En Navidad, hay detalles que son algo más que regalos.

  • Mente
cat-icon-on-post

La Navidad es ese momento de juntarse con la familia, disfrutar de que estamos todos juntos, y también de hacer regalos. De un tiempo a esta parte, Navidad es también sinónimo de gasto descontrolado y consumismo feroz.

Esta Navidad, compra con cabeza, piensa en hacer regalos útiles, originales, manufacturados de manera justa y si puede ser en no generar montañas de residuos entre envoltorios y cajas.

¿Por qué regalamos en Navidad?

La Navidad coincide con el solsticio de invierno, un momento especial en el ciclo anual, que desde tiempos muy remotos es importante para el hombre. A partir de este solsticio empezaban los “meses del hambre”, ya que en este hemisferio, entre enero y abril la tierra no producía apenas frutos y se sacrificaba a los animales para no tener que alimentarlos en este periodo. Es entonces el momento del año en el que hay suministro de carne fresca, además de que la cerveza y el vino llegan a su momento justo de fermentación, y están listas para ser bebidas.

Es en esta fecha cuando se conjugan festejos folclóricos de diversas culturas, son momentos de abundancia en los que se celebra y se regala. Existen numerosas figuras paganas en toda Europa que el 25 de diciembre entregan dulces a los niños, como el Tió en Cataluña y Aragón, la Befana en Italia, o el Apalpador en Galicia, que palpaba las tripas de los niños y si estaban muy delgados les daba castañas.

San Nicolás fue reemplazando a algunos de estos personajes paganos, y esta tradición llegó a Estados Unidos a través de los emigrantes holandeses.

En el caso de los Reyes Magos la conexión es más evidente. Según la creencia católica los Reyes Magos eran representantes de religiones paganas de pueblos cercanos que fueron a presentar sus respetos al niño Jesús. No se sabe si eran magos ni si eran tres, pero sí se sabe que le llevaron tres presentes: oro como rey, incienso como dios y mirra, un embalsamador, como hombre, prefigurando su muerte.uncafependiente

Desde entonces los tiempos han cambiado mucho, y hoy en día intercambiamos regalos en Navidad en conmemoración de estas tradiciones. Es una costumbre muy arraigada, y a todos nos encanta dar y recibir regalos en estos días, ya sea el día 24 de diciembre o el 6 de enero.

Regalos sin medida

Desde hace algunas décadas, esta tradición ha pasado de ser un mero intercambio de detalles a convertirse en una vorágine de compras, gastos y aglomeraciones a la hora de comprar. Si antes se regalaban castañas, hoy se regalan aparatos electrónicos por los que se pagan cientos de euros, y luego se usan durante dos o tres meses.

La publicidad y los grandes almacenes nos han hecho creer que somos peores personas si no nos gastamos toda nuestra paga extra en hacer regalos a familiares y amigos.

Sucede en todas las casas. A veces a los más pequeños, a quienes solemos cubrir de regalos, entre juguetes y ropa, prefieren jugar con la caja que contiene el verdadero juguete, al que el niño no presta demasiada atención y termina arrumbado en una esquina.

passion

Otra característica de esta tradición es la cantidad de residuos que generan los regalos: miles de bolsas, envoltorios, lazos, cajas de plástico dentro de cajas de cartón dentro de otras cajas, etc. Montañas y montañas de envoltorios y envases que se tiran y nunca se reciclan. Un 40% de la basura doméstica son residuos orgánicos, del resto, un 80% lo constituyen envases. Esta proporción crece sin cesar y se dispara en Navidad.

Regala con medida

Afortunadamente existe otra manera de hacer regalos en Navidad, y se trata de hacerlo de una manera reflexiva y con medida. Esto no significa que no podamos regalar una tablet a alguien, si pensamos que la va a necesitar o le puede hacer ilusión.

Lo importante es usar el sentido común y tener en cuenta aspectos como la sostenibilidad, el comercio justo y la economía local.

En primer lugar te recomendamos hacer una lista con las personas a quienes quieres hacer un regalo y pensar qué es lo que les gustaría recibir. Reflexionar nos ayuda a no consumir compulsivamente y no acumular compras que a veces no sabemos ni para quién lo habíamos comprado.

No esperes al día de antes para hacer tus compras, ya que acabarás comprando cualquier cosa. Gastarás mucho dinero y seguramente no acertarás. En el fondo no importa la cantidad de dinero que gastes al regalar, sino el cariño que has puesto en el gesto de regalar algo a alguien y que ese regalo sea verdaderamente especial.

Intenta evitar productos que hayan sido manufacturados perjudicando al medio ambiente o a algún ser humano. No seamos partícipes de estas prácticas tan extendidas.

Usa tu imaginación y regala cosas hechas por tí. Apúntate a la moda del DIY y tus regalos serán especiales, originales y con un bajo impacto ecológico. Evitarás aglomeraciones, colas interminables y la posibilidad de que una persona reciba lo mismo dos veces.

Piensa en los comercios de tu barrio, en las tiendas pequeñas que puede que hayan manufacturado ellos mismos los productos que venden, o los hayan realizado cerca de donde vives. Piensa que siempre será más sostenible comprar algo que no haya viajado mucho.

También puedes regalar comida: productos ecológicos que normalmente no se compran y son especiales. Productos de temporada o de pequeños productores, para consumir en una ocasión especial y que ¡están muy ricos!

Se imaginativo al envolver. Utiliza envoltorios reciclados: papel de periódico o revistas. A veces la basura es bella. Lo que es lo mismo, lo que para otros no sirve, para tí es un tesoro.

scarves

En general recomendamos la mesura, no convertir las Navidades en una época de despilfarro y consumismo feroz. Recuperemos la esencia de esta fiesta: celebrar, estar con la familia o con los amigos y estar felices. Muchas veces este consumismo nos convierte en personas más infelices, con necesidades creadas que finalmente se ven frustradas y los objetos carísimos que intercambiamos pierden todo su valor y su significado.

Desde Vive 0,0 te proponemos una Navidad más solidaria y ecológica. Seguro que será también más especial.

¿Nos cuentas cómo las vas a celebrar tú?

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.