Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para mantenerte sano

Ya desde la Antigua Roma es sabido que el deporte nos ayuda a tener un cuerpo sano y a ser capaces de disfrutar de nuestra salud. Te contamos varias razones por las cuales es bueno hacer ejercicio con regularidad para que te animes si aún no lo has hecho.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Investigando un poco descubrimos que quien escribió esta frase, en realidad no le otorgaba el sentido que le damos hoy, ya que no estaba ligada de ninguna manera al deporte, sino a la religión. Su sentido original es el de la necesidad de orar para disponer de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado. Si bien si se le daba importancia al cultivo del cuerpo (esta es una de las muchas herencias que los romanos tomaron de la Antigua Grecia), los deportistas y los filósofos no parece que se llevaran muy bien.

La frase completa, procedente de las Sátiras del poeta latino Juvenal reza: orandumest ut sitmens sana in corpore sano, que significa que uno sólo debe rezar por una mente sana en un cuerpo sano. Esta frase se vinculó por primera vez a la práctica deportiva en 1861 en Liverpool, cuando se eligió como el lema de un gimnasio, y adquirió tal fuerza que se llegó a utilizar como lema de los Juegos Olímpicos, hasta que fue sustituido por el actual “citius, altius, fortius” (más rápido, más alto, más fuerte).

Sea como fuere, el ejercicio físico mantiene el cuerpo y la mente sanos, y lo mismo pasa con el ejercicio mental. Buscar un equilibrio entre cuerpo y mente es necesario para una vida sana y plena.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Los ejercicios aeróbicos como andar, correr, el ciclismo o la natación aportan muchos beneficios a nivel cardiovascular, ayudan a regular la presión arterial, fortalecen el corazón y disminuyen notablemente el riesgo de infarto. Además nos ayudan a regular los niveles de colesterol y azúcares, por lo que también previenen el sobrepeso y la diabetes. También existen evidencias científicas de que la actividad física ayuda en la prevención de ciertos tipos de cáncer.

Este tipo de ejercicios pone a funcionar también nuestros aparato respiratorio y a la larga aumenta nuestra capacidad pulmonar, así como la capacidad de realizar esfuerzos. Por otra parte, la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo a través de la transpiración tendrá beneficios sobre nuestra piel. En otras palabras, el ejercicio nos rejuvenece.

La transpiración favorece a eliminación de toxinas del nuestro cuerpo, algo que notaremos también en la piel: se verá más limpia y oxigenada.

Se sabe desde hace tiempo que el ejercicio físico es bueno para la salud mental. Un reciente estudio de la Universidad de Granada ha demostrado la relación bidireccional entre ejercicio físico y cognición, ya que favorece la capacidad de mantener la atención sostenida o vigilancia, una función cognitiva de alto nivel que mejora nuestra capacidad de reacción, algo que nos ayuda a mantenernos alerta en periodos largos, y es muy necesario en algunas profesiones como la cirugía o para los controladores aéreos. A largo plazo, hacer ejercicio ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer y otras demencias.

Esta relación no se queda aquí. Con el esfuerzo nuestro cerebro libera diferentes sustancias que hacen posible que nuestro cuerpo funcione correctamente durante la actividad, entre ellas las endorfinas, unas proteínas que actúan como neurotransmisores y nos provocan una sensación de placer. Sirven para luchar contra el dolor, entre otras muchas cosas, y, sobre todo nos transmiten una sensación de felicidad que engancha.

Sí, hacer deporte engancha, y los que lo han probado lo saben bien.

Entrenarnos con regularidad mejora nuestro estado de salud en general, tanto física como mental. La regularidad es importante para sentir los beneficios del ejercicio físico, según varios estudios, mucho más que la intensidad del deporte que hayamos elegido. Esta regularidad ayuda a que insertemos el entrenamiento en nuestra rutina diaria y en nuestro modo de vida. Es seguro que nos va a apetecer comer mas sano y cuidarnos más en general, hacer deporte nos ayuda a aumentar la autoestima, a querernos más y a cuidarnos cada vez más.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

La actividad física por la mañana ayuda a aumentar nuestro nivel de energía y a mantenerlo durante todo el día, y esto repercutirá positivamente en nuestro rendimiento laboral. El ejercicio mejora y ejercita la función mental, destacando la memoria, la agilidad y flexibilidad mental, entre otros.

También descienden los niveles de estrés y de ansiedad, al ejercitarnos estamos favoreciendo un momento de reflexión y de autoexploración, es un momento que nos regalamos a nosotros mismos para reflexionar, ordenar ideas y desconectar. El ejercicio, del tipo que sea, exige una concentración que mejora nuestro estado mental en general. Después de la práctica llega el relax total, y como consecuencia es más fácil conciliar el sueño. Quién no ha disfrutado de un sueño más que reparador después de una larga ruta en bicicleta o una buena carrera. ¡Un merecido descanso!

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

El deporte nos ayuda a superarnos a nosotros mismos, a conseguir metas con nuestro esfuerzo y nuestra fuerza de voluntad, vamos avanzando poco a poco y nuestras capacidades físicas y psicológicas aumentan.

Cualquiera que tenga inserto dentro de su rutina una sesión de running o de ciclismo, de tenis o pádel, de danza o de yoga, cualquier actividad física del tipo que sea, seguro que ha experimentado todos estos beneficios que acabamos de enumerar.

Otra manera de hacer deporte y a la vez apoyar la salud es participar en maratones populares o carreras que apoyen una causa concreta como la carrera de la mujer, un evento deportivo que se celebra desde hace ya trece años y se ha convertido en el mas grande de Europa. Con este tipo de carreras se pretende concienciar a la sociedad de la importancia de la prevención, en este caso del cáncer de mama, así como promover los hábitos de vida saludables en la sociedad.

 

Mens sana in corpore sano: Haz ejercicio para cuidar tu salud

 

Apoyando este tipo de eventos estamos apoyando también la investigación y la lucha contra el cáncer. Por lo que hacer deporte no solo es bueno para nuestra salud sino que también ayuda a la de los demás.

No le des mas vueltas y haz tuyo el lema: Mens sana in corpore sano.

, , , ,

Newsletter No te pierdas ninguna novedad

    Echa un vistazo