comida japonesa

La comida japonesa es mucho más que pescado crudo

Sabemos que la comida japonesa lleva unos cuantos años muy de moda, y que cada vez hay más restaurantes y aficionados a la gastronomía de este país. Pero, ¿conocemos realmente cómo es la comida japonesa? Si preguntamos a la gente, la mayoría lo relacionará con el pescado crudo en sus distintas formas y presentaciones, pero la comida japonesa es mucho más que eso. Te invitamos a que descubras cómo es la gastronomía japonesa tradicional y te enseñamos alguno de los platos más clásicos y populares del país del sol naciente.

Para empezar, hay que decir que ni siquiera el sushi es exactamente pescado crudo.

Muchos de los que se han aficionado a la comida japonesa lo han hecho a través de este tipo de platos en los que, habitualmente, hay pescado crudo, pero no sólo. Realmente, el término sushi se refiere a un tipo de comida japonesa con una base de arroz hervido que se acompaña de pequeños filetes de pescado, marisco, verduras o, dependiendo de la creatividad e imaginación del cocinero, casi cualquier ingrediente.

El tipo de sushi más común es el nigiri, en el que el arroz toma una forma ovalada y pequeña y sobre el que se pone el pescado o ingrediente que se quiera. También son muy populares los makis, que son rollitos de arroz que en el centro presentan el pescado, marisco o verduras y que se envuelven en alga nori.

Sobre lo que sí se puede decir que es pescado crudo es sobre el sashimi, que es un plato de pescado fileteado que se sirve sin arroz, y que se acompaña, al igual que el sushi, de salsa de soja y wasabi.

Pero aquí queremos desmarcarnos de estos dos tipos de comida y adentrarnos más en otro tipo de platos de la gastronomía nipona.

No porque no nos guste el sushi o, en general, el pescado crudo, sino porque queremos alejarnos del mito de que la comida japonesa es sólo esto.

Para empezar, algo muy frecuente también en nuestros restaurantes japoneses, y casi en todos los asiáticos, es la tempura, que consiste en frituras de verduras o pescados, aunque también se pueden hacer con carnes blancas. La verdad es que no es un plato originario de la cocina japonesa, y se cree que lo introdujeron los portugueses allá por el siglo XVI, pero es algo muy habitual en sus mesas y restaurantes, tanto los más populares como los más elegantes.

tempura

Fuente

Si queremos algo menos habitual y muy típico de Japón, podemos probar un onigiri. Este plato consiste en una bola de arroz que está rellena de distintos ingredientes, como por ejemplo salmón a la plancha, atún o cangrejo, junto con cebolleta picada o jengibre, aunque también se pueden encontrar rellenas de ternera, de ciruela o muchas cosas más. Hay que decir que este plato no suele ser una comida principal, sino más bien un aperitivo que se puede tomar a la hora del desayuno, o a media mañana.

 

onigiri

Fuente

En busca de un plato un poco más contundente y, además, caliente, nuestra primera recomendación es el okonomiyaki. Su nombre podría traducirse algo así como “cocinado a la plancha a su gusto” y consiste en una masa de harina y huevo a la que se le añaden los ingredientes deseados y que se cocina al momento. Los ingredientes más habituales suelen ser cebolletas, calamares, gambas o pulpo, y también carnes de buey o de cerdo. Una vez que está listo, se le echa por encima salsa de okonomiyaki, mayonesa o alguna otra, aunque esto también es al gusto del consumidor. En algunos sitios hay gente que lo compara a la pizza o a las tortillas, debido a la versatilidad y variedad de ingredientes con los que se puede preparar, aunque realmente su sabor no se parece a ninguna de éstas.

Hay que decir que en algunas ocasiones el okonomiyaki se incluye dentro de los platos teppanyaki, es decir, los platos cocinados en una plancha de acero. Aquí el abanico se amplía, y normalmente suelen incluir carnes de buey o de ternera, o algún marisco, acompañados de verduras y cocinados con salsa de soja.

 

okonomiyaki

Fuente

Sin alejarnos de las carnes, pero preparándolas de un modo que nos puede resultar bastante llamativo, también encontramos los deliciosos shabu-shabu. Aquí, la carne se presenta cortada en tiras finas y se cocina introduciéndola en una olla que tiene caldo hirviendo, normalmente con verduras. La carne se va haciendo así y se come acompañada de arroz y salsa ponzu, y al caldo que resta después también se le añade arroz para consumirlo o, simplemente, se bebe la sopa.

 

shabu-shabu

Fuente

Si queréis un único plato pero muy completo, en la carta de los japoneses más genuinos podréis encontrar los domburi, que literalmente significa cuenco. Aquí, de nuevo, hay varios tipos, aunque todos ellos muy ricos y sabrosos. La base es el arroz y una salsa preparada con mirin, dashi y salsa de soja. A esto se le suele añadir cebolla pochada y alguna carne de cerdo (katsudon) o de pollo (oyakodon), o incluso verduras, y luego huevo batido.

Y, como no podía ser de otra manera, terminamos con uno de los postres más clásicos y consumidos en Japón. De hecho, es algo muy típico de ver en dibujos animados, aunque no siempre expliquen qué es lo que están comiendo: dango. Este postre en forma de bola se prepara con harina de arroz y azúcar, aunque luego se le añaden otros ingredientes para conformar los colores y sabores de cada uno y se suelen presentar insertados en un palo, al estilo de las brochetas.

 

dango

¿Cuál de estos platos es nuevo para vosotros y os apetece probar? ¿Hay algún otro plato japonés que os gustaría incluir en esta lista? ¡Esperamos vuestras sugerencias con mucho apetito y los palillos en la mano!

, ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo