trigo sarraceno?

Para que os hagáis una idea general, a esta planta se le conoce como la reina de la proteína vegetal, ya que tiene más de un 10% de proteínas y éstas, además, son muy asimilables por nuestro organismo. Pero no es el contenido de proteínas lo que la hace tan interesante. Son muchas más cosas.

Para empezar, tiene mucha fibra. Y esto es bueno porque produce un efecto saciante y ayuda al tránsito intestinal, así que es ideal para los que quieran controlar un poco su peso.

High quality wholemeal bread wheat from barley oats and buckwhea

El trigo sarraceno también es una gran fuente de Omega-3 y Omega-6, algo muy bueno para el corazón y para el colesterol. Y, a diferencia de los cereales, contiene rutina (también conocida como vitamina P), que es perfecta para la circulación y como antiinflamatorio.

Sus aportes nutricionales no se quedan ahí, ya que su consumo también aporta cantidades interesantes de otras vitaminas del grupo B y de minerales como magnesio, fósforo o zinc.

Y, por supuesto, el trigo sarraceno no contiene gluten. Esto quiere decir que es apto para el consumo de todas las personas, tanto celiacos como no celiacos, pero son estos primeros los más beneficiados de su consumo, ya que reciben una cantidad importante de nutrientes y una gran versatilidad en su dieta sin arriesgarse a trastornos o intolerancias.

¿Cómo se puede preparar el trigo sarraceno?

El trigo sarraceno se puede comer crudo, aunque es conveniente ponerlo a remojo primero, para ablandarlo, y lavarlo bien. Pero lo más común, y lo que más posibilidades nos puede ofrecer es comerlo cocinado. Y, ¿cómo se puede cocinar el trigo sarraceno?

Muy fácil, piensa en algo similar al arroz. Así de simple. Una vez lavado, los granos de trigo sarraceno se pueden tostar ligeramente con un poquito de ajo o, directamente, poner a hervir con agua o con caldo. La proporción idónea es de dos partes de agua por una de trigo y, una vez que esté en ebullición, dejarlo cocer a fuego medio por entre 15 y 20 minutos.

Con esto, tendremos un rico plato o acompañante que, al igual que el arroz, se puede conservar durante un par de días en la nevera sin problemas.

Si no se te ocurre con qué comer el trigo sarraceno, o en qué platos puede quedar bien, no te preocupes. Combina a la perfección con muchísimas cosas. Por ejemplo, con vegetales crudos en ensalada, o en otros platos más calientes, como potajes o purés.

bote_de_trigo_sarraceno

También es un elemento perfecto de guarnición para muchos guisos, ya que queda de un modo genial con carnes y verduras, y su sabor es muy suave, por lo que no tendrás problemas en ese sentido. De hecho, es un alimento que suele gustar a todos en casa, desde los más pequeños a los mayores. Puedes añadirlo a un guiso de carne con patatas o pimientos, o incluso utilizarlo como elemento principal en un plato, acompañado de zanahorias y otras verduras u hortalizas que tengas a mano.

Y, si eres más cocinitas, puedes probar a hacer barritas de cereales con trigo sarraceno, o incluso hamburguesas con estas semillas, que resultan muy sabrosas y aptas para las dietas veganas y vegetarianas. Y, claro está, con la harina de trigo sarraceno también puedes hacer pan, tortas, etc. Seguro que no te van a faltar ideas y opciones para utilizar el trigo sarraceno la próxima vez que quieras preparar una receta sana y rica.

trigo_sarraceno_portada

El trigo sarraceno no es muy fácil de encontrar –todavía– en supermercados, pero sí que es habitual su presencia en las estanterías de herbolarios y de tiendas de productos ecológicos. Esperamos que con este artículo te haya entrado un poco más de curiosidad y apetito por él y que, si lo ves, te decidas a comprarlo y probarlo.

Y si ya lo has probado y lo sueles incluir en tus platos, no lo dudes, comenta con todos nosotros qué es lo que más te gusta de este alimento y cómo lo sueles preparar.

Ejercicio y nutrición: el tándem perfecto para 2017

Un buen entrenamiento no vale de nada si no lo acompañamos de una dieta saludable y viceversa: una dieta saludable complementa y posibilita un buen rendimiento a la hora de entrenar. 2017 es el año en que el tándem ejercicio y nutrición se consolida, ya que cada vez es más frecuente que los entrenadores y profesores complementen su formación con estudios sobre nutrición y es un servicio que es cada vez más frecuente en los gimnasios.

Hoy vamos a hablar de la importancia de un buen entrenamiento y de una correcta nutrición para un bienestar total.

image00

Cuando hablamos de ejercicio y nutrición estamos hablando de dos de los tres lados del triángulo de la salud. El tercero, que tampoco hemos de desdeñar, sería el descanso. Estos tres lados están interrelacionados, se apoyan el uno en el otro y son tres aspectos de nuestra vida que debemos cuidar para gozar de una salud de hierro.

Partiendo de la base de que el descanso de calidad es fundamental para garantizar un buen desempeño físico y mental en el día a día, vamos a ver cómo ejercicio y nutrición son dos pilares inseparables que afectan a mucho más que nuestro aspecto físico. Es por esto que la tendencia a que ejercicio y nutrición vayan de la mano surge de manera natural y será una unión cada vez más frecuente. El uno no puede vivir sin la otra ni la otra sin el uno.

Según afirma Jorge Rosales, responsable de comunicación de la Fundación España Activa, “para estar sanos es fundamental combinar una buena alimentación (que te ayudará a estar bien por dentro y poder sacar todo tu potencial) junto con la práctica continuada de ejercicio. Este tándem contribuirá a mejorar tu calidad de vida a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales y mejorará tu estado de ánimo ya que esta combinación va a estimular varias sustancias químicas del cerebro que pueden hacerte sentir más feliz”.

image01

Ya sabemos bien que la práctica regular de algún ejercicio físico adaptado a nuestras necesidades es fundamental para un correcto funcionamiento del organismo, ya que la actividad física regular, entre otros beneficios, ayuda a trabajar el sistema circulatorio y el corazón, fortalece el sistema inmunitario, ayudándonos a combatir enfermedades, previene males como la diabetes o el sobrepeso y ayuda a eliminar el estrés. Todo esto redunda en un mejor descanso que ayuda a nuestro cuerpo a recuperarse para un nuevo día.

El organismo además de reponerse durante el sueño, también necesita de una alimentación correcta para recibir nuevos nutrientes que podrán servir de combustible para la maquinaria a la hora de hacer ejercicio, y además una alimentación sana y equilibrada hará que esta maquinaria funcione mejor y durante más tiempo. Para llevar una vida activa es importante consumir suficientes calorías, carbohidratos, líquidos, proteínas, hierro, vitaminas y otros minerales. El cansancio tardará más en aparecer y nos mantendremos sanos y vitales.

image03

Es por esto que cada vez es más frecuente encontrar que entrenamiento y nutrición vayan de la mano. La nutrición favorecerá un buen desempeño atlético y una vida activa disminuirá la ansiedad que se puede traducir en sensación de hambre descontrolada. En definitiva, no se puede entender la una sin la otra.

No estamos hablando de dietas para perder peso, sino de cuidar la lo que comemos para tener un mejor rendimiento deportivo. Evidentemente, esto redundará en una forma física determinada, pero no se trata de un fin, sino de una consecuencia. El fin que perseguimos es mucho más valioso: el bienestar. Cuando estamos en forma, se reduce la grasa corporal en general y aumentamos la masa muscular, pero estos no son los únicos efectos, también tendremos mejor aspecto general, mejor color debido a una buena circulación, estaremos de mejor humor, nuestra autoestima habrá aumentado, descansaremos mejor, y en definitiva tendremos un buen estado de salud general que ayuda a una actividad vital y positiva.

A esto tenemos que añadir que comer bien fortalece nuestro cuerpo, nuestra musculatura y nuestro huesos, lo que previene que podamos sufrir lesiones durante nuestros entrenamientos. La alimentación también es importante como hábito para prevenir enfermedades, a corto y largo plazo. Cuidar el organismo con productos frescos y sin aditivos ayuda a cuidar órganos y tejidos fundamentales para el correcto funcionamiento de esa compleja máquina que es nuestro cuerpo. Los consejos generales consisten en hacer un aporte equilibrado de nutrientes. Tengamos en mente la pirámide nutricional, y completémosla con el plato nutricional, ya que éste es el que nos habla de las cantidades que tenemos que hacer por comida y cómo debemos repartir los alimentos.

image04

Es importante también tener en cuenta cosas como el tipo y la cantidad de deporte que se hace, e incluso la edad, ya que de eso dependerán nuestras necesidades nutricionales. Cada cuerpo es un mundo y cada uno tenemos diferentes necesidades según nuestras rutinas. Es por esto que la mejor manera de llevar una alimentación adecuada a nuestra actividad física es recurriendo a profesionales especializados, y es por esto que cada vez vemos más centros y entrenadores especializados en nutrición.

Un deportista de alto nivel no tiene las mismas necesidades nutricionales que una persona que trabaja sentado en una oficina y que dedica dos horas semanales a entrenar, o que alguien que va la universidad por las mañanas y trabaja por las tardes. Nuestro estilo de vida y la manera en que entrenamos es importante a la hora de diseñar nuestra dieta, tanto en cantidades como en horarios. Entrenar por la mañana obliga a hacer una distribución diferente de las comidas que si entrenamos a última hora del día, y para esto es necesario un profesional que nos asesore en qué es lo que nos conviene según las rutinas que desempeñamos.

image02

Lo que sí está claro es que es importante configurar un estilo de vida en el que el ejercicio tenga un papel importante, ya que la vida sedentaria y las consecuencias que trae la falta de actividad física se está convirtiendo en una de las causas más frecuentes de enfermedades cardiovasculares, diabetes e incluso cáncer. Es importante recibir y aprender una buena educación física y nutricional, ya que como estamos viendo son claves para nuestro bienestar.

Por lo que este es uno de los secretos para una vida plena. Cuidar de uno mismo, empezando por los tres lados del triángulo de la salud: descanso, ejercicio y alimentación y todo lo demás llegará solo. Se trata de un círculo de virtudes, que si se empiezan a trabajar cada vez cuesta menos conservarlas. Insértalas en tus rutinas diarias y notarás los efectos más rápido de lo que parece. Para ello aprovéchate de esta nueva tendencia y aprende no solo a entrenar bien, sino también a comer bien, lo que redundará en un descanso de calidad.

Todo son ventajas y ningún inconveniente.

Hygge o la llave de la felicidad

¿Sabías que los daneses tienen el secreto de la felicidad? Te contamos todo sobre “hygge”, la palabra que está en boca todos. Hygge es comodidad, es algo acogedor, o como dice la autora de uno de los libros que están haciendo que el concepto hygge de la vuelta al mundo y todo el mundo hable de él, es el arte de disfrutar de las cosas sencillas.

Echa mano de tus calcetines más gordos y calentitos, prepara una buena taza de té y ponte a leer.

636143935577837032-820404966_photo-1464692805480-a69dfaafdb0d (1)

Desde tiempos inmemoriales vivimos en una constante búsqueda de la felicidad y del bienestar. Pensadores, filósofos, escritores y artistas han reflexionado sobre este asunto desde hace siglos. Para unos la felicidad se encuentra en la contemplación, para otros en la autosuficiencia o a la autorrealización, o en el placer intelectual y físico como los hedonistas.

Más allá de todo esto, la felicidad también se ha estudiado desde la genética o desde la psicología para desentrañar cuáles son las necesidades humanas. Así por ejemplo, en la famosa pirámide de Maslow vemos como según se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados de reconocimiento y autorrealización.

manage-your-time
La felicidad y la manera de conseguirla es, por tanto, un asunto que lleva preocupando a la humanidad desde tiempos inmemoriales, y es un asunto que se ha estudiado desde todos los puntos de vista.

Hoy descubrimos cómo hay culturas que usan conceptos que se refieren al bienestar, al disfrute de la intimidad y de la comodidad del hogar, a una sensación más allá de la alegría que muchos identifican con la felicidad. Dinamarca ha sido la primera en exportar este concepto, ya sea porque según el World Happiness Report de 2016 se trata del país más feliz del mundo (España está en el puesto 37 después de Alemania o Irlanda) o porque han salido al mercado diferentes libros explicando lo que es hygge, esa palabra que no tiene una traducción literal, pero que habla de cómo encontrar la felicidad en las pequeñas cosas.

No solo los daneses lo saben

Para los daneses hygge, o mejor dicho hyggelig, es un modo de vida, una manera de hacer y entender las cosas. El significado tiene que ver con lo acogedor (el cozy inglés pero en sentido ampliado) y el bienestar, el buscar situaciones en las que uno se sienta relajado, lejos del estrés y en cierto modo libre, cómodo para ser como es.

Hygge quiere decir buscar un momento cada día para hacer lo que nos gusta, para estar relajados y rodearnos de la gente que nos hace sentir bien, cuidarnos y querernos, en un ambiente de comodidad y calidez. Siempre se asocia a esto el poner velas, buscar una iluminación suave y agradable, poner música de fondo, en definitiva, crear un ambiente propicio para el bienestar y la comodidad, cuidar los detalles y encontrar el disfrute en las pequeñas cosas. Pasar tiempo de calidad y dejar las preocupaciones a un lado.

u_z0x-yrjie-alisa-anton-1-1500x810
De esto los daneses saben. Y no solo los daneses, resulta que en la lista de los países más felices del mundo está encabezada fundamentalmente por países nórdicos (no solo, ya que el segundo es Suiza, pero a continuación están Islandia, Noruega y Finlandia). Será casualidad, o será que estos países tienen en común unas políticas laborales con horarios de trabajo asequibles, que fomentan la conciliación familiar y laboral, tasas de paro más bajas, etc, lo que facilita bastante el encontrar esos momentos hyggelig.

En Holanda, el séptimo país del ranking de felicidad, tiene también un término bastante parecido a hyggelig, un concepto que se asocia con la comodidad, lo agradable o lo familiar. Una casa o un ambiente pueden serlo, pero también una persona, o ir al cine con un buen buen amigo. Esta palabra es gezelligheid y es de muy difícil traducción, aunque su raíz significa compañero o amigo, y tiene mucho que ver con el término danés.
Los alemanes (en el puesto 16 del ranking) hablan de gemutlichkeit para referirse a un ambiente tranquilo, cómodo y cordial, por lo que vemos que en estos países nórdicos existe una conciencia de búsqueda de esos momentos en los que se disfruta de la intimidad, solos o en compañía de personas cercanas y con las que estamos cómodos y relajados. El mal tiempo no es necesario para encontrar estos momentos, pero sí que se buscan más cuando el frío y la lluvia aprietan.

chilling

¿Y los turcos?

Hemos seguido con nuestra investigación* sobre esos momentos de nombre intraducible que tanto nos confortan en una tarde lluviosa y fría, aunque debemos saber que una velada con amigos, a la luz de las velas y un buen vino también puede ser hyggelig, gezellig o gemutlichkeit y hemos dado con una palabra de origen turco que engloba algunos valores, como el de pasar el tiempo de manera agradable, trata de agrupar los placeres de la vida, aquello que nos hace sentir bien, un ejemplo sería una tarde tomando café con una larga charla en buena compañía. Este concepto se extendió con el imperio otomano y aún se utiliza en los países balcánicos para referirse a estos momentos de bienestar de los que estamos hablando.

Ahora que estamos tan a gustito

En España solemos tener el orgullo de lo “a gustito” que se está al sol, tomando un aperitivo con amigos, pero la verdad es que no tenemos una palabra para referirnos a ellos. Parece ser que el clima mediterráneo o las más de doce horas del sol al día no tienen mucho que ver con este estado de ánimo, que no entiende de tristezas en los días grises. Una cosa sí es cierta. Debemos buscar la felicidad dentro de nosotros y no fuera. La llave de la felicidad se encuentra en cuidarnos, en tratarnos bien y en querernos a nosotros mismo y también a los demás. De esta manera es como se encuentran los momentos de bienestar, de relajación y en los que echamos al estrés fuera de nuestras vidas.

s4njg0atwae-joshua-newton

Por lo que sí, anímate. Practica hygge, o como lo quieras llamar para disfrutar de tu vida a tu manera.
*Gracias amigos que vivís por todo el mundo por ayudarnos con este post 🙂

Las mejores cosas para ver y hacer si vas a Islandia

Islandia es uno de esos países que, poco a poco, se van abriendo como una de las mejores opciones turísticas en Europa y, sobre todo, de las menos tradicionales. Pero a pesar de no ser una potencia turística y de no acostumbrar a posicionarse como una de las primeras alternativas cuando pensamos a dónde ir de vacaciones, no quiere decir que no tenga muchos encantos. Muchos de ellos son muy conocidos ya y puede que lleguen a estar saturados de turistas. Pero Islandia tiene tanto para ofrecer que, incluso alejándonos de los lugares clásicos, podemos encontrar suficientes rincones de interés casi ocultos y que nos harán sentir como unos auténticos exploradores.

hxran-g0ifi-tim-trad

Empezando por el norte, en la península más septentrional de la isla, encontraremos la reserva natural de Hornstrandir. Esta región está prácticamente deshabitada, sobre todo en los meses de invierno, pero la riqueza de su flora y su fauna, además de los espectaculares paisajes que contiene, hacen de ella una visita obligada para los amantes de la naturaleza y de la exploración.

De hecho, las comunicaciones son escasas, y las maneras que hay de llegar allí pasan por ir en barco o, para los más aguerridos, a pie. Y esto supone caminar durante varios días y, al llegar allí, acampar, ya que tampoco hay hoteles. Pero, como recompensa, un maravilloso entorno natural frente al mar y con multitud de animales típicos de esos parajes tan norteños, como pingüinos, focas y zorros polares.

Relativamente cerca de esta región, pero un poquito más al sur, podemos visitar otro de esos rincones menos conocidos de Islandia, pero igualmente mágicos. Estamos hablando de Rauðisandur, también conocida como la playa roja debido al peculiar color de sus arenas. El camino para llegar tampoco es el más fácil, y no es una playa en la que se pueda tomar el sol como las que tenemos en España. Al contrario, habrá que llevar ropa de abrigo y, por supuesto, una buena cámara de fotos, porque el colorido y el paisaje son perfectos para retratar.hu2_cfffvsa-asa-rodger

En casi la otra punta, al sur de la isla, también podemos acercarnos a unos parajes con verdadero encanto. En concreto, los del valle de Thórsmörk, desde donde se pueden tomar diversas rutas a pie para llegar a puntos tan recomendables como la cueva de Sönghellir, un rincón lleno de magia y leyendas nórdicas, o el incomparable cañón Stakkholtsgjá, que se asemeja a un oasis aislado entre las montañas del lugar, con un espíritu de calma y paz solo perceptible en esos lugares ocultos a los que llegan los mejores exploradores.

Como estamos convencidos de que Islandia tiene un montón de cosas tan únicas que, o sólo las hemos visto por la tele, o parecen hechas con efectos especiales, vamos a seguir demostrándolo. Y para eso, los campos de lava de Holuhraun. Ubicados en las Tierras Altas, no solo el nombre de la región es el que inspira historias con elfos y hobbits, sino esas erupciones de fisura que parecen sacadas directamente de las páginas de Tolkien. Hay algunas empresas que organizan excursiones hasta cerca de la zona, pero tienen que ser en verano, cuando no haya nieve, y también hay posibilidad de sobrevolar el área en avión, algo que es realmente espectacular, ya que el tamaño de estos campos de lava es inmenso.

fmt5pyyvggo-anders-jilden (1)

Pero después de una visita tan emocionante y aventurera, queremos compensar y descubrir un rincón de Islandia con otro estilo completamente diferente. Esto es lo que nos ofrece la isla de Flatey, situada al oeste, y a la que solo se puede llegar en ferry desde Brjánslækur o Stykkishólmur. Aquí viven muy pocas personas, no hay coches y apenas hay cobertura. Pero dejarse perder por esta isla durante unas horas o unos días es realmente reconfortante, casi como viajar al pasado, y una experiencia perfecta para disfrutar de las cosas sencillas y naturales de la vida.

Y, para terminar nuestro recorrido por estos magníficos rincones de Islandia, volvemos al sur y buscamos otro cañón, pero que no tiene nada que ver realmente con cualquiera de los que hayamos visto antes. Estamos hablando del cañón de Fjaðrárgljúfur.

Este escenario asombra por la fuerza de sus colores verdes, que impregnan todas las paredes del cañón, y por las corrientes de agua procedentes de los glaciares. De hecho, estas corrientes son las han configurado tan peculiar paisaje durante siglos y, por supuesto, lo siguen haciendo, por lo que podemos decir que estamos ante un cañón vivo en todos los sentidos. Como sugerencia, mejor visitarlo en primavera o verano, no tanto por el frío, sino para poder disfrutar de su colorido y esplendor en plena forma.

Como habréis visto, Islandia es todo un compendio de maravillas. Y éstas son tan merecedoras de fama como las que nunca fallan en las guías turísticas. Lo bueno de éstas es que aún no están masificadas y, aunque lo estuvieran, Islandia tiene tantas y tantas maravillas que siempre podremos descubrir rincones nuevos para explorar.

islandia_cascada (1)

Aunque pueda parecer muy complicado llegar a ellos, porque las comunicaciones y las rutas no son las más cómodas, el resultado merece la pena. Sobre todo para los que tengáis un verdadero espíritu aventurero. Pero también nos da la sensación de que en estas excursiones hay que tener también mucha habilidad con los trabalenguas, porque pronunciar correctamente los nombres que aquí hemos expuesto requiere mucho entrenamiento!

Y vosotros, ¿habéis estado alguna vez en Islandia? ¿Conocíais todos estos sitios? Queremos todas vuestras aportaciones, preguntas y comentarios, y os esperamos para el siguiente viaje!

¿Te gusta el yogur? Descubre todas las bondades y posibilidades que te ofrece

El yogur es uno de los alimentos más internacionales y, además, más populares. Es de esas cosas que le gusta a casi todo el mundo y que, además, se toma desde hace más tiempo. Obviamente, su consumo se ha extendido en las últimas décadas, ya que a sus magníficas propiedades nutritivas se le han sumado multitud de variantes y recetas. Si quieres aprender un poco más sobre la historia del yogur y descubrir todas las posibilidades que te ofrece incluirlo en tu dieta, sigue leyendo, y verás cuánto provecho le puedes sacar.

Tradicionalmente, el origen del yogur se suele ubicar en las zonas en las que actualmente se ubican Turquía, Bulgaria o los Balcanes. Pero las primeras referencias que se han encontrado nos llevan a la antigua Mesopotamia, en la región en la que ahora se encuentra Irak.

yogur_natural

En aquellas épocas, la conservación de los alimentos era una preocupación para los pueblos nómadas, y el transporte de leche se hacía en bolsas hechas con piel que, junto al calor de los animales que la llevaban, hacían que se fermentara y se convirtiera en yogur.

Lo curioso es que, a pesar de conocerse el proceso de fermentación y fabricación, el yogur fue un alimento que no se expandió a otras regiones hasta pasados muchos años. De hecho, no fue hasta finales del siglo XIX cuando se comenzó a estudiar la fermentación de un modo más científico y menos tradicional, gracias a las investigaciones del científico búlgaro Stamen Grigorov y, sobre todo, al impulso de ruso Iliá Méchnikov, cuyos estudios sobre los beneficios del ácido láctico en la salud intestinal resultaron esenciales y muy influyentes.

Así, ya a principios del siglo XX, la producción del yogur comenzó a expandirse por otros países de Europa. Pero las ventajas de su consumo se centraban principalmente en los beneficios para la salud e, incluso, se presentaba como un producto casi medicinal. Esa fue la razón por la que, al principio, y durante un buen tiempo, los yogures se vendían solo en las farmacias y, muchas veces, indicados específicamente para los que padecían de alguna debilidad o enfermedad intestinal.

Tzatziki

Pero esos tiempos ya han pasado y, actualmente, los yogures se venden en casi cualquier tienda de alimentación y supermercado. Su variedad es prácticamente infinita en cuanto a tipos y sabores, y sus aplicaciones en gastronomía son también múltiples, lo cual amplía aún más el abanico de posibilidades que se nos ofrecen.

Si te estás preguntando cuáles son los beneficios de comer yogur, te tenemos que decir que no son pocos. Entre los más destacados y conocidos, obviamente se encuentran esos primeros asociados a las bacterias que están presentes desde su fermentación y que favorecen el funcionamiento intestinal y también reestablecen la flora bacteriana.

yogur_arandanos

Pero el yogur también es una fuente importante de minerales, como el calcio, el fósforo y el magnesio, así como de vitamina B, y también aporta una gran cantidad de proteínas de origen animal, que son consideradas de alta calidad por los nutricionistas.

Pero, diversos estudios más recientes también asocian el consumo de yogur a la mejora en la intolerancia a la lactosa, en la prevención de diabetes y también contra la obesidad, ya que es un alimento que sacia y que aporta nutrientes muy buenos.

Incluso hay mucha gente que lo utiliza como base para cremas y mascarillas hidratantes, porque pueden ayudar a mejorar la salud de las pieles más secas, aunque esto ya se escapa de nuestros tentáculos gastronómicos.

Y, ahora que ya sabes cuáles pueden ser las principales bondades de comer yogur, tal vez te estés preguntando cuáles son las mejores maneras de comerlo, y algunos usos en la cocina que no sean los más tradicionales.

Obviamente, lo más apropiado para obtener las ventajas sin recibir ninguna desventaja es comer el yogur natural pero, dependiendo de cada caso y cada gusto, se puede optar por alguna otra versión. Es decir, los que busquen perder peso pueden optar por las versiones desnatadas, y los que no sean demasiado aficionados al sabor del yogur natural pueden echarle un poco de azúcar o algún edulcorante.

Si lo que quieres es un desayuno rico o una merienda fresca y divertida, puedes partir de un buen yogur natural y añadirle distintos complementos. Estos pueden ser, por ejemplo, trozos de fruta, según cual sea la temporada y qué tipo de fruta te guste más. Algunas de las que más se suelen comer con yogur son las fresas, los plátanos, los mangos o cualquier fruto rojo que encuentres en tu tienda favorita.

yogur_portada

Otra de las opciones que más recomiendan muchos nutricionistas por sus aportes a largo plazo y porque es algo muy rico que le gusta a todo el mundo es echarle unos frutos secos. Las nueces o las avellanas le quedan de maravilla al yogur y, aunque no te gusten demasiado los frutos secos crudos (porque cuando están fritos y salados ya no son tan recomendables), si los comes así seguro que te encantan.

¿Qué decir de los cereales? Son otro gran clásico para acompañar al yogur, sobre todo en los desayunos. Puedes prepararte un tazón de yogur y echarle unos copos de avena, o muesli, y además de los aportes nutricionales también obtendrás una sensación de saciedad que te ayudará a contener el apetito en las siguientes horas.

Y, por si pensabas que se nos había olvidado o no lo habías pensado nunca, no vamos a dejar de lado de esas opciones saladas, como el tzatziki griego, que es mayormente yogur con pepino, menta, un poco de ajo y un poco de limón, o incluso las distintas salsas de yogur que combinan perfectamente con ensaladas, con verduras a la plancha o, si eres más atrevido, para darle un toque especial a las salsas con las que combinas carnes y pescados.

Como ves, el yogur es tan versátil que lo puedes comer con casi cualquier cosa y casi a cualquier hora. Y tú, ¿cómo comes yogur? ¿Tienes alguna receta o idea que no hayamos incluido y te gustaría compartir?

¿Existen los alimentos saludables?

El supermercado está lleno de etiquetas que nos venden una alimentación más sana y saludable, y que parecen prometer que, a pesar de maltratarnos con otros excesos, si comemos light o bajo en azúcares nuestra salud no verá resentida. Hoy te enseñamos a diferenciar los alimentos supuestamente saludables de los que venden falsas promesas

¿Es más saludable algo conseguido o modificado en un laboratorio que algo que procede directamente de la naturaleza?

La respuesta a esta pregunta parece evidente: todo aquello que procede de la naturaleza será más adecuado para nuestro cuerpo que cualquier sustancia que sale de un laboratorio. Con esto nos referimos a que nuestra salud pasa necesariamente por una alimentación sana, equilibrada y rica en nutrientes variados. Nuestro cuerpo necesita grasa, pero no en exceso, y también necesita sal, pero de manera prudente, azúcares no necesariamente industriales y así.

Verduras

hfh5yd70ox8-arnaldo-aldana

Con verduras nos referimos generalmente a las hortalizas que no tengan el sabor dulce o ácido de las frutas. Se trata de una denominación no científica o botánica pero en la que parece haber consenso general.

Las verduras nos aportan nutrientes como fibra, vitaminas, antioxidantes, fibra e incluso calcio. Cuanto más frescas más propiedades tendrán, y cuanto menos las cocinemos, también, ya que en el proceso de cocción van perdiendo algunas de sus propiedades. Hay quien aconseja cocinarlas al vapor o en olla exprés para no perder cualidades. Las verduras se encuentran en el segundo nivel de la pirámide de los alimentos. Además de aportar micronutrientes, aportan hidratos de carbono de absorción lenta y fibra dietética. Por supuesto estos nutrientes varían según el tipo de verdura que consumamos, por lo que es recomendable consumir todo tipo de verduras.

¿Biológicas o no? Obviamente cuanto más natural sea su origen y cultivo, tendrán más sabor y sus nutrientes estarán intactos. Eso sí, desconfía de verduras envasadas y de precio demasiado elevado que encuentres en el supermercado.

Frutas

_5tgspscidw-sydney-zentz

Lo que entendemos por fruta se refiere a los frutos comestibles que se obtienen de las plantas ya sean cultivadas o silvestres y que se suelen consumir crudas y frescas. Al igual que las verduras, las frutas aportan fibra, vitaminas y minerales, un bajo aporte calórico y azúcares, que si se consumen en zumo son mayores. Excepto el coco y el aceite de palma no suelen aportar grasas saturadas (causantes del aumento del colesterol malo y del riesgo cardiovascular), y algunas como el aguacate son fuente de ácidos grasos esenciales para el organismo.

De la misma manera que las verduras, cuanto más frescas mejor y cuanto más cerca se hayan producido mejor. Esto asegura por un lado que no hayan viajado demasiado, y por otro que en esos viajes no se hayan sometido a procesos artificiales de conservación.

Por eso, la fruta y la verdura, mejor de temporada y de la zona. Ambas no necesitan más envase que aquel que la naturaleza les ha proporcionado para seguir un curso vital natural. Estas serán las más saludables, más incluso que aquellas que lleven una etiqueta que dice “saludable”.

Proteínas

proteinas

No solo de fruta y verdura vive el hombre, también necesitamos proteínas que proceden sobre todo del reino animal (decimos sobre todo ya que como nuestros lectores veganos sabrán, también se obtienen proteínas del reino vegetal). Obtenemos las proteínas de la carne, los huevos, las legumbres, los frutos secos, los cereales, las verduras y de productos lácteos tales como queso o yogur. Tanto las fuentes de proteínas animales como los vegetales poseen los 20 aminoácidos necesarios para la alimentación humana.

Y este es el capítulo más complicado, ya que la producción de la carne para cubrir las necesidades de la población de toda una ciudad como por ejemplo Madrid, con más de tres millones de habitantes puede llegar a ser todo un misterio. Lo mismo sucede con los huevos, otra fuente principal de las proteínas que necesita nuestro cuerpo, ya que si se han de producir en granjas a veces las condiciones de vida y la alimentación de los animales no son las óptimas, y eso afecta a la calidad de los productos y también a su sabor.

La clave es buscar que estos productos no sean demasiado procesados o industriales ¿El truco? Demasiado envase y demasiada etiqueta te harán desconfiar. Busca los alimentos cuanto más naturales mejor, y cuanto más sepas de su procedencia también mejor.

Hidratos de carbono

i2eyyfetfwc-federica-diliberto

Estos son los responsables de la energía de nuestro cuerpo, son nuestra fuente de energía, nuestro combustible. Los hidratos se encuentran en las legumbres, la patata, el pan, la pasta y en general los derivados de cereales. Aquí entra también la bollería y los dulces. En general, es importante consumir hidratos de carbono, y debemos preferir aquellos que proceden de las legumbres o la patata, incluso de los cereales y prescindir de la bollería y el azúcar. En este capítulo, recomendamos lo mismo, no abusar de los productos industriales, aunque nos prometan ser bajos en grasa, sin azúcares, light y todo ese tipo de adjetivos, ya que pueden estar compensados con ingredientes igual de perjudiciales para la salud.

Una alimentación sana y equilibrada depende de una proporción adecuada de todos los nutrientes que hemos visto aquí. No por comer mucha fruta nuestra dieta será más sana, ya que entonces podremos tener alguna carencia de nutrientes que proporcionan otros alimentos como los hidratos de carbono. La clave es comer de todo y cuanto más naturales sean las fuentes de los productos que consumimos más saludables serán.

Si mantenemos una alimentación sana, teniendo en cuenta los aportes de nutrientes que ingerimos, no necesitaremos productos para corregir el nivel de colesterol, o bajos en grasas, o con aportes externos de calcio. La naturaleza nos proporciona los alimentos con los nutrientes que necesitamos. El secreto está en alimentarnos con productos naturales y de temporada, con los nutrientes lo menos alterados que sea posible y cuando la naturaleza nos los ofrece. Es obvio que en la actualidad quienes viven en la ciudad no pueden controlar la manera en que se producen todos los productos que consumen, pero sí se puede preferir comprar en pequeños mercados de productores y productos sin procesar. Ahí estaremos evitando conservantes, estabilizantes, aglutinantes, grasas saturadas y todo tipo de ingredientes sospechosos que luego nos hacen necesitar lácteos bajos en grasa, sin sal, etc.

Los verdaderos alimentos saludables son aquellos que son más naturales y no han sido manipulados en exceso por el hombre. Ahí está su cualidad más saludable: que sean naturales.