Deporte bajo el agua: ponte en forma mientras flotas

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Cuando cambiamos de medio para hacer deporte, la percepción de nuestro cuerpo cambia, podemos sentir algo parecido a la ingravidez y además entrenar dentro del agua tiene muchas ventajas a la hora de ponernos en forma.

agua

Estar dentro del agua es una sensación muy especial. La densidad del líquido elemento, ligeramente más denso que el cuerpo, proporciona una sensación parecida a la ingravidez. Su densidad aunque variable, en general es capaz de soportar nuestro peso. Dentro del agua podemos flotar y nuestros movimientos cambian de ritmo, podemos hacer volteretas y posturas que no podemos hacer fuera, y a la vez podemos llegar a un estado de relajación muy particular, como si estuviéramos de nuevo en el vientre materno.

El agua caliente relaja y el agua fría estimula la circulación. No hay duda de que el agua es un medio perfecto para hacer deporte, tanto en la superficie como dentro de ella: vela, natación, buceo, y un largo etcétera.

Una piscina o el mar son la pista perfecta para poner nuestro cuerpo a punto, y lo que mejora la cosa, para divertirnos mientras hacemos deporte. El agua es un medio al que no estamos del todo acostumbrados y tu cuerpo agradecerá el contacto.

Durante los meses de invierno y si no tienes la suerte de vivir en la costa, existen varias alternativas para practicar deporte y poder sumergirte con regularidad en el líquido elemento para ponerte en forma. Todo ventajas, ¿verdad?

Natación

La natación es la madre de todos los deportes acuáticos: completo, sano y muy recomendable. Todo el mundo puede practicarla y es la base para muchos otros deportes acuáticos. Puede parecer muy simple, pero el desplazamiento dentro del agua se trata de un ejercicio aeróbico que está lleno de ventajas. El ejercicio dentro del agua es de impacto bajo, por lo que entre otras cosas, existe un riesgo menor de lesiones.

También existe la posibilidad de crear corriente en una piscina para nadar en contra de ella, de esa manera la resistencia será mayor y el ejercicio que hacemos también.US_Marines_butterfly_stroke

La natación se suele recomendar a quienes tienen problemas de espalda, ya que dentro del medio acuático se favorece la adopción de una postura correcta, descomprime las vértebras y se alivia la tensión y la carga de algunos músculos. Movernos dentro del agua ayuda a corregir posturas y por tanto problemas de espalda.

Para nadar debemos usar todos los músculos del cuerpo, pero los que más lo notarán serán espalda, abdomen y piernas. De esta manera tonificaremos y trabajaremos los músculos a la vez, y debido al bajo impacto no se dañarán las articulaciones, incluso puede ayudar a la mejora de lesiones, y es por esto que muchas rehabilitaciones se realizan dentro del agua.

Nadar también ayuda en la reducción de estrés, como el resto de deportes aeróbicos.

Si el ejercicio aeróbico nos relaja en general, añadámosle el practicarlo dentro del agua, la sensación de relajación es completa. La descarga de los músculos también ayuda a la distensión del ánimo. Dedicar un rato a nadar (no menos de veinte minutos) un par de veces por semana como mínimo te ayudará a desconectar completamente y a olvidarte de todo lo que te rodea.

Yoga en el agua

A todos los beneficios que tiene el yoga, añádele el realizarlo bajo el agua. Es una gran idea, ya que resultará más fácil moverse, favorecerá la relajación, mejora el equilibrio y al igual que con la natación, el impacto en las articulaciones será menor.

El control de la respiración en yoga es un elemento muy importante, y te será más sencillo de practicar dentro del agua.

bsnj6r5qrt4-lea-dubedout

El agua añade beneficios y un nuevo atractivo a la práctica del yoga, ya que la temperatura del agua favorecerá la relajación, y de la misma manera este estado de relajación facilitará la meditación.

Fitness acuático

Esta disciplina combina los beneficios de la gimnasia y la natación. En este capítulo podemos meter numerosas variantes de la gimnasia como por ejemplo el aeróbic o la zumba. Dentro del agua se amortiguarán los efectos que tiene el aeróbic en nuestras articulaciones. Estos ejercicios aeróbicos se practican en agua templada, con los que nuestros músculos se verán también menos resentidos y más preparados a la hora de ponerse a trabajar.

Aquastreching

Se trata de una serie de ejercicios dentro del agua dirigidos a mejorar la flexibilidad de los músculos. Está dirigida a personas mayores de 45 años, ya que favorece las funciones musculares y la calidad de vida en general, pero como calentamiento también puede ser beneficiosa.

Natación, yoga y fitness acuático son algunas de las posibilidades que tenemos durante los meses de frío para entrenar dentro del agua. Otras disciplinas muy interesantes son el aquarunning o correr debajo del agua, el hidrospinning, que tienen su base en deportes que se hacen “en tierra” adaptados al líquido elemento para modificar resistencia y en muchos casos con fines terapéuticos o de rehabilitación.

vy7ndux29de-agberto-guimaraes

Incluso si estás pensando en un deporte olímpico, no olvides el waterpolo o incluso la natación sincronizada. No hace falta prepararse para unas olimpiadas, lo puedes hacer por el simple placer de practicar. Mejorarás en fuerza, flexibilidad, resistencia y velocidad, las cuatro cualidades físicas básicas, y aumentarás tu tono muscular, lo que se traduce en una ganancia en salud.

El agua ofrece numerosas posibilidades a la hora de ponernos en forma, y más si el clima lo permite. En invierno la temperatura templada del agua es muy agradable y te permitirá olvidarte del frío de la calle. Cuando llega el verano, el límite es la imaginación, podremos nadar bucear, hacer vela, wind surf y todas las variantes que la playa, el sol y el mar nos ofrecen. Aún quedan unos meses hasta que llegue el calor, pero te recomendamos que vayas entrenando en la piscina, así en el momento de la verdad no dudarás en zambullirte. Ya sabes, la “operación bikini” no se trata de dietas milagrosas, pon tu cuerpo en forma y échate al agua.

nvrumqr3dfm-amy-humphries

¿A qué esperas para comenzar la verdadera operación bikini?

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.