Moras, setas, espárragos, cardillo, criadillas… Así es salir al campo y volver con la compra hecha

  • Gastronomía
cat-icon-on-post

Uno de los placeres de dar un paseo por el campo es recolectar algunos de los frutos silvestres que crecen y que muchas veces pasan desapercibidos. A lo largo del año, tenemos la maduración de diferentes tipos de frutas y verduras que podemos coger libremente en determinadas áreas. Las épocas de otoño y primavera suelen ser las más propicias, ya que la llegada de las lluvias hace crecer estos frutos silvestres. Hablamos de moras, setas, espárragos, cardillo, criadillas… Y de dar un paseo por el campo y volver con la compra hecha.

Lo que si es importante es tener sentido común y sólo recoger aquello que vamos a consumir posteriormente, lavar todo lo recolectado muy bien antes de comérnoslo y no arriesgarnos si tenemos dudas con algún producto, especialmente con las setas, puesto que resulta fundamental conocer el tipo de hongo que cortamos. Si no estamos seguros, mejor que se quede en el campo.

Moras: dónde recogerlas y qué precauciones tomar

A finales de agosto y durante el mes de septiembre es la época más propicia para recolectar moras. Basta salir a dar un paseo por el campo para encontrarse zarzas repletas de ellas. Hay que tener precaución a la hora de recogerlas ya que el arbusto pincha, pero, más allá de esta circunstancia, no hay ningún problema. Cuando están en su punto óptimo de maduración, tienen un color púrpura oscuro, casi negro brillante.

Es una fruta muy saludable con un bajo aporte calórico y que contiene vitamina C, vitamina E y fibra, soluble e insoluble. Además, tiene una fuerte acción antioxidante, como otros frutos rojos que nos ayudan a combatir a los radicales libres. También poseen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que contribuyen a mejorar el sistema inmunológico. Podemos integrarlas en multitud de recetas o hacer una estupenda mermelada con las que recolectemos.

Las setas, las reinas del otoño

setas
Un poco más entrado el otoño y con las primeras lluvias comienzan a aparecer las setas. Hay zonas de gran tradición en su recogida, donde los más aficionados no pierden la oportunidad de salir al campo a buscarlas. Debido a la multitud de variedades que existen, es posible confundirse con especies que pueden ser tóxicas. Por ello, si no hemos salido nunca, es importante ir acompañado de un experto, o que al menos revise las setas que recogimos a la vuelta a casa.

También es algo que podemos cultivar nosotros en casa, que no necesita excesivos cuidados y para las que tampoco necesitamos grandes espacios. Respecto a las propiedades de este hongo, destacan por el aporte de proteínas de alto valor biológico, y porque poseen una importante proporción de sales minerales, entre las que podemos destacar el fósforo, hierro y potasio, siendo bajas en sodio. Entre sus propiedades más desconocidas está la estimulación de la actividad nerviosa y cerebral.

Espárragos, cardillo mejor para primavera

esparragos
En los meses de finales del invierno y ya entrada la primavera es el mejor momento para recoger espárragos silvestres. Las esparragueras crecen en orlas de bosque y zonas de matorral húmedas y umbrías, zarzales y márgenes de cursos de agua. Existen dos tipos: espárrago blanco y negro. El primero se puede recoger durante más tiempo, y el segundo sólo aparece en estos meses de primavera, sobre todo cuando se alternan días de lluvia y sol.

Hay que tener buen ojo a la hora de encontrarlos, ya que crecen cerca de la esparraguera, pero a veces es difícil distinguirlos, aunque el ojo experto rápidamente puede hacerse con un buen manojo. A la hora de cortarlos, es importante hacerlo por la base, cuanto más cerca del suelo mejor. Son muy tiernos y perfectos para preparar en tortilla o en un revuelto con ajetes tiernos. Entre los beneficios de su consumo están los efectos depuradores, al ser muy diuréticos y evitar la retención de líquidos.

El cardillo es otra verdura que también se recoge en esta época del año. Se corta por la base y luego es necesario limpiarlo, ya que por lo general lo que se consume son las pencas o nervios centrales. Para ello, es necesario coger la hoja por la base, siempre provistos de guantes puesto que pinchan, y tirar con fuerza para pelarlos. Después, se pueden preparar cocidos, acompañados de otras verduras, en tortillas o revueltos, donde, si son muy tiernos, no hace falta cocción previa.

Criadillas o patatas de tierra

Las criadillas también son un hongo que crece bajo el suelo, en terrenos áridos o semiáridos. Reciben el nombre de trufas del desierto y, aunque comparten alguna de sus características, culinariamente no tienen nada que ver con lo que estamos acostumbrados a utilizar en gastronomía. Las criadillas o turmas se consumen como un hongo y no tienen las propiedades aromáticas por las que destacan las trufas. Suelen crecer en primavera, aunque algunas variedades también asoman en otoño, provocando pequeñas grietas en el suelo bajo el que crecen.

Por lo que respecta a sus propiedades nutritivas, poseen un agradable sabor y contienen cantidades importantes de proteínas y muy elevadas de antioxidantes. A la hora de prepararlas en la mesa, se pueden encontrar multitud de recetas, tanto para tortillas y revueltos como para hacerlas guisadas como haríamos con una patata. Es importante lavarlas muy bien para que pierdan toda la tierra.

criadillas

Son muchas las frutas, verduras y hongos que podemos recoger de manera silvestre. Se trata de encontrar y descubrir verduras, hongos y frutas y sabores naturales que muchas veces hemos olvidado y tenemos al alcance de la mano. Eso sí, una última cosa que debe tenerse en cuenta es no recoger aquellas que están muy cerca de la carretera, especialmente si son muy transitadas. Por lo demás se trata, en muchas ocasiones, de aprovechar para salir al campo, coger una cesta de mimbre y volver con provisiones para enriquecer nuestro menú de la semana.

En Vive 0,0 | Las 19 mejores recetas con productos de temporada en otoño
Imágenes | PublicDomainPictures | David Álvarez López | jacinta lluch valero | DianaRuff | jacinta lluch valero

compartir en redes