Los platos de cuchara que te ayudarán a sobrellevar el frío este otoño

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Está claro que con el cambio de estación ya no apetecen tantas ensaladas, gazpachos ni helados. Pero siempre hay recursos gastronómicos adecuados para cada temporada y, aunque ya no los tomemos tanto debido a los hábitos más urbanos que tenemos, hay que intentar recuperar las viejas tradiciones gastronómicas de nuestras madres y abuelas.

Por eso, queremos proponerte los mejores platos de cuchara para sobrellevar el frío, algunos de los cuales tal vez estén olvidados en algún rincón lejano de tu memoria, y cuyo (re) descubrimiento satisfará y alegrará a tus papilas gustativas.

Como hemos dicho, no son los platos más rápidos de preparar y, para qué negarlo, tampoco son los que consiguen unas digestiones más ligeras. Pero de vez en cuando está bien incluirlos en nuestras dietas, porque reconfortan con las bajas temperaturas, porque muchos de sus ingredientes son muy sanos y, por supuesto, ¡Porque están muy buenos!

Pote gallego

caldo_gallego

El pote gallego, también conocido como caldo gallego, no sólo es uno de los platos más famosos en Galicia, sino que también es uno de los más tradicionales. Antiguamente se preparaba con las verduras y legumbres que había disponibles en cada casa, normalmente grelos, berza, repollo, habas o garbanzos, untadas en grasa de cerdo para darle consistencia, y era muy común entre la gente que trabajaba en el campo.

Actualmente, es un plato que se come en toda la región, sobre todo en los meses más fríos, y que también puede incluir algo de carne, como chorizo o lacón, siempre servido en cuencos o en platos hondos, donde conserva mejor el calor.

En Asturias también se elabora de manera muy parecida, aunque en el Principado le suelen echar patatas, tal vez algo de pimentón o, incluso, castañas, receta con la que recibe el nombre de pote quirosano.

Fabada asturiana

fabada

Cuando se habla de cocina asturiana, suele venir a la mente este plato. Aunque últimamente el cachopo también ha adquirido gran fama, la fabada es el plato más conocido de Asturias y uno de los más carismáticos también a nivel nacional.

Las alubias asturianas, o mejor dicho, les fabes, se cuecen lentamente en este plato y se acompañan con el compango. Es un plato bastante contundente, que sirve tanto para sobrellevar el frío como para reponer todas las energías después de un día de actividad física y cuyas primeras referencias escritas se remontan a finales del siglo XIX.

Aunque, todo hay que decirlo, es probable que de un modo similar ya se consumiera antes al estilo del cassoulet francés, conocido en el norte de España por los peregrinos que venían desde Francia haciendo el Camino de Santiago.

Cocido madrileño

SONY DSC

Tal vez el plato más representativo de la Comunidad de Madrid y, de nuevo, uno de los más populares a nivel nacional.

Los garbanzos son los protagonistas, pero el ritual de comer la sopa antes y las carnes después lo convierte en uno de los platos más completos. Cada una de estas tres fases se llaman vuelcos, y se puede decir que van de la más ligera, con el caldo, a la más contundente, con las carnes variadas de ternera, cerdo y pollo, al final. En realidad, este plato no es exclusivo de Madrid.

Comparte orígenes con otros tipos de cocidos que se sirven en distintas regiones de España, con sus típicas variantes. El más conocido probablemente sea el cocido maragato, habitual en la provincia de León y cuya característica más definitoria sea que el orden en el que se comen la carne, los garbanzos y la verdura, y la sopa, es opuesto al madrileño.

Lentejas castellanas

How to make a super quick Lentejas con Chorizo (Lentils with Chorizo). It tastes much better than out of a can and takes 5 minutes. 1. Slice up 2 cloves of garlic and fry in olive oil with 2 bay (laurel) leaves. 2. Slice up some cured chorizo and fry it for 2 minutes on both sides in the same oil. 3. Make up about half a cup of stock (chicken or meat). 4. Add precooked lentils to the fried chorizo and then add the stock. 5. Let it simmer for 3 minutes. 6. Take out a quarter of a cup of lentils and stock and blend. Then add it back to the saucepan. And there you go. OK - it's not the traditional way to do it, but it's quick. I take photos for fun and for my business blog (Say No! to the Office), food company website (The Tapas Lunch Company) and Spanish food portal (Spanish Food World). Copyright © 2011 Jonathan Pincas. All Rights Reserved. Please contact me if you're interested in using one of my pictures.

Estas legumbres no podían faltar en una compilación como ésta, de platos de cuchara. De nuevo, con distintas variantes según la región en la que nos encontremos, la manera más clásica de hacerlas, con raíces castellanas, es guisando las lentejas con cebolla, zanahoria y laurel, y algún tipo de chorizo.

El toque final se le suele dar con un sofrito de ajo y pimentón, aunque hay gente que también prefiere echarle algún tipo de picante, como guindillas o tabasco. La versión más ligera de este plato, pero igualmente reconfortante para combatir el frío, prescinde del chorizo y puede incluir alguna verdura más.

Escudella

Uno de los platos más antiguos y típicos del invierno en Cataluña, también es muy completo, al estilo del cocido madrileño. Consiste en un caldo con verduras y legumbres a las que también se añaden distintos tipos de carnes.

En la sopa se suelen servir fideos, pero la versión más rica, que se prepara sobre todo en Navidad, incluye los galets, que es una pasta corta en forma de caracoles. Y, por supuesto, la famosa pilota, una albóndiga grande y alargada hecha con carne picada, pan, ajo y perejil.

Patatas a la riojana

patatas_riojana

Este guiso es clásico en los meses otoñales y, aunque se consume en toda España, donde es más popular es en La Rioja y Álava, zonas con fama por su producción de patatas de calidad.

Los ingredientes básicos para hacer este plato son tres: patatas, chorizo y pimentón. A partir de ahí, también se le pueden incluir cebolla, pimientos y ajos y, una vez todo bien guisado, servirlo muy caliente.

Sin duda, es un plato que reconforta durante el frío y aporta grandes cantidades de energía.

Porrusalda

porrusalda

La cocina vasca siempre nos ofrece cosas buenas, y este plato es un buen ejemplo, que también se ha extendido al resto de España y es muy apto para los meses de otoño. De nuevo, los ingredientes principales son tres: bacalao, patatas y puerros, aunque una receta completa y sabrosa también llevará ajos, pimienta, laurel y, por supuesto, caldo de pescado.

Sopa de ajo

sopa_de_ajo

También se le suele conocer como sopa castellana y es uno de los más tradicionales desde hace muchos años en distintas regiones de España, sobre todo para los meses más fríos.

Antiguamente se consumía por la mañana, para combatir las bajas temperaturas a la hora de salir a trabajar a la intemperie, ya que era fácil de preparar y tampoco resultaba demasiado pesada. Lo único que hace falta para prepararla es agua, pan duro, ajo y pimentón, aunque también se le suele echar huevo durante la cocción y, en algunas versiones más modernas, trocitos de jamón o tocino.

 

compartir en redes