Artes marciales: Algo más que una lucha cuerpo a cuerpo

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Literalmente las artes marciales son las “artes propias de la guerra”, artes militares y para esto fueron concebidas, como un sistema codificado de defensa. Se conocen artes marciales en culturas muy diferentes, siendo difícil determinar cuándo se originaron. Se puede decir que el elemento común en las diferentes civilizaciones es la lucha, que junto al atletismo son los deportes más antiguos que se conocen. La lucha es la utilización del deporte dentro del ceremonial religioso o social.

En las artes marciales por lo general quedan excluidas las armas de fuego y la violencia en sus técnicas y casi siempre cuentan con un código de conducta o una filosofía que las respalda.

Hoy en día se practican como un entrenamiento, en muchas ocasiones para ejercitar la disciplina mental, el desarrollo y la autoconfianza.

Te contamos más sobre la filosofía que está detrás de estas prácticas.

tem4gwl9az4-chris-lu

La historia de las técnicas militares de lucha con y sin armas se remonta a los orígenes de la humanidad, pero el concepto moderno de artes marciales surge en el siglo XIX. A finales del siglo XX las artes marciales han vuelto a evolucionar, probablemente por la difusión a los países de occidente y han surgido los híbridos en artes marciales como el kick-boxing, el jiu-jitsu o el muay thai entre muchas otras.

Este tipo de prácticas están documentadas en culturas como la egipcia o la griega, donde la lucha grecorromana sigue practicándose como un deporte olímpico.

El boxeo es una de estas artes marciales, que se conoce desde tiempos muy remotos en Etiopía, y más tarde en el Antiguo Egipto, Grecia y Roma. En Grecia estas artes se practicaban no solo como un deporte olímpico, sino también como una forma de mantener la buena forma física de los ciudadanos y de prepararlos para la guerra. Se entendía también como una disciplina de entrenamiento físico pero también espiritual, y esto es lo que le conecta, al menos teóricamente, con lo que hoy conocemos de las artes marciales.young_boxers_fresco_akrotiri_greece

Las artes marciales en Oriente

En el lejano Oriente también existe constancia de la práctica de artes marciales desde tiempos muy antiguos. Se cree que fue Bodhidharma, el monje de origen hindú que llegó desde la India hasta China llevando consigo la doctrina de Buda, quien extendió también la base de lo que luego serían las artes militares. Dentro de esta doctrina se encuentra la noción de que nuestro cuerpo es el arma más potente.

Pero no fue hasta hace relativamente pocos años, con la desaparición de ciertas costumbres, fundamentalmente de los sistemas feudales en Japón y la adopción de las armas de fuego (con el consecuente cambio en los sistemas defensivos) cuando más se desarrollaron estos sistemas de lucha con un código ético que encuentra sus raíces en el confucionismo chino, el sintoísmo japonés y el budismo zen, con un fuerte componente de desarrollo personal en las artes marciales, que se transformaron desde un combate a muerte hasta un entrenamiento educativo espiritual.

aikido-362951_1920

A partir de entonces surgieron en Japón los do (o ‘caminos’) como el judo, el karate-do, el aikidō, el kendo o el kobudo. El budo, “el camino de la vida del samurai”, engloba los conocimientos técnicos y el conjunto de normas éticas para las artes marciales. Estas artes son caminos para llegar a la serenidad espiritual, a la tranquilidad mental y a la confianza en uno mismo. Esto no quiere decir que no se exija disciplina en movimientos y posturas, rigidez en entrenamientos, pero no son estas todas las lecciones que uno debe aprender, sino que el propósito de las artes marciales es servir de vehículo para el desarrollo espiritual personal.

Be water, my friend

Las artes marciales son mucho más que la competencia física entre dos personas y en muchos casos, particularmente en aquellas originadas en China, Japón o Corea, incluyen conocimientos de otras áreas próximas a la medicina china. Estas técnicas además investigan en conocimientos más próximos a la medicina china como la fisiología y el funcionamiento del organismo de sus adversarios para así mejorar la eficiencia en la lucha.

El Zen en las artes marciales exalta la potencia de la intuición frente al intelecto, siendo su objetivo último el de libertar al individuo del enojo y la falsa pasión.

Así nos lo cuenta Joe Hyams, columnista y biógrafo de muchos actores de Hollywood y discípulo de Bruce Lee, en su libro El Zen en las artes marciales. Este libro no habla solamente de las artes marciales, habla de la vida y de la filosofía, de cómo convertir lo negativo en positivo, y de cómo gestionar una situación para desactivarla.

korea

Joe Hyams empezó a practicar las artes marciales en su paso por el ejército estadounidense y a continuación entrenó las artes del kárate con los mejores maestros en Estados Unidos, como Bong Soo Han o Bruce Lee. Podemos decir que fue Joe Hyams quien acercó la filosofía de las artes marciales al mundo occidental.

En la última entrevista antes de su muerte, Bruce Lee pronunció las famosas palabras “Se agua, amigo”, que hace referencia al principio taoísta del Wu wei o principio de la acción natural no forzada, en el que se fundamenta el Jet Kune Do, “el camino del puño interceptor”, la disciplina de combate que él mismo creó. Bruce Lee fue todo un renovador de las artes marciales, y gracias a su carisma y su influencia la pasión por las artes marciales se extendió por todo occidente. Bruce Lee supo innovar respetando la tradición.

Actualmente las artes marciales se han convertido no solo en un deporte, sino en una filosofía de vida mediante la cual podremos encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Técnicas tales como el karate, el taekwondo, judo o el kung fu se han ido desarrollando través de filosofías orientales como el zen o el taoísmo. En su llegada a oriente, se han ido desprendiendo ligeramente de su base filosófica, pero aún conservan valores morales tales como la disciplina, el respeto, el honor o el compañerismo entre otros. Estos valores forman una parte inseparable en la práctica de las artes marciales.

Y tú, ¿te animas a empezar con un entrenamiento como las arte marciales?

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.