Crossfit

Ufff… Así son las 13 pruebas más impresionantes de CrossFit

  • Cuerpo
cat-icon-on-post

Nos levantamos hoy con la noticia de que el estadounidense Mat Fraser y la Islandesa Katrin Davidsdottir han sido los campeones de los CrossFit Games 2016, una de las competiciones más duras y más completas a las que puede enfrentarse un atleta. Y es que estos chicos tienen que estar preparados para todo: correr, trepar, mover neumáticos gigantes, levantar pesas, nadar en aguas abiertas… Por eso a los ganadores de esta competición se les otorga el título de “el hombre y la mujer más en forma de la tierra” (fittest on earth, en inglés), ¡y no es para menos!. Si no habéis visto nunca una competición de CrossFit, preparaos para quedaros boquiabiertos, porque estas son las 13 pruebas más emocionantes y exigentes de la competición.

100 dominadas para homenajear a Murph


Una de las pruebas que se repiten en los CrossFit Games (en total son ocho pruebas para cada participante) es Murph, una rutina que recibe ese nombre para homenajear al teniente de los marines Michael Murphy, caído en Afganistán en 2005. En honor a él se realiza un entrenamiento en el que, entre otros ejercicios, los atletas deben hacer frente a 100 dominadas: un ejercicio en el que debemos subir a pulso el peso de nuestro cuerpo en una barra. Sin duda, uno de los ejercicios más duros que podemos hacer, y más aun cuando tenemos que completar un número tan alto.

Muscle up’s en la barra


Si las dominadas os habían parecido duras, atención a este otro ejercicio que las complica aun más. Para hacer un muscle up en la barra primero tenemos que hacer una dominada para después subir todo el peso de nuestro cuerpo sobre nuestros brazos, colocando las manos a la altura de las caderas. Una gran demostración de fuerza en la que luchamos contra nuestro propio peso corporal. En los CrossFit games de 2013 tuvieron que realizar esta prueba después de nadar en la piscina.

Flexiones haciendo el pino


Si habéis hecho alguna vez flexiones ya sabréis que son un ejercicio duro con el que ponemos a prueba la fuerza de nuestro tren superior. Ahora imaginad que tenéis que hacerlas mientras estáis boca abajo haciendo el pino: esa es una de las pruebas que demandan a los atletas de CrossFit. Mucho control corporal para evitar caerse y mucha fuerza en brazos y hombros para conseguir subir y bajar, ¡impresionante!

Mover un peso con un martillo: el anti-estrés definitivo


A veces cuando estamos muy estresados nos encantaría agarrar un martillo y arrasar con lo que tengamos por delante; los atletas de CrossFit lo hacen como parte de su entrenamiento. En este caso deben mover un pesadísimo bloque a martillazos desde tres posiciones diferentes. Quizás los primeros golpes son satisfactorios, pero intuimos que a partir del tercero comenzaríamos a desear que ese bloque pesara un poco menos…

Los temidos thrusters de Fran


Fran es uno de los entrenamientos más realizados (y más queridos) por los atletas de CrossFit. En total hay que realizar 45 repeticiones de thrusters (uno de los ejercicios más duros con una barra con discos en el que levantamos el peso con una sentadilla hasta llevarlo por encima de la cabeza) acompañados por las anteriormente citadas dominadas. Los thrusters son un ejercicio que aparece en muchos de los WOD’s (workout of the day o entrenamiento del día) de CrossFit, y siempre los veremos en las competiciones, tanto regionales como mundiales.

Trepar la cuerda


La trepa de cuerda o rope climb es otra de las pruebas clásicas del CrossFit. Su dureza depende de varios factores como la longitud de la misma, las veces que tengamos que hacerlo en un mismo entrenamiento y, sobre todo, si estamos autorizados para agarrarnos con las piernas mientras subimos, lo cual es una gran ventaja ya que podemos hacer más fuerza con las piernas y no tirar únicamente de los brazos y la espalda.

Caminar haciendo el pino


Si simplemente hacer el pino es ya de por sí bastante complicado, no podemos imaginar cómo será el hecho de tener que recorrer unos cuantos metros mientras estamos cabeza abajo. Un ejercicio que pone a prueba nuestro control corporal y sobre todo nuestra zona media, encargada de mantener el equilibrio de todo nuestro cuerpo. La concentración y la fuerza de nuestros brazos cobran una importancia especial en este impresionante ejercicio.

El tablero de escalada


Esta prueba fue el elemento sorpresa en los CrossFit Games de 2015 (los atletas no saben a qué pruebas se enfrentarán hasta muy poco antes de comenzar) y fue todo un reto para muchos de los CrossFitters presentes. Consiste en subir un tablón colocando unos palos en unas hendiduras, como si estuviéramos escalando, solo con la fuerza de nuestros brazos, sin ayudarnos de nuestras piernas. Todo un desafío, sobre todo las primeras veces que lo hacemos y hasta que damos co la técnica correcta.

Mover un enorme neumático de tractor


El entrenamiento funcional es el que nos permite adaptar los movimientos que hacemos en el gimnasio a nuestra vida diaria. ¿Recordáis el thruster del que hablábamos antes en el que primero hacíamos una sentadilla y luego levantábamos el peso? Pues para mover este enorme neumático de tractor tenemos que hacer lo mismo, solo que cambiamos la barra y los discos por esta tremenda rueda.

Llevar un “trineo” de un lado a otro


La mecánica es sencilla: colocamos todas las pesas que seamos capaces de mover en las cuatro esquinas de este peculiar “trineo” y empujamos con todas nuestras fuerzas para moverlo de un lado a otro. La clave está en adoptar una buena posición que nos permita transferir toda la fuerza de nuestras piernas a nuestro tren superior, y la clave para eso es un abdomen fuerte y activado que realice una buena conexión entre la mitad superior e inferior de nuestro cuerpo. ¡A empujar!

Trasladar el pig de un lado a otro de la pista


Después del neumático, el pig es otro de los grandes “enemigos” de los crossfitters en las competiciones. Estas grandes torres con pesas en su interior son difíciles de mover, ya que suelen tener una altura similar a la de los competidores y son poco manejables. Un buen truco es utilizar todo nuestro cuerpo, incluidas las rodillas donde podemos apoyar el peso del pig, para poder avanzar con él dándole vueltas.

Cargar con un balón medicinal


El balón medicinal es un elemento muy utilizado en las rutinas de CrossFit. Se trata de una pelota muy pesada que podemos lanzar al aire, lanzar contra el suelo o incluso solo cargar sobre la espalda. En este caso vemos a Rich Froning, cuatro veces campeón de los CrossFit Games, sufriendo al cargar con su balón medicinal, que tiene que recoger desde el suelo y pasar por encima de su hombro.

Y si quieres probarlo por ti mismo, anímate a una Spartan Race

Las Spartan Race son las carreras de obstáculos más famosas del mundo. Se realizan siempre en grandes espacios abiertos, como montes o montañas, y se exige a los corredores pasar un buen número de pruebas como las que hemos visto: desde el volteo de neumáticos hasta el transporte de grandes pesos, pasando por la trepa de muros o de cuerdas. En caso de no poder superar la prueba, se penaliza con 30 burpees, un ejercicio exigente que nos dejará exhaustos. Las Spartan Race se celebran en todo el mundo y tenemos tres distancias distintas para elegir: 5, 13 o 21 kilómetros, para que podamos iniciarnos en ellas o para los que buscan un punto más de aventura. ¿Te animas a participar?

 

Imágenes | iStock
Vídeo | Spartan Race

[Total:0    Promedio:0/5]

Comentarios

compartir en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.