103cugloj_g-iris-juana

Empieza el día a tope con estos consejos

Hay a quienes nos cuesta mucho madrugar, pero sabemos que levantarse temprano es lo mejor que se puede hacer para aprovechar bien el día.

Pero a veces levantarse con la energía necesaria para conquistar un día lleno de actividades es complicado. Entre otros trucos que te vamos a dar aquí, para empezar el día con energía clave es construir tu propia rutina que te ayudará a despejar tu mente y a encarar la jornada con energía y optimismo.

wakeup

El refrán de hoy sería “a quien madruga, Dios le ayuda”, y no deja de ser totalmente cierto.

Levantarse pronto nos ayuda a aprovechar bien el día y a sentirnos llenos de energía y positividad.

Dentro de la rutina de muchas personas que realizan muchas tareas, personas con responsabilidades importantes, siempre hay detrás un buen madrugón diario. Los madrugadores tienden a sentirse más enérgicos justo cuando se levantan por la mañana.

Levantarnos pronto nos ayuda además a regular las rutinas de sueño, a equilibrar lo que se llama higiene del sueño, que proporciona un descanso de calidad, y esto afecta positivamente a nuestra salud física y mental.

piqca1resgu-elizabeth-lies

El sueño es el mecanismo fisiológico que nuestro organismo necesita para reposar. Se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica y una baja respuesta a los estímulos externos. El sueño también tiene un papel importante en el descanso del tejido cerebral, lo que resulta en un efecto positivo en la consolidación de la memoria.

En definitiva, dormir bien es una necesidad básica de nuestro organismo para funcionar correctamente. Un descanso de calidad se nota en nuestro humor, en la salud, en la cara y la piel en general.

Un buen madrugón diario

Esto es de lo que estamos hablando: un BUEN madrugón. No un madrugón de esos de los que cuesta levantarse, estás de mal humor, no das pie con bola hasta que te tomas el café, y encima vas tarde a todo. Eso no. Nos referimos a un despertar enérgico, en el que levantarse a tope y comerse el día con patatas. Esto requiere una cierta preparación, que en pocas semanas te convertirá en una persona nueva.

Lo primero es conseguir un sueño de calidad para que luego madrugar no sea tan costoso.

Esto debe pasar primero por cuidar nuestros hábitos nocturnos.

103cugloj_g-iris-juana

Cenar ligero es importante, al menos un par de horas antes de ir a dormir, para no irse a la cama con el estómago lleno, las digestiones pesadas hacen más difícil conciliar el sueño. Puede ser que normalmente te sientas muy flojo al levantarte por la mañana, y esto puede ser debido a que tienes los niveles de glucosa en sangre muy bajos. Si este es el caso prueba a tomar algo ligero como un vaso de leche o un yogur para mantener esos niveles hasta despertar, pero nada de atracones.

Un estómago pesado es el peor enemigo del sueño profundo.

Destierra a tu teléfono móvil de la habitación. Está comprobado que la exposición prolongada a las ondas electromagnéticas de aparatos electrónicos altera el sueño y produce estrés, por lo que no solo el móvil sino un despertador electrónico o la televisión pueden causar este mismo efecto. Hablamos del móvil, pero también deberíamos referirnos a la televisión como enemigos de un descanso de calidad. Es recomendable apagar los dispositivos electrónicos antes de dormir ya que además ver la televisión o el móvil son actividades que alteran nuestros ritmos circadianos – nuestro reloj biológico – y restan calidad al descanso, además de que nos pueden mantener despiertos innecesariamente mucho más tiempo del que desearíamos.

Lo ideal es dedicar un rato a la lectura en papel antes de conciliar el sueño.

8zuamnx1yhs-kari-shea

Deshacerte del teléfono móvil o de cualquier dispositivo con conexión a internet antes de dormir te ayudará a desconectar del trabajo y también de las redes sociales, en general de ese permanente estado de disponibilidad en el que nos encontramos hoy y que nos hace permanecer constantemente alerta.

Es importante parcelar tus momentos del día de manera estanca, para poder desconectar del trabajo en tu tiempo libre y viceversa.

Cuando te vas a dormir, te vas a dormir. No te cargues con nuevos problemas, conflictos o preocupaciones antes de tus horas de descanso, ya que puede que te tengan dando vueltas en la cama más tiempo de lo necesario.

Otro truco rápido para descansar y no perder tiempo por las mañanas consiste en preparar la ropa que vas a llevar al día siguiente si no quieres pasar un rato largo e improductivo por la mañana pensando en qué te vas a poner. Déjalo decidido por la noche, una vez que hayas mirado la predicción del tiempo, eso sí.

Y por la mañana, ¿qué?

Piensa en tu despertador. Ese aparato que si es tu móvil, ya no está en tu cuarto, por lo que te verás obligado a salir de la cama. Ya está, ahora solamente tienes que ejecutar estos sencillos trucos.

Lo primero que te aconsejamos hacer nada más levantarte, es beber un vaso de agua, ya que durante la noche se pierden líquidos, y esa deshidratación matutina nos afecta más de lo que pensamos.

A continuación es recomendable que tengas una rutina de ejercicio. Si vas al gimnasio, aprovecha para hacerlo a primera hora, el ejercicio te despejará la mente y te pondrá las pilas para hacer frente al largo día que te espera. Si no, prepárate una rutina de ejercicios que puedas hacer en casa como el saludo al sol. Esta rutina es importante para activar el cuerpo y la circulación antes de salir de casa. Pruébalo, verás como sienta muy bien.

Sal de casa en seguida, el frescor de la mañana culminará el trabajo de espabilarte, y ya estarás listo para comerte el mundo.

morning

Todas estas rutinas te pueden resultar algo duras de adquirir, y esto es debido únicamente al hecho de que aun no lo son, aun no te has acostumbrado a ellas. Por lo que te animamos a que te tomes cinco minutos para apuntar cuál sería tu rutina nocturna y mañanera perfecta para conseguir este proyecto de convertirte en un exitoso madrugador. El primer día será complicado, pero si perseveras, harás de esas acciones un hábito diseñado por tí mismo. Tus mañanas y por consiguiente tus días, serán positivos, enérgicos y plenos.

¿A qué estás esperando?

, , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo