Hay vida después de las vacaciones

  • Mente
cat-icon-on-post

Después de las vacaciones de verano nos enfrentamos de nuevo a la rutina y esto suele conllevar un sentimiento de hastío. El clásico síndrome postvacacional. Se puede enfocar el nuevo curso con optimismo y positividad, y para ello debemos explorar nuestro interior y dar con hábitos y proyectos nuevos que resulten motivadores e insertarlos en nuestro día a día.

Síndrome postvacacional y vuelta al cole son en realidad sinónimos. Todo depende de cómo nos lo tomemos. El final del verano siempre nos da una nueva oportunidad para volver a empezar, igual que el 1 de enero, pero ahora tenemos la suerte de regresar de vacaciones con las pilas cargadas. Debemos intentar conservar en la medida de lo posible los buenos hábitos que hemos tenido durante el verano y adaptarlos la rutina de los días laborables. Tras el verano no solo nosotros empezamos de nuevo, sino que el resto del mundo que nos rodea también: se estrenan temporadas de teatro, música, películas de cine, empiezan cursos de idiomas, danza o fotografía. La vida vuelve a la ciudad después de las vacaciones para recibirnos con los brazos abiertos.

Muchos piensan que es cosa del cambio climático, pero esa subida repentina de las temperaturas antes de que vuelvan a bajar hasta que de repente estamos en otoño se llama veranillo de San Miguel o veranillo del membrillo, y es un fenómeno atmosférico que sucede en todo el hemisferio norte. En Francia lo llaman l’été Indienne y en Alemania Altweibersommer. Aunque efímero, esto también es un motivo para encarar esta época con positividad, y tal vez aprovechar estos últimos días de calor con un “hasta pronto, querido verano”.

 

Nueva temporada, nuevos recursos

 

El fin de las vacaciones de verano y la llegada del otoño anuncia un cambio de temporada. Nuevas frutas, nuevas hortalizas poblarán los mercados, y nos dan la oportunidad de investigar recetas de cocina que no conocemos y descubrir nuevos sabores.

Prepárate para lo nuevo, grandes cosas están por venir. A continuación ofrecemos algunas ideas para hacer de esta nueva estación un época muy apetecible y gozar de nuestros sentidos y nuestra imaginación.

 

Saca el máximo partido a tu ciudad

 

Dedica el tiempo libre a caminar por tu ciudad, a observarla. Tal vez no te hayas dado cuenta de todas las posibilidades que ofrece tu barrio, parques en los que bajar a leer un buen libro o simplemente disfrutar del nuevo aire fresco que nos trae el otoño; esa nueva tienda de ultramarinos que vende exóticos productos que nos piden que los probemos, o un nuevo restaurante que no conocías… Tu barrio está lleno de oportunidades que esperan ser descubiertas por ti, un rincón especialmente bonito, un punto desde donde contemplar la puesta de sol… Pasea y descubre tu ciudad, miles de sorpresas te están esperando.

 

Explora nuevas posibilidades de ocio

 

La vuelta al trabajo supone que intentemos aprovechar nuestro tiempo de ocio al máximo. Es una buena idea pararse a pensar qué es lo que mas nos gusta hacer y cómo lo podemos insertar en nuestro día a día.

 

vida-despues-vacaciones

 

Adoptar nuevas aficiones nos ayuda a salir de nuestra zona de confort cultivando un ansia de conocimiento sana y enriquecedora en todos los sentidos.

 

La imaginación al poder

 

Cultivar la imaginación es clave en todo momento, para tener la mente al 100% y qué mejor que ayudarnos de la lectura para ello. Leer es hacer gimnasia mental y además es relajante. Hay cientos de libros para ser devorados que nos están esperando, que enriquecerán nuestros pensamientos y nos harán pasar un buen rato.

 

vida-despues-las-vacaciones

 

Escucha música

 

La música nos transporta a otros mundos, nos relaja y hasta nos alegra el camino al trabajo. Descubre nuevos estilos musicales que nunca te habías atrevido a escuchar. Sumérgete en la música clásica, no es tan aburrida como nos han hecho creer y ayuda a ordenar pensamientos y a alcanzar un estado de atención plena, puede ser que te hasta te apetezca hacerte un abono al auditorio para disfrutar de un buen concierto una vez a la semana.

Escuchar música en directo del estilo que sea siempre es un placer. Investiga los calendarios de actuaciones de las salas de música en vivo más próximas y podrás improvisar una agenda muy estimulante para la tarde-noche.

 

Redecora tu vida

 

Si volvemos a casa es recomendable que este espacio nos resulte lo más agradable posible. No se trata de hacer una gran inversión ni un cambio total, sino de aprovechar para trabajar en pequeños detalles que nos alegren el día a día: cambiar un muebles de sitio o darle una mano de pintura, un nuevo cuadro en la pared, una caja para organizar los vinilos o nuestra ropa, … ¡Hazlo tu mismo! Es una actividad que nos ayuda a concentrarnos y a relajarnos, además de proporcionarnos el pequeño orgullo de haber hecho algo bonito con nuestras manos.

Un cambio de ambiente, aunque sea pequeño, nos hará sentir mejor en casa y ayudará a que el hastío después de las vacaciones se haga mas llevadero ya que supone una pequeña variación en la rutina.

 

Retoma aficiones

 

Puede ser que antes de tus vacaciones dejases algún proyecto a medias o que tengas hábitos que de alguna manera han desaparecido de tu rutina. Es hora de hacer memoria, de mirar dentro de nosotros y retomarlos. Terminar proyectos que estaban sin acabar o volver a empezar con las aficiones que nos vimos obligados a abandonar añadirá una ilusión más.

 

Sueña

 

En todos los sentidos. Aprovecha bien el día para dormir mejor y estar descansado, así afrontarás los días con positividad y buen humor. Dormir bien y también soñar. Tal cual. Es gratis y nadie nos lo puede impedir. Dormido y despierto. Soñar nos ayuda a conocernos a nosotros mismos. Soñar despierto significa potenciar el uso de nuestra imaginación que podemos aprovechar tanto en nuestro tiempo libre como en el trabajo para encontrar soluciones creativas.

La nueva estación está llena de posibilidades para conocer y compartir. Afrontar el inicio del otoño como una nueva etapa llena de posibilidades nuevas y enriquecedoras es fácil y está en nuestra mano.

 

Imágenes | Unsplash |

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *